TABLERO POLÍTICO

*Los que están, los que fueron, los que vienen

Muy extensas son las listas de aspirantes a cargos de elección popular con miras al proceso que se llevará a cabo el año que viene; que será una prueba de fuego en lo estatal para el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y en lo federal para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Hay municipios, sobre todo los más grandes, como Cuernavaca, Cuautla, Yautepec, Jiutepec, Temixco o Jojutla; donde los aspirantes a la presidencia municipal, las diputaciones locales y federales, así como regidurías y sindicaturas se cuentan por decenas.

A diferencia de hace algunos años cuando buscar un espacio de representación popular requería de una formación política mediana, o de haber desempeñado cargos en la administración pública con cierto éxito; la experiencia que tuvimos en las elecciones del 2018 y desde hace unos años nos han enseñado que cuadros sin ninguna experiencia arribaron a posiciones de cierto nivel, de ahí que ahora cualquier persona lo considera posible.

La “ola Morena” llevó a decenas de aprendices de políticos a legislaturas locales, federales, alcaldías -ahí está el caso Cuernavaca con Antonio Villalobos- y, aunque las experiencias han sido amargas con el desempeño de la mayoría de ellos, esto es desafortunado y los ciudadanos pagamos las consecuencias.

Por lo anterior se advierte que los morenistas podrían tener un descenso en la cosecha de posiciones políticas para cargos de elección, porque es casi seguro que habrá voto de castigo; no obstante, vienen haciendo hasta lo imposible por continuar colgados del presupuesto y son los primeros anotados ya sea para reelección o para brincarle a otro espacio.

Hay aquellos que ya tuvieron representaciones o cargos en el pasado y añoran el regreso; son los que sostienen que «vivir fuera del presupuesto es vivir en el error», y como les fue bastante bien aunque no hicieran nada por el pueblo pues quieren meterse en la pelea a como del lugar.

Como decíamos existen igualmente aquellos que nunca han formado parte de ninguno de los poderes o niveles de gobierno pero, a sabiendas de que es algo que a la mayoría le resuelve la vida económica, “pues vienen con todo”.

De los que ya están y van por más a nivel de ayuntamientos mencionaríamos a Alberto Sánchez de Xochitepec, Fernando Aguilar de Emiliano Zapata, Agustín Alonso de Yautepec y Francisco Sánchez Zavala de Yecapixtla; ellos ya lograron una reelección por diferentes partidos y quieren la segunda o saltar a una candidatura de diputación local o federal.

De los que llegaron en el 2018 la alcaldesa de Temixco, Jazmín Solano López, quiere repetir aunque no parece muy fácil porque su trabajo no ha sido bueno; Rafael Reyes Reyes de Jiutepec también parece ir por su reelección y puede ser que la tiene algo fácil a pesar de los actos penosos de corrupción se le han revelado recientemente; hasta Antonio Villalobos el alcalde de Cuernavaca, la capital del estado, busca permanecer en el cargo, a pesar de tantas críticas recibidas y cuestionamientos.

Y comentamos que muchos que en el pasado han desempeñado cargos públicos o administrativos desean volver; se menciona que el panista Adrián Rivera Pérez, quien perdiera la elección a gobernador frente a Graco Ramírez en el 2012 pretende ser candidato al gobierno de Cuernavaca; José Luis Urióstegui Salgado, ex procurador y  ex consejero jurídico va nuevamente como independiente por la comuna capitalina porque en la pasada se quedó atrás de Morena.

El ex legislador federal Matías Nazario Morales del mismo modo se está ya perfilado para contender por la misma posición a través de un partido de nueva creación, y Javier Bolaños Aguilar también ex diputado federal y local quiere nuevamente esa postulación por el PAN.

La priista Maricela Velázquez Sánchez, quien busco la presidencia municipal de Cuernavaca en el 2015, pudiera ir de nuevo por el tricolor, aunque igualmente la desea el empresario Juan Carlos Rivera Palau que estaría incursionando en el terreno político-electoral con el priismo.

Y bueno, es casi seguro que aparecerán en las boletas electorales diputados como José Casas González que a lo mejor ahora sí contiene por la alcaldía de Huitzilac, y Alejandra Flores que ha estado desarrollando trabajo con la gente en Cuernavaca con la esperanza de que le den la postulación.

En la contienda del 2018 llegaron demasiados improvisados, lo decíamos, y para el 2021 se requerirá por lo menos incluir cuadros con cierta experiencia para equilibrar las cosas, aunque la mayoría de las figuras que formaron parte de los tiempos de gloria del PRI y del PAN son ya «cartuchos quemados», habría dos o tres rescatables, que pudieran ser la diferencia.

Ahí está aún Juan Salgado Brito, ex candidato a gobernador en el 2000; Jorge Morales Barud que fue alcalde de Cuernavaca y cuenta con una interesante formación académica; ambos militantes del tricolor donde se formaron, pero que ahora podrían participar por cualquier plataforma electoral.

Es decir, son demasiados los que quieren, la gran mayoría no garantizan buen desempeño o siquiera regular, pero ahí están esperanzados en conseguir algo que para ellos es como sacarse la lotería porque lo primero que sí aprenden es cómo sacarle ventaja al presupuesto que se ejerce en toda clase de representaciones; sin embargo, usted será amigo elector quien decida y ojalá esta vez lo haga mejor.

FORMACIÓN Y CONOCIMIENTO

*Diferencia entre alcaldes

Los presidentes municipales en Morelos andan buscando, a costa de lo que sea, una vía de ingresos o cómo hacerse de más recursos económicos para sus arcas.

Presupuestalmente no hay dinero para responder a las demandas ciudadanas; el rezago en obras y hasta para el mantenimiento de servicios, es impresionante.

Sin embargo, y a pesar de que hay una guía; un reglamento mediante el cual los ediles deben conducirse, la absoluta mayoría por su falta de formación y la improvisación con la que llegaron, les impide hacer algo interesante por sus gobernados, a decir verdad lo único que dan es pena.

Y es precisamente la formación académica, política y la experiencia en cargos gubernamentales o de representación popular o de partido, lo que comienza a hacer la diferencia.

No acostumbramos aquí elogiar el desempeño de nadie cuando su propia responsabilidad de servidor público así lo exige, pero en medio del mediocre desempeño de casi todos los ediles, habrá que establecer las diferencias.

Después de haber transcurrido un año de su ejercicio al frente de los ayuntamientos, y por diversas acciones desarrolladas, diríamos que quien se perfila como el mejor presidente municipal de esta generación de servidores públicos es el de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes.

Y mire que heredó un ayuntamiento más que en quiebra, super endeudado como producto de un vergonzoso desempeño de su antecesor, Manuel Agüero Tovar.

Salvo la delincuencia, que en mucho es responsabilidad estatal y federal, «Rafa», como lo identifica la mayoría, lleva una administración sana y se ha deshecho de las deudas, por eso decimos que se perfila como el mejor.

Decíamos que la experiencia en éstos menesteres cuenta, y cuenta mucho, y como hay quienes son producto de la reelección; hay otros que tampoco están tan mal.

Haríamos mención de Fernando Aguilar Palma, edil de Emiliano Zapata; que lleva un segundo ejercicio de gobierno más o menos en calma. Erick Sánchez Zavala, en Yecapixtla, es otro que igual y colocaríamos después de Reyes Reyes o Alberto Sánchez Ortega, igualmente reelecto en Xochitepec.

Agustín Alonso Mendoza, alcalde de Yautepec, mantiene cierta gobernabilidad y orden, por lo que merece mención y quizás se nos escapen dos o tres más por ahí, pero el resto parecieran seguir dando palos de ciego.

Bueno, el de Jojutla, Juan Ángel Flores Bustamante ha hecho un gran trabajo, sobre todo porque le dejaron una ciudad en ruinas desde lo del sismo del 19 de septiembre del 2017 y ha sacado la casta con colaboradores en el cabildo interesantes.

De ellos, que hemos citado con mejor desempeño, igual y merecen continuidad en sus cargos o tal vez participar en otra candidatura a diputados locales o federales, porque vienen haciendo la diferencia.

De los demás mejor deberían sentarse en la justa electoral del 2021, porque están pasando de noche y no han dado el ancho. ¿No le parece?

DIFIERE FAMILIA DE ZAPATA POR ACUERDO

Mientras que ayer la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) difundieron que se llegó a un acuerdo con la familia del general Emiliano Zapata Salazar; para mantener el cuadro y retirar toda la propaganda que existe de la exposición “Zapata después de Zapata” con la pintura del caudillo feminizado, Jorge Zapata González nieto del revolucionario dijo no avalar esa decisión y que continuará con la demanda.

Conforme a la información difundida por la Secretaría de Cultura, incluso comentada brevemente por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia diaria, el cuadro de Fabián Cháirez se mantendrá en la exposición del Palacio de Bellas Artes, pero se colocará a un lado una cédula con la postura de rechazo de la familia de Emiliano Zapata.

Además, se comprometieron las autoridades de cultura a retirar todos los promocionales de la exposición en donde esté ese cuadro, y a difundir por todos los medios a su disposición, la dignidad y el homenaje al General Emiliano Zapata; incluyendo una cartilla itinerante sobre su figura .

En el comunicado se señala que después de un recorrido realizado el pasado 11 de diciembre por la exposición que está conformada por 141 obras de más de 60 artistas provenientes de 70 colecciones nacionales y extranjeras, la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero; la subsecretaria de Diversidad Cultural, Natalia Toledo; la directora del INBAL, Lucina Jiménez; el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix; el director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Felipe Ávila con parte de la familia Zapata se tomó el acuerdo.

Por parte de la familia acudieron Isaías Manuel René Manrique Zapata, Julieta Ana María Manrique Zapata, Lina Marta Graciela Manrique Zapata, Ulises Manrique Zapata, Luis Armando Manrique Zapata, Hilarión Salazar Flores, Alicia Zapata Fernández, Daniel Galeano Zapata, Hilario Salazar, Sen Moctezuma y Edgar Castro Zapata.

Sin embargo, el acuerdo fue desconocido por Jorge Zapata González, nieto del general, y quien afirmó que continuará con la demanda por la exhibición de la pintura La Revolución y el daño que ocasiona el pintor a un héroe nacional.

Un punto en el que coincidieron ambas partes de la familia Zapata fue en deslindarse de las manifestaciones encabezadas por la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y en el rechazo a las agresiones que sufrieron integrantes de la comunidad gay que defendieron la pintura.

AMENAZAN DESCENDIENTES DE ZAPATA BELLAS ARTES

Descendientes del general Emiliano Zapata Salazar amenazaron con formar un frente ciudadano y trasladarse a la Ciudad de México para protestar en Bellas Artes, luego de que se colocara en exhibición una pintura del Caudillo del sur, que agrede su imagen.

Jorge Zapata González, nieto del revolucionario, advirtió «o desmontan y destruyen la pintura en la que lo muestran como gay, o lo vamos a hacer nosotros, sólo que de paso quemaremos #Bellas Artes», afirmó molesto en la Plaza Emiliano Zapata frente al Palacio de Gobierno de Morelos.

En el cuadro, cuya exposición permanecería hasta inicios del 2020, aparece Zapata a caballo pero desnudo, y mostrando rasgos de homosexual.

«Esto es imperdonable, una burrada de un pintor desconocido que seguramente busca fama, pero como familiares de Emiliano y mexicanos no lo vamos a perdonar», sentenció.

En rueda de prensa ofrecida a medios de información y frente al altar de víctimas ubicado en uno de los accesos principales del palacio de gobierno, acompañado por otros familiares, Zapata González agregó que ya se elabora una demanda legal correspondiente contra el autor de la pintura y la encargada del Palacio de Bellas Artes, por denigrar a un ícono de la historia de México.

Y se preguntó, ¿por qué contra nuestro abuelo, y no de alguien más como Venustiano Carranza o Victoriano Huerta?

Dijo que hay quienes ya piden hacer algo más que protestas, algo más fuerte, y si no hacen caso a nuestra petición pues hay mucha gente enojada, que puede enardecer.

BUSCAN ARCHIVO HISTÓRICO DE ZAPATA

El ayuntamiento de Cuautla inició la búsqueda esta semana que concluye del histórico libro donde se registró el acta de defunción de Emiliano Zapata Salazar, documento que fue denunciado como extraviado por uno de sus bisnietos Edgar Zapata.

Las autoridades locales, a través de la Secretaría Municipal y la Regiduría de Protección del Patrimonio Cultural, informaron que con el apoyo de jóvenes de servicio social emprendieron la búsqueda minuciosa en el Archivo Histórico del municipio, ya que se asegura que el libro estaba catalogado en la entrega recepción que se registró en enero pasado.

El Archivo Histórico está compuesto por más de 15 cajas, por lo que un grupo de 10 jóvenes del servicio social que fue capacitado para esta labor inició la búsqueda para revisar, identificar y localizar el acta de defunción del líder revolucionario.

Ricardo Arizmendi Reynoso, secretario del Ayuntamiento, explicó que esta tarea servirá además para ordenar por categorías y temas el Archivo Histórico, y que pueda servir a la población o los historiadores, para conocer más sobre el legado histórico del municipio.

“Esperamos poder encontrar el libro original que contiene el acta de defunción de Emiliano Zapata, pero también he pedido a la ciudadanía que si saben del paradero irregular del documento lo reporten”, porque se trata de un documento de importancia para la nación. Tal vez alguien lo llevó a otro sitio para resguardo, estamos abiertos a que puedan presentarse y explicar la situación.

DESIGUAL DESEMPEÑO

Mediocres, regulares y aceptables

Como en cada trienio, el trabajo de los alcaldes en el estado muestra desigual desempeño. Los hay con un trabajo francamente inaceptable, unos ahí la llevan con tropiezos y muy pocos hacen la diferencia.

Lamentablemente, alcaldías con alta densidad poblacional como Cuernavaca, Temixco, Cuautla, hasta ahora, con nueve meses de gestión, aparecen con muy poco esfuerzo.

En lo que se refiere a la capital estatal, Antonio Villalobos Adán, no traía el nivel necesario; la formación, ni experiencia, como para gobernar a una ciudad de tal tamaño y necesidades. El cargo le llegó de refilón y camina sin rumbo ni proyecto, mientras la basura, la falta de agua, baches que parecen cráteres y nula obra pública, dan fe de una administración de fracaso.

Jazmín Solano López, presidenta municipal de Temixco, tampoco encuentra cómo revertir el enorme rezago en obra y servicios públicos y programas que reclaman sus «gobernados», y los niveles de inseguridad, igual que en Cuernavaca, la rebasan.

Cuautla, con Jesús Corona Damián, va por el mismo camino; trae un desgarriate interno y hacia afuera la situación se ve descompuesta. No encuentra solución a sus conflictos y anda enfrentado hasta con sus trabajadores y hay conflictos entre regidores y los funcionarios.

Con regular esfuerzo aparecen, entre otros, el edil de Jojutla, Juan Ángel Flores Bustamante, a quien vimos hace unos días encabezar un grupo de ediles del país para exponer los problemas que ocasionó el recorte del Ramo 23, que se supondría que serían canalizados por otra vía para los ayuntamientos.

Como dice el dicho a él le tocó «bailar con la más fea”, porque sus antecesores le dejaron un cochinero, el ex gobernador Graco Ramírez y su pandilla de ladrones se robaron casi todo el dinero que llegó para rescatar a cientos de familias afectadas por el terremoto del 19 de septiembre del 2017, y sigue buscando cómo ayudar. No hay mucho de dónde agarrarse, pero ahí la lleva.

Puente de Ixtla, Amacuzac, andan sumidos en el crimen; la propia maña gobierna de manera directa, ya imagina usted la situación.

Con mejor desempeño se observan a los ediles de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes; Fernando Aguilar Palma de Emiliano Zapata y Alberto Sánchez Ortega de Xochitepec, de acuerdo a sus propios gobernados.

Los dos últimos vienen de una reelección y traen experiencia, control de sus respectivos territorios, aunque en ambos municipios, la delincuencia organizada no tiene límites ni control; no se han sabido casos de alguna irregularidad mayor ahí.

En lo que toca a Jiutepec, Rafa Reyes, sí parece estar empeñado en borrar la negra etapa de uno de los ex alcaldes más corruptos que haya tenido el municipio. La inseguridad es sólo un factor de la herencia de su antecesor Manuel Agüero Tovar, quien por cierto con el apoyo de Graco, le robó el triunfo en el 2015. Pero con todo y eso, ya ha invertido en obras como para el agua potable, alumbrado o pavimentaciones; es de lo mejorcito que se ve a nivel de ayuntamientos y la población es quien puede confirmar estas apreciaciones.