PERSONAL DE SALUD VACUNADO ESTA SEMANA

El titular de la Secretaría de Salud de Morelos, Marco Antonio Cantú Cuevas, aseguró que esta misma semana estará vacunado todo el personal de salud que trabaja en la primer línea de atención a los enfermos de Covid19 o que se relaciona con la detección y análisis de casos; luego de que esta mañana llegó a la entidad el cargamento de vacunas.

A Morelos llegaron nueve mil 765 dosis de vacuna Pfizer/BionTech para inmunizar a la totalidad del personal de salud que desde hace 10 meses trabaja en la atención directa de pacientes COVID19 en los hospitales de la Red IRAG que atienden y reportan Infecciones Respiratorias Agudas Graves y que pertenecen a 12 hospitales en la entidad.

Cantú Cuevas precisó que es instrucción del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo trabajar de manera coordinada para que esta primera fase de la vacunación se desarrolle satisfactoriamente en Morelos lo más pronto posible, con el firme objetivo de salvaguardar el bienestar de los profesionales que cuidan de la ciudadanía en esta pandemia.

“El día de hoy, con apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), recibimos el biológico y los insumos necesarios para iniciar la vacunación; con esto tenemos previsto cubrir el 100 por ciento del equipo que se encuentra en la línea de batalla en las áreas COVID”, puntualizó el funcionario.

La vacunación inició de manera inmediata en el estado posterior a la entrega en cada hospital COVID y la doctora Nancy Guevara Rubio, adscrita al área de urgencias adultos COVID-19 del Hospital General de Cuernavaca “Dr. José G. Parres” fue la primera en ser inmunizada en Morelos.

“Los 12 hospitales COVID de la entidad iniciaron hoy mismo la vacunación y tenemos una meta de tres días para terminar la aplicación, y será el próximo martes cuando llegue un segundo embarque para dar continuidad con la inmunización del resto del personal de salud en segunda línea; quisiera destacar que todo este proceso se está llevando con total transparencia, ya que por ningún motivo se permitirá el influyentismo”, destacó el secretario de Salud.

Por su parte la Oficina de Representación Morelos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que fue la responsable de acudir a recibir las vacunas informó que fue en las instalaciones del 21/o Batallón de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) donde arribaron las primeras dosis, que serán distribuidas en el Hospital General Regional con Medicina Familiar (HGR/MF) y en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 5 de Zacatepec.

Entre el personal que será vacunado se tienen contempladas diversas categorías; entre ellas personal médico, de enfermería, técnico de alimentos, laboratorista, químico, conductores de ambulancias, camilleros y asistentes médicos, entre otros.

EL VIRUS, AL MÁXIMO NIVEL

Rebelión de empresarios

Los niveles de contagio y muertes a causa del Covid19 alcanzan niveles superiores; incluso a los que se tuvieron en el principio de la pandemia en junio y julio del año pasado y no sólo es Morelos, a nivel nacional los nuevos casos en 24 horas han roto récord con más de 16 mil en los días recientes.

Estamos sin duda en el momento más crítico y, sin embargo, usted puede salir a la calle y darse cuenta de que a pesar de que en el estado nos encontramos en foco rojo la actividad humana se antoja normal; es decir como antes de la llegada de la enfermedad, porque se perdió el control, y aunque casi traemos la muerte en la espalda andamos como si nada.

Eso de los famosos focos es más que una vacilada; se supone que el rojo implica volver al encierro total y al cierre absoluto de casi toda actividad, menos las esenciales como farmacias o venta de alimentos, pero ¿quién le hace caso a eso? de ahí que los contagios se dispararan y los hospitales que atienden a esos pacientes estén a reventar.

Claro, la elevada incidencia se enfermos obliga a aplicar medidas muy drásticas para poder pensar en su control, pero para muchísimos, aguantar ya casi un año en medio del confinamiento no es cosa sencilla, se requieren ingresos para vivir y son pocos los que tienen el privilegio de trabajar en la administración pública donde el salario se sigue pagando puntualmente; fuera de ahí hay que ir a buscar el pan de cada día con el riesgo que eso implica.

Por un lado la movilidad de las personas causa todas estas consecuencias, pero por el otro lado las  empresas y negocios están ya al borde de la quiebra, ya en la Ciudad de México se vive una rebeldía de restauranteros que aún con el impedimento del gobierno de la ciudad amenazan con abrir, porque de otra manera cerrarán y por siempre.

No obstante, el costo de la ausencia de cumplimiento de normas de salud es la pérdida de decenas de personas en el caso de nuestra entidad y miles a nivel nacional; pero como que a un buen porcentaje de la población ya le vale, de ahí que estemos entre los ocho estados con mayor incidencia a nivel nacional y por supuesto México entre los cinco a nivel mundial.

Y bueno, se insistió hasta el cansancio en que las celebraciones de Navidad, año nuevo y Día de Reyes si no se tenían precauciones traerían consecuencias, y ahí está los errores se pagan, tristemente son con muchas vidas. La esperanza es que una vez superadas esas fiestas la situación cambie, pero ello se comenzará a observar por ahí a principios de febrero.

Mientras tanto las cosas están muy difíