AÚN HAY FOCOS ROJOS PERO…

*¿En decrecimiento la violencia?

Los efectos y consecuencias de la delincuencia en todas sus modalidades, particularmente la de grupos organizados, se siguen lamentando en diversas partes de la República; sin embargo, sí es posible advertir que hay una progresiva recuperación de la calma, que comparada con lo que vivimos hace unos tres años, muestra cierto descenso.

Durante los dos últimos años de la administración de Enrique Peña Nieto en la presidencia de la República, la nación casi entera parecía estar bajo fuego cruzado, y estados como Guerrero, Michoacán, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León o Quintana Roo estaban bajo un «estado de sitio».

A diario había matazones y enfrentamientos entre grupos adversarios o con las corporaciones policiacas, con decenas de muertos y bloqueos de carreteras o autopistas; que impedían el libre acceso a ciertas regiones de México.

Bueno, todavía en actual presidente Andrés Manuel López Obrador debió encarar por buen rato ese clima de inestabilidad y dominio de los delincuentes en muchos pueblos y ciudades a lo largo de la República Mexicana.

En éste momento, ya sea por acuerdos de la autoridad con las mafias o por acciones de trabajo de los cuerpos de seguridad y defensa como el Ejército, la Guardia Nacional, la Marina o la Policía Federal; el escenario se antoja menos grave.

Se dan sucesos muy alarmantes como lo ocurrido el primero de septiembre en Cuernavaca, donde en la colonia Antonio Barona fueron acribilladas ocho personas y heridas muchas más, pero fuera de tales acontecimientos inaceptables, el entorno aún en Morelos es otro.

Aquí le referimos hace ya algunos meses, sería algo así como finales del año pasado, que nos tocó acudir a una conferencia que en el Jardín Borda, ofreció un académico y legislador federal panista; por la procedencia ideológica del ponente sí nos pareció interesante lo que respecto a la inseguridad en el país señaló.

Entre otras cosas se refirió al Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del gobierno Federal; Alfonso Durazo Montaño, como un hombre muy bien formado en las tareas de su competencia, con adiestramiento en países como Israel; es decir un tipo con mucha capacidad para desarrollar un buen trabajo.

Viniendo de alguien del PAN llamó la atención, y agregaría que de acuerdo con los proyectos que en materia de seguridad y delincuencia que traía, hacia el 2021 tendría prácticamente pacificado al territorio nacional ese personaje; ese fue su pronóstico en aquel entonces, reiteramos que hará unos ocho meses o un poco más.

De ahí que su posición parezca tomar cierta relevancia en éste momento porque a pesar de los inconvenientes que existen, por lo menos a nivel de la mayoría de las entidades, la situación no es la misma de hace unos meses y; no obstante acontecimientos graves que se siguen dando, en lo general son de menor tamaño de lo que veníamos enfrentando unos años atrás.

Ojalá esas predicciones tuvieran algo de cierto, y la intensidad de los hechos de violencia sigan a la baja; ya merecemos vivir más en calma, han sido muchos años de sangre y muerte particularmente de jóvenes. Si la federación lograra desmantelar el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que por el momento parece ser el más extendido y fuerte hoy día en todo el territorio nacional, estaría casi apagando el fuego. Pero hay que esperar para evaluar esto.

CASO BARONA

*Dolorosa realidad, pero…

La presencia en el estado de grupos del crimen organizado continúa cobrando víctimas, lo ocurrido éste primero de septiembre por la noche en la colonia Antonio Barona; en cuyos hechos habrían muerto hasta ahora ocho personas, prácticamente todos jóvenes, muestra el grado de violencia con que se conducen en éstos tiempos los delincuentes.

Ya sabe usted que se velaba a un menor de edad que había fallecido horas antes producto de un accidente vial en moto en el Paso Exprés; cuando arribaron al lugar donde se realizaba la velación al menos dos vehículos con hombres armados hasta los dientes, que dispararon en promedio 60 proyectiles que causaron la muerte de los jóvenes referidos así como unos 15 heridos más.

La pérdida de la vida de cualquier ser humano es lamentable, no hay ninguna razón como para lastimar a alguien de esa manera y menos con tanta saña; pero la verdad es que aquellos que deciden ir por el camino fácil para poder vivir en medio de la comodidad, los lujos y los bienes en abundancia sin tener que trabajar de forma honesta, saben a lo que le tiran.

Lo decimos porque a DAD han llegado algunos datos que dan fe de como familiares del menor accidentado se dedicaban a acciones relacionadas con delitos contra la salud; pero desde hace años, por lo menos de unos 10 años a la fecha.

Además, un vecino del domicilio donde ocurrió esta masacre da testimonio de que su hija coincidió en la secundaria con otra joven de la familia agredida y la historia que contaba la adolescente era en el sentido de que vivía con una tía porque su padre y su madre estaban presos por distribución y venta de drogas en esa colonia.

