PIDEN OBSERVADORES DE DERECHOS HUMANOS

El movimiento opositor al Proyecto Integral Morelos (PIM) que contempla la termoeléctrica de la comunidad de Huexca en los límites de los municipios de Cuautla, Ciudad Ayala y Yecapixtla; solicitó la presencia de observadores de derechos humanos para impedir que les sea arrebatado su derecho a defender el agua del río Cuautla, que les fue otorgada en concesión presidencial desde hace más de 90 años.

Los inconformes, quienes mantenían un plantón en las obras de construcción de un acueducto desde hace más de un año, denunciaron que sí hay amparos vigentes que los defienden de la continuación de las obras que se pretenden reactivar, además de que la autoridad ha evitado el diálogo con la mayoría de las comunidades y núcleos ejidales inconformes, y sólo ha pretendido que unos cuantos representantes firmen un convenio sin tener la representación legal de la totalidad o la mayoría de los ejidatarios y pobladores.

Demandaron que tanto el gobierno federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como el estatal de Cuauhtémoc Blanco pongan atención a sus demandas, ya que de acuerdo con las exposiciones tanto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como de las autoridades municipales, el agua que se usará para operar la termoeléctrica le pertenece a los ejidatarios; aún sea proveniente de la planta de tratamiento del municipio de Cuautla porque pertenece al regreso del río del mismo nombre.

“Queremos solicitar su presencia como observadores de derechos humanos ante la represión hacia nosotros como ejidatarios y ciudadanos en defensa del agua, por el desmantelamiento del plantón zapatista de San Pedro Apatlaco ubicado en los márgenes del río entre los límites del territorio de Cuautla y Apatlaco, porque vinieron a las 2:15 am y con toda arbitrariedad e ilegalidad actuaron sin mediar el diálogo”, expusieron.

Enviaron alrededor de mil soldados y elementos de la Policía Estatal Morelos para confrontarnos con armas y desalojarnos del plantón, cuando nuestro único diálogo con ellos ha sido la palabra y la defensa por la vía legal.