TABLERO POLÍTICO

*Los que están, los que fueron, los que vienen

Muy extensas son las listas de aspirantes a cargos de elección popular con miras al proceso que se llevará a cabo el año que viene; que será una prueba de fuego en lo estatal para el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y en lo federal para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Hay municipios, sobre todo los más grandes, como Cuernavaca, Cuautla, Yautepec, Jiutepec, Temixco o Jojutla; donde los aspirantes a la presidencia municipal, las diputaciones locales y federales, así como regidurías y sindicaturas se cuentan por decenas.

A diferencia de hace algunos años cuando buscar un espacio de representación popular requería de una formación política mediana, o de haber desempeñado cargos en la administración pública con cierto éxito; la experiencia que tuvimos en las elecciones del 2018 y desde hace unos años nos han enseñado que cuadros sin ninguna experiencia arribaron a posiciones de cierto nivel, de ahí que ahora cualquier persona lo considera posible.

La “ola Morena” llevó a decenas de aprendices de políticos a legislaturas locales, federales, alcaldías -ahí está el caso Cuernavaca con Antonio Villalobos- y, aunque las experiencias han sido amargas con el desempeño de la mayoría de ellos, esto es desafortunado y los ciudadanos pagamos las consecuencias.

Por lo anterior se advierte que los morenistas podrían tener un descenso en la cosecha de posiciones políticas para cargos de elección, porque es casi seguro que habrá voto de castigo; no obstante, vienen haciendo hasta lo imposible por continuar colgados del presupuesto y son los primeros anotados ya sea para reelección o para brincarle a otro espacio.

Hay aquellos que ya tuvieron representaciones o cargos en el pasado y añoran el regreso; son los que sostienen que «vivir fuera del presupuesto es vivir en el error», y como les fue bastante bien aunque no hicieran nada por el pueblo pues quieren meterse en la pelea a como del lugar.

Como decíamos existen igualmente aquellos que nunca han formado parte de ninguno de los poderes o niveles de gobierno pero, a sabiendas de que es algo que a la mayoría le resuelve la vida económica, “pues vienen con todo”.

De los que ya están y van por más a nivel de ayuntamientos mencionaríamos a Alberto Sánchez de Xochitepec, Fernando Aguilar de Emiliano Zapata, Agustín Alonso de Yautepec y Francisco Sánchez Zavala de Yecapixtla; ellos ya lograron una reelección por diferentes partidos y quieren la segunda o saltar a una candidatura de diputación local o federal.

De los que llegaron en el 2018 la alcaldesa de Temixco, Jazmín Solano López, quiere repetir aunque no parece muy fácil porque su trabajo no ha sido bueno; Rafael Reyes Reyes de Jiutepec también parece ir por su reelección y puede ser que la tiene algo fácil a pesar de los actos penosos de corrupción se le han revelado recientemente; hasta Antonio Villalobos el alcalde de Cuernavaca, la capital del estado, busca permanecer en el cargo, a pesar de tantas críticas recibidas y cuestionamientos.

Y comentamos que muchos que en el pasado han desempeñado cargos públicos o administrativos desean volver; se menciona que el panista Adrián Rivera Pérez, quien perdiera la elección a gobernador frente a Graco Ramírez en el 2012 pretende ser candidato al gobierno de Cuernavaca; José Luis Urióstegui Salgado, ex procurador y  ex consejero jurídico va nuevamente como independiente por la comuna capitalina porque en la pasada se quedó atrás de Morena.

El ex legislador federal Matías Nazario Morales del mismo modo se está ya perfilado para contender por la misma posición a través de un partido de nueva creación, y Javier Bolaños Aguilar también ex diputado federal y local quiere nuevamente esa postulación por el PAN.

La priista Maricela Velázquez Sánchez, quien busco la presidencia municipal de Cuernavaca en el 2015, pudiera ir de nuevo por el tricolor, aunque igualmente la desea el empresario Juan Carlos Rivera Palau que estaría incursionando en el terreno político-electoral con el priismo.

Y bueno, es casi seguro que aparecerán en las boletas electorales diputados como José Casas González que a lo mejor ahora sí contiene por la alcaldía de Huitzilac, y Alejandra Flores que ha estado desarrollando trabajo con la gente en Cuernavaca con la esperanza de que le den la postulación.

En la contienda del 2018 llegaron demasiados improvisados, lo decíamos, y para el 2021 se requerirá por lo menos incluir cuadros con cierta experiencia para equilibrar las cosas, aunque la mayoría de las figuras que formaron parte de los tiempos de gloria del PRI y del PAN son ya «cartuchos quemados», habría dos o tres rescatables, que pudieran ser la diferencia.

Ahí está aún Juan Salgado Brito, ex candidato a gobernador en el 2000; Jorge Morales Barud que fue alcalde de Cuernavaca y cuenta con una interesante formación académica; ambos militantes del tricolor donde se formaron, pero que ahora podrían participar por cualquier plataforma electoral.

Es decir, son demasiados los que quieren, la gran mayoría no garantizan buen desempeño o siquiera regular, pero ahí están esperanzados en conseguir algo que para ellos es como sacarse la lotería porque lo primero que sí aprenden es cómo sacarle ventaja al presupuesto que se ejerce en toda clase de representaciones; sin embargo, usted será amigo elector quien decida y ojalá esta vez lo haga mejor.

¿Iragorri a Cuernavaca?

Mucho se ha insistido, y los hechos que se han venido confirmando en el entorno político estatal así lo demuestran, que hubo componendas entre el entonces senador Rabindranath Salazar, Graco Ramírez y su hijastro, Rodrigo Gayosso Cepeda; a fin de favorecer electoralmente al tabasqueño y su proyecto.

Sin embargo, ahora con todo lo que viene ocurriendo, parece que también la líder nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, entró en ese paquete.

Todo el desaseo que en materia electoral enfrentó Cuernavaca, de cuya coyuntura aún no sale, es producto de esos acuerdos indignos entre Rabín, la líder nacional y el tabasqueño; pues si usted lo analiza el tal Graco es el más beneficiado de la coyuntura desafortunada entre el gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo y la figura nacional partidista.

Ella visitó el estado en dos ocasiones después de los resultados del primero de julio pasado, para dar oxigeno a quien se dice presidente municipal electo de la capital estatal, Antonio Villalobos Adán, quien encabeza un grupo fuertemente identificado con Graco Ramírez.

En las horas recientes cobra fuerza la versión de que la reacción visceral de Yeidckol contra el Cuau se dio a partir de que se habría enterado de que en un nuevo encuentro con el presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador, Blanco Bravo habría logrado conseguir que fuera sustituido Villalobos Adán y que el próximo alcalde de Cuernavaca será el empresario automotriz, Raul Iragorri Montoya.

Es decir, que tanto Rabín como la presidenta nacional de Morena, venían inconformes porque se les había caído el negocio con la gubernatura, les quedaba un pastel menor, la capital, pero ahora, hasta eso les habría arrancado Blanco Bravo.

El agarrón no es menor, la lideresa acusó al aún alcalde de haber sobornado a diputados de su partido para pasarse al PES, pero ellos lo rechazan y sostienen que fue por otros motivos; la mayoría, por desencuentros con Rabín .

Si la teoría de que Iragorri va a la comuna se confirma, se entenderá que AMLO sabe ya de los sucios pactos de la dirigente y de Rabín con Graco y Gayosso y ha decidido darle la razón a Blanco.

Si eso resulta, el futuro de la ciudad podría cambiar para bien. El empresario no va por dinero, es un hombre maduro y con formación política administrativa. En contra parte, Villalobos tiene un pasado laboral escabroso y el sólo hecho de identificarse con Graco y Gayosso da fe de su calidad moral.

Nadia Luz imposibilitada para contender

La magistrada Nadia Luz Lara Chávez, quien anunció hace unas semanas que pretende participar como candidata por el Partido Verde Ecologísta de México (PVEM) a la gubernatura, no cuenta aún con licencia, debido a que tanto en el Congreso local como en el Impepac, y entre sus mismos compañeros no cuenta con el apoyo necesario.

Varios de los magistrados seguramente están cobrando factura por el movimiento y campaña que impulsó en contra de la actual presidenta Carmen Cuevas López, a quien para ganar notoriedad empezó a atacar por la inactividad en defensa de la autonomía del Poder Judicial, que después se convirtió en un cuestionamiento casi general en contra la conducción en general del Poder Judicial.

Por ello, esta mañana en una reunión de pleno, los magistrados señalaron en su mayoría que como primero solicitó su licencia al Poder Legislativo, ahora tendrá que someterse al principio de “primero en tiempo, primero en derecho”, en referencia a su petición para que los magistrados del pleno concedieran su separación temporal al cargo.

A menos de un mes de que se inicien las campañas para la contienda local por la Gubernatura de Morelos, ayuntamientos y diputaciones locales, la ex magistrada presidenta está imposibilitada de contender por el PVEM, tras la abstención de otorgarle su licencia para dejar el cargo por parte del Tribunal Superior de Justicia.

Se fundamentó también en su negativa a enviar la motivación para separarse del cargo, seguramente porque eso implicaría que de no ganar las elecciones pueda regresar a su cargo público, lo que sería muy cuestionado por la sociedad y sus compañeros.

Capella se promueve y en Morelos crece el miedo

Buscando “lavarse la cara” y promoverse ante los candidatos presidenciales de los distintos partidos políticos nacionales, Alberto Capella Ibarra, quien aún funge como Comisionado Estatal de Seguridad organiza el “Foro Nacional de Seguridad”, estratagema que busca desvirtuar la percepción de inseguridad y miedo que priva en Morelos, al tiempo de “venderse” como el gurú que México necesita.

Dicho foro se llevará a cabo los días 26 y 27 de este mes en el exclusivo hotel Presidente de la avenida Campos Elíseos de Polanco, en la Ciudad de México, para lo cual según Capella serán “destacados” empresarios los que habrán de financiar el evento.

O sea que serán Francisco Bernot, de Las Mañanitas; Víctor Sánchez, de Jardines de México; Armando Haddad, de Averanda, entre otros los que supuestamente habrán de contribuir para la realización del foro; es decir, que según Capella, no habrá de por medio recursos públicos que debieran destinarse para la seguridad de los morelenses. De ser así, debiera acreditar cada empresario el monto aportado para sustentar el dicho del responsable de la Policia Morelos, de otra forma es difícil creer que no esté utilizando recursos del erario estatal e incluso federal para andarse auto promoviendo como el estratega policial que no es.

La percepción de inseguridad y temor en el estado es cada vez más creciente, toda vez que ni el Mando Único ni la denominada policía de Morelos han logrado acreditar resultados eficaces que se traduzcan en tranquilidad social, pese a que se han destinado cantidades impresionantes para la dependencia cuyo titular es el tijuanense.

Por otra parte la bonanza económica del jefe policiaco es a todas luces equiparable a la que su homólogo Arturo Bermúdez Zurita, secretario de seguridad en Veracruz, logró ilícitamente con Javier Duarte. Y aunque ha sido sumamente cuidadoso y todos quienes trabajan para él tienen miedo a delatar todas las tropelías que se han realizado al interior de la dependía, ha trascendido que son varias las propiedades que ahora tiene este “servidor público,” entre ellas destaca una que tiene en el exclusivo fraccionamiento del norte de Cuernavaca llamado La herradura, en donde pareciera ser tiene todo un búnker, suntuoso y ostentoso.

Evidentemente la intención de Capella es placearse ante los presidenciables y ostentarse como el idóneo para resolver el tema de seguridad en el país, por risible que parezca. Para ello echó mano de 30 especialistas en el tema que participarán como ponentes e incluso logró que el Comisionado nacional, Renato Sales, inaugure el acto.

La pregunta sería: ¿La situación de inseguridad y miedo que se vive en Morelos está como para que su titular ande haciendo eventos en la Ciudad de México, disponiendo de recursos financieros y humanos del gobierno del estado, mientras a diario hay ejecuciones, extorsiones, asaltos y demás delitos de alto impacto en Morelos? Usted tiene la última palabra estimado lector.

Tlaltizapán, historia de saqueos

Uno de los municipios más desaseados en su manejo administrativo y en donde se presumen múltiples actos de corrupción por parte del alcalde David Salazar Guerrero, es Tlaltizapán.

Como parte de esta historia de corruptelas que hemos denunciado en este ayuntamiento, hoy presentamos el documento de la cuenta pública que la administración de David Salazar Guerrero entregó a la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización donde se gastaron casi 11 millones de pesos por concepto de aguinaldo 2016, aunque este dinero jamás llegó a los trabajadores.

Sólo recibieron esta prestación los elementos de seguridad pública y quienes laboran en el DIF municipal que preside de manera “honorífica” Araceli Salazar Guerrero, hermana del presidente municipal y actual candidata del PRI a la diputación local por el distrito 10, quien por cierto será objeto de una próxima entrega referente a estos cínicos saqueos por parte de la familia Salazar Guerrero del municipio del que se creen dueños.

La población de Tlaltizapán y los trabajadores del Ayuntamiento están desesperados y hartos ante los evidentes actos de corrupción por parte del presidente municipal. Son varias las voces en el sentido que el edil “compró” la candidatura de su hermana, en aras de buscar darle fuero y con ello blindaje ante posibles denuncias que pudieran surgir por malos manejos del erario municipal, pues ha sido al DIF donde se han canalizado varios millones de pesos en total opacidad y discrecionalidad.

No ha bastado con el saqueo realizado a través de obras con costos inflados, con proyectos productivos no entregados, entre otros, sino ahora están malversando lo más sagrado que existe para un trabajador que es su salario y sus prestaciones y estos no pueden decir nada por temor a represalias y a ser despedidos por exigir algo a lo que tienen derecho.

Desde el pasado mes de enero, todos los trabajadores tuvieron una disminución del 50% de su salario con el pretexto de que no había dinero y ahora en pleno proceso electoral es evidente a dónde se están destinando estos recursos que les están descontando a los trabajadores y con los que pretenden seguir en el poder, ahora desde el Congreso del Estado, para seguir enriqueciéndose a costa de la estafa, del engaño y como tal, del robo.

¿Quién ideó y cuánto costó el Plan de Reconstrucción Jojutla?

Esta semana que termina el gobierno del estado junto con un representante del gobierno federal anunciaron con “bombo y platillo” el Plan de Reconstrucción Jojutla que comprenderá presuntamente obras en 11 lugares públicos del municipio más golpeado por el sismo del 19 de septiembre pasado, cuya inversión será de 200 millones de pesos.

David Penchyna, director de Infonavit, fue el funcionario federal encargado de hacer el anuncio y explicar que los recursos provienen de un fondo creado por la institución, los trabajadores y el sector patronal, que han creado la Fundación Hogares.

Todo suena bien porque la intención es dar una nueva cara a ese municipio que funge como centro comercial de la región sur de Morelos, donde más de 2,000 inmuebles resultaron dañados; pero ya la Revista Proceso a través de Jaime Luis Brito puso a discusión un punto importante a destacar: ¿quién o quiénes determinaron que esos 11 proyectos son los que requiere la población?, y más allá cuáles serán los despachos de arquitectos que lo decidan.

Cuestionan también algunos habitantes locales que a final de cuentas ni el gobierno federal ni el estatal debieran “pararse el cuello o hacer caravana con sombrero ajeno”, porque se trata de dinero proveniente de los trabajadores y tal vez una parte de los empresarios que hacen sus aportaciones, porque en el Consejo de

Administración de la Fundación Hogares vemos que destacan nombres como el de Héctor Larios, otrora dirigente del Consejo Coordinador Empresarial.

Yo establecería un cuestionamiento más, está bien reconstruir la fachada pública de una ciudad tan lastimada y de paso hacer obras básicas para el drenaje que ya estaban completamente deteriorado, pero ¿qué pasa con las viviendas?

A seis meses del siniestro la mayoría de las casas dañadas no han terminado siquiera de levantar los escombros, y ni qué se diga de empezar la reconstrucción; son muy pocos casos en los que los vecinos han logrado -la mayoría- más con recursos propios empezar a levantar de nuevo sus hogares.

Así afrontaron uno de los inviernos más fríos que se ha tenido en esta zona calurosa por naturaleza, y en casas de campaña, casas hechizas y enlonados están recibiendo los primeros valores que se prevé serán inclementes, como ya de por sí han vivido en los últimos años con veranos de hasta 38 grados centígrados en la sombra.

¿Qué pasó con el anunciado Fondo Unidos por Morelos y los recursos asignados por la Federación que arrancaría con 300 millones de pesos?, incluso se dijo que su capital crecería con el dinero del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) que la Federación destina a los municipios.

¿Dónde está el dinero del FONDEN, que como en muchos estados dañados no ha llegado de la manera prometida, ni siquiera con lo poco que se les asignaría a las casas colapsadas y dañadas? ¿Hasta cuándo veremos realmente que se apoye a aquellos que lo perdieron casi todo, el esfuerzo de toda su vida?

Nuevo fiscal notario, más notario que fiscal

Pareciera que el poco conocimiento de la materia penal y su ignorancia en el nuevo modelo acusatorio adversarial, fueron los criterios que prevalecieron en el Congreso local para la elección del nuevo Fiscal General del estado, Uriel Carmona Gándara.

Por la vía rápida, sin consensos y como integrante de una terna que llevó como relleno al otrora fiscal Javier Pérez Durón y al fiscal anticorrupción Juan Salazar Nuñez, ambos considerados como meras marionetas del gobernador Graco Ramírez y su hijo Rodrigo Gayoso, surge la propuesta de Uriel Carmona.

En efecto el nuevo Fiscal proviene de una reconocida familia de abogados, pero especialistas en el derecho notarial; de hecho, el ahora fiscal se desempeñaba hasta antes de su designación como notario público número 6.

De la presunta autonomía que tendrá el nuevo fiscal general, de sus conocimientos plenos para el óptimo desempeño como ministerio público del estado y de la entereza que acredite en su desempeño para dar trámite a las múltiples denuncias que habrán de proliferar en contra de la familia en el poder, pronto tendrá que dar muestras para aspirar a la credibilidad y reconocimiento de méritos y cualidades.

El hecho que los otros dos integrantes de la terna no obtuvieran un solo voto y Carmona Gándara recibiera 22, habla de una cosa, o bien no había mejor opción para votar que el notario, o bien hubo línea para sacar del escenario a Pérez Durón, justo antes de que las cosas se compliquen por la transición que se avecina.

El nuevo fiscal tendrá una vigencia para su desempeño de 9 años, por lo cual será quien le toque integrar los procedimientos legales contra los múltiples actos de corrupción de Graco Ramirez y su familia. Será quien lo llame a cuentas, o simplemente no.

Flaca la caballada

Como dijera aquel viejo priista líder de la Confederación de Trabajadores de México, (CTM), Fidel Velázquez Sánchez, rumbo a las elecciones del próximo primero de julio, «la caballada está muy flaca”.

Haciendo una revisión de todos los partidos y con base en quienes se vienen apuntando para participar en los diversos cargos de elección en disputa, son muy pocos los que tienen perfiles de ganadores, aunque su consuelo es que en todas las trincheras pasa lo mismo.

De arriba hacia abajo, pues más por su fama que por su capacidad en materia política y administrativa, el alcalde capitalino, Cuauhtémoc Blanco Bravo, sigue metiéndole miedo a sus posibles adversarios por la gubernatura de Morelos. Iría en la alianza Morena-PES-PT.

Al mismo cargo, con cierta rentabilidad aparece el ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, lástima que estaría contendiendo por un partido muy pequeño como el Humanista.

Un poco más abajo, en lo que se refiere a senadores o diputados federales, todavía no hay definiciones claras, pero francamente tampoco vemos gran cosa. En el PRI pudo haber sido candidata al senado la diputada federal Rosalina Mazari Espín con muchas posibilidades de ganar; sin embargo no le interesó tal posición toda vez que pareciera que ese instituto viene jugando a perder.

Está mandando puro cartucho quemado.

Respecto a las alcaldías, sólo en Cuernavaca aparecen figuras con capital social y experiencia; el panista Javier Bolaños Aguilar y el independiente José Luis Urióstegui Salgado. En Jiutepec, Morena lleva un buen prospecto y auguramos que ganará: Rafael Reyes Reyes.

En lo relativo a las legislaturas locales, vemos únicamente a uno y es también de Morena: José Casas González, va por el tercer distrito y seguramente ganará. Fuera de esos, todos van a una aventura de riesgo; no garantizan nada.

Meade, Meade Jr y Gayoso

Por lo menos a nivel de operación política, parece que el partido en el poder y su precandidato, Rodrigo Gayoso Cepeda, lograron redondear el círculo con la inminente nominación del ahora ex delegado de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Jorge Meade Ocaranza, como contendiente al gobierno por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En su cuartel sostienen que es priista de hueso colorado y que su aparente cercanía con el gobernador Graco Ramírez obedeció a un trabajo institucional mientras estuvo en esa dependencia, pero aunque así fuera, estamos casi seguros que incluso su discurso en campaña será complaciente y escasamente incisivo, que es a lo que también le venía apostando el gobernador saliente.

Los vínculos entre Meade Ocaranza y su hijo Jorge Meade González con Graco Ramírez y Rodrigo Gayoso han sido notorios y evidentes. En el 2015 el hijo del entonces delegado de la Sedesol en Morelos renunció al PRI para integrarse al PRD y ser designado coordinador general de la campaña del otrora candidato a alcalde capitalino del PRD, Jorge Messeguer Guillén.