Y sí, lo menos que indica el contacto es que cualquier ciudadano de la zona conoce los antecedentes de esas familias; porque además como la mayoría de quienes se dedican a tales cosas tan terribles son poco cuidadosos y, por el contrario, les encanta presumir lo que tienen y cómo viven.

Son gente que cuenta con propiedades de mucho valor, portan vehículos de lujo y presumen de darse la gran vida; sin que tengan un trabajo honesto remunerado producto de la formación profesional o del esfuerzo de un trabajo digno, algo así.

Qué lástima que continuemos inmersos en un ambiente de inseguridad y delincuencia que entró en una fase de intensidad incesante y creciente a partir de aquel 2009; cuando fuerzas federales ultimaron al cabecilla del cártel de los Beltrán, Arturo Beltrán Leyva.

Desde entonces, el nivel de violencia que manejan los grupos delictivos ha llegado a los extremos, con anterioridad los cárteles delincuenciales al menos se conducían con cierta civilidad, si se le puede llamar así; eran menos violentos y hasta contaban con un código de ética cuyo principal contenido era no meterse con inocentes, su familia, madres, hijos, etc.

Hoy día parece que ya no hay nada de eso y se matan en cualquier esquina y a cualquier hora, entre las células contrarias se matan entre sí o buscan hacer daño asesinando a sus novias, esposas, madres e hijos y los resultados los estamos viendo.

Por eso insistimos en que quien se meta en esos negocios lo más seguro es que viva muy poco tiempo, como dice la canción, lamentablemente casi todos son muchachos muy jóvenes de entre los 15 y 30 años que son los que están muriendo porque son tomados como “carne de cañón” para cometer los actos más atroces o para venganzas.

Pero reitero, por los testimonios de contactos en esa zona, la familia y allegados se dedicaban a cosas ilegales desde hace años, no es cosa de un tiempo corto a la fecha, y las consecuencias ahí están. Muy lamentable, porque insistimos, seguramente habrá quien no lo sabía e independientemente de todo son seres humanos.

LA SOCIEDAD LO INTUÍA PERO…


*Confirmando sospechas

Durante su visita a la capital del estado y en la conferencia Mañanera, ésta vez efectuada en Cuernavaca, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador abordó diversos temas como ya es costumbre; y confirmó sospechas y verdades populares en algunas áreas sobre la seguridad, la delincuencia, la corrupción y las próximas elecciones.

El país y muy en particular Morelos, perdimos la relativa tranquilidad que se vivía a partir del asesinato, en un conocido fraccionamiento de lujo en ésta ciudad, de Arturo Beltrán Leyva en el 2009. A partir de ahí, la batalla entre grupos criminales se recrudeció, y nos llevó a once años en medio del fuego cruzado entre bandas y organizaciones delictivas, con ejecuciones al por mayor.

Pero lo trascendente de los comentarios de AMLO -al respecto- fue en el sentido de que, como se sospechaba, la injerencia de los Estados Unidos en la vida pública de nuestro país era algo avalado desde el Palacio Nacional como lo hemos visto en las recientes revelaciones de casos contra narcotraficantes, y ni siquiera se guardaban las formas porque figuras gubernamentales de aquella nación se atrevían a opinar sobre asuntos privativos de México, así ocurrió en aquel entonces diría el tabasqueño.

Otro punto que sólo confirma lo que pensamos como víctimas del crimen es que también en la venta de armas de fuego a los cárteles mexicanos los gobiernos, de México y del vecino país lo sabían perfectamente, y era parte de las corruptelas y componendas de nuestras autoridades en contra de un pueblo que no acaba de entender el porqué de éstas actitudes de quienes se supone debieron velar por nuestra seguridad.

Claro, desde la presidencia se debe contar con toda clase de pruebas y evidencias sobre el contrabando de armas que se daba en la frontera norte; sin embargo, era algo que necesariamente requería del aval de los dos gobiernos. Todos sabemos el nivel de tecnología que usa el país del norte para detectar cualquier cosa en los límites territoriales, sobre todo en lo que se refiere al flujo de indocumentados hacia su territorio.

Era infantil pensar que no se daban cuenta del trasiego de armas que se daba entre pequeñas fábrica de esos artefactos y los grupos delincuenciales de este lado, pero hacía falta que, vía López Obrador, se hablara sobre el tema.

Como ha pasado casi siempre en las conferencias del mandatario, no faltó el asunto de la corrupción, de las reformas que se han hecho en rubros como el sector energético; para facilitar la intervención de capitales extranjeros en aspectos que antes eran privativos de la nación, caso particular la energía, y reveló que seguirá haciendo ajustes en el aparato burocrático porque se crearon organismos e instancias que son «elefantes blancos» y sólo consumen miles de millones de pesos del presupuesto.

Faltaba más, recordó que los recursos públicos casi se agotaban en la abultada burocracia con salarios de personajes de hasta 700 mil pesos al mes, y lo poco que sobraba de los presupuestos fuera de los sueldos simplemente se lo robaban, por eso la necesidad de adelgazar las nóminas.