Posteriormente y tras quedar en el cuarto lugar de la elección del 2015, Meade Jr fue designado subsecretario de gobierno de la administración de Graco Ramírez.

Otro vínculo más entre Meade Jr y Rodrigo Gayoso se evidencia luego de que los constructores a cargo de las diversas obras que se han realizado en el centro histórico de Cuernavaca, contratados por el gobierno del estado, son amigos cercanos a Meade Jr, para lo cual los propuso ante Gayoso Cepeda. Grupo Retrat propiedad de Ángel Anuar Atala, es de las constructoras propuestas por Meade Jr. ante Gayoso, que han sido ampliamente beneficiadas por el hijastro del gobernador.

O sea, que con Meade Ocaranza el gobernador Graco Ramírez tiene garantizada la impunidad a la que tanto aspira pues nunca exigirá claridad y explicación alguna sobre una serie de hechos que llevan a considerarse acciones de corrupción durante la administración, mucho menos sancionaría los múltiples actos de corrupción de Graco Ramírez.

Con ese solo hecho seguirá durmiendo tranquilo, porque es algo que le provocaba desvelos.

Y en el mismo tenor se manejará el aspirante del Partido Acción Nacional (PAN), Víctor Manuel Caballero Solano y entonces la crítica vendrá únicamente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), donde por cierto, todavía el alcalde Cuauhtémoc Blanco no está seguro de ser el bueno.

Y claro, seguramente que el ex rector universitario, Alejandro Vera Jiménez, virtual abanderado del Partido Humanista, buscará cobrarle algunas ofensas a Graco, igual que Fidel Demédicis si es que alcanza la candidatura independiente.

Y es que una de las estrategias de palacio, con la candidatura de Gayoso, era precisamente bajar el nivel de crítica y señalamiento al gobierno, siendo parte de la campaña electoral y ya si de paso podían prolongar el mandato otros seis años era ganancia extra.

Sienten que las cosas se les acomodan y van con todo abriendo camino. Lo que en torno a la precampaña perredista se menciona, es que vienen ya haciendo convenios con taxistas para el acarreo de votantes por un pago de entre mil 500 y dos mil pesos.

Asimismo, amenazando con retirarle la beca salario a quienes cuentan con ese apoyo si no votan por ellos; lo mismo va para el programa de madres solteras y mujeres empresarias. Pero en esencia y viendo como quedaron las cosas, van todos en contra de Morena y el PES, porque el PT está ahí, no para apoyar, sino también para hacer daño.

¿Cómo prepara fraude el PRD?

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) inició toda una estrategia desde hace meses, con el propósito de mantenerse en la gubernatura por 6 años más, sólo que ahora haciendo gobernador al hijastro del Graco Ramírez, Rodrigo Gayosso Cepeda.

Desde hace tiempo contrataron el despacho de Gisela Rubach, una firma alemana que desarrolla trabajos y brinda asesoría calificada en materia electoral. En un primer contrato y siendo aún líder estatal del partido, Gayosso Cepeda firmó un contrato por 825 mil dólares.

Hablamos de más de medio año atrás, porque desde entonces ya venían preparando el camino para robar la elección, sabiendo que las tendencias no les favorecían. Cabe recordar que ese despacho presenta como antecedentes, el haber ganado más de 300 campañas electorales en América Latina, de ahí que esté entre los cuatro mejor cotizados en el país, por lo que sus cobros son en dólares.

De acuerdo a información proporcionada por uno de los cercanos a Gayosso, por sugerencia del consorcio, se viene trabajando fundamentalmente en tres ejes: el primero consiste en buscar la pulverización del voto a fin de poder ganar cada espacio, con un menor número de electores.

Segundo: un trabajo orientado a la conquista de jóvenes, que para efecto de facilitar las cosas dividieron en X-Z y Millennials, aunque en el caso de los primeros, francamente no les interesan, van realmente por los segundos que  nacieron del dos mil hacia atrás y por los últimos, del dos mil hacia ahora.

La «sugerencia» es la compra de voluntades del mayor número posible de ellos, y una tercera acción consiste en «invertir” el dinero que sea necesario para comprar los votos que se requieran a fin de «ganar» la gubernatura.

La maquinaria ya trabaja  aceleradamente en dicha estrategia. Es decir, si no la obtienen por la buena será por la mala, la impunidad a la que aspira Graco Ramírez, a través de su hijastro Rodrigo Gayosso, buscará obtenerla a cualquier costo.