Y a lo que también le concedió argumentos interesantes, fue al aspecto electoral, a propósito de actividades que realizará el primero de julio con motivo de su triunfo en la candidatura presidencial.

Igualmente, hizo señalamientos que para la mayoría del pueblo mexicano son verdades públicas, como aquello del fraude en la competencia electoral del 2006; con la «victoria» concedida a Felipe Calderón y la intervención directa del entonces presidente Vicente Fox, a favor del aspirante panista, y también la de muchos gobernadores que abonaron a fin de despojar a AMLO de lo que considera fue su primer triunfo.

Al respecto, agregó algo que ojalá se diera; que le gustaría que algunos de los personajes que, por iniciativa propia o por instrucciones de algún superior, se prestaron para ayudar en el despojo de la elección del 2006, y que sería bueno que hicieran revelaciones ahora que ya no tendrían riesgo de ser perseguidos por ello.

Mencionó a ciertas figuras, una de ellas, la de la que fuera «líder moral» del magisterio en nuestro país, y que pasó un tiempo en prisión -Elba Esther Gordillo Morales-, porque AMLO aseguró tener una grabación donde ella solicita a ciertos gobernadores jugársela con Calderón.

No estaría mal saber, así sea después de 14 años, detalles y testimonios de cómo desde las altas esferas del poder se maquillaban los resultados, se usaban indiscriminadamente recursos de los ciudadanos para seguir ejerciendo un poder basado en la rapiña, el robo descarado y la entrega de los bienes y recursos de México; casi generalmente a través de grupos de pudientes del vecino país de Estados Unidos.

Por cierto, tampoco faltó la manifestación de protesta de algunos contingentes que el propio AMLO calificó de mayoritariamente panistas; que diría están en su derecho, y se enmarcan ya en el ambiente pre electoral que inició en el país, rumbo a la contienda intermedia del 2021.

HAY QUE MANTENER LA DECENCIA

Reiteramos, hay que mantener la calma, no entrar en desesperación o pánico; pero igualmente se debe mantener la decencia y ¿porqué decimos esto?

Ya en algunos lugares del país se han cometido -a nombre de la pandemia del coronavirus- una serie de actos de rapiña y vandalismo, es decir abiertamente robo, por parte de aquellos que se aprovechan de cualquier cosa para afectar a los demás.

Sigilosamente, esos grupos delincuenciales se convocan a través de las redes sociales hasta con palabras clave invitando a atracar a tal o cual negocio; ya sea una tienda de autoservicio o de otra naturaleza como distribuidora de artículos eléctricos o electrodomésticos.

Buscan atraer al mayor número posible de participantes para impedir ser atrapados en el anonimato, pero todo eso lleva a nuestra sociedad a dar un mal ejemplo como nación, ¿dónde se ha visto esto? debemos conducirnos con honestidad y respeto, pero se observa aquí la pérdida de valores morales.

Y no crea que quienes realizan tales hechos son realmente aquellos que más lo requieren, para nada, se trata de verdaderos rufianes que en su vida cotidiana hacen lo mismo, despojar a los demás de lo poco o mucho que tienen.

Vía las instancias competentes, el gobierno ha puesto en marcha un programa de rastreo, para ubicar a quienes convocan a dichos sucesos vergonzantes, y tratar de adelantarse a la prevención, pero no deberíamos caer en eso. ¡Tengamos algo de decencia!

LOCALIZAN EN OCUITUCO A MENOR GUATEMALTECO Y SU PADRE MUERTO

Un niño guatemalteco de 11 años fue localizado en un paraje de la zona boscosa de Ocuituco abrazado de su padre muerto, luego de que fue auxiliado por campesinos del área, narró que fueron secuestrados por polleros o presuntos integrantes de la banda de “Los Zetas”, quienes se habían comprometido trasladarlos a Estados Unidos.

El pequeño de nombre Cristián Iban (sic) fue auxiliado por pobladores de la zona, ubicada al norte de Morelos en los límites con el Estado de México y la Ciudad de México, fue encontrado malherido junto con el cuerpo de su padre muerto porque intentaron escapar de sus captores.

De acuerdo con las narraciones que han recopilado las autoridades tanto del niño como de otros familiares que fueron localizados en Amecameca el fin de semana; el niño, su padre de nombre Rudy Alonso, el hermano de su padre y un primo pagaron para ser llevados a Estados Unidos desde su país de origen, sin embargo fueron abandonados en Veracruz por la persona que les había prometido el viaje, por lo que ahí intentaron contratar a otro “pollero” que prácticamente los tomó secuestrados porque le pidió a la familia en Guatemala el pago de 12 mil dólares para volver a saber de ellos.

Debido a que los familiares sólo lograron depositar 8 mil dólares, se perdió toda comunicación con los cuatro migrantes, que salieron desde el 28 de mayo de su país, y aparecieron este fin de semana, dos de ellos en Amecameca (el tío y primo) que lograron escapar y el niño con su padre que aparentemente caminaron entre la zona boscosa para esconderse después de ser heridos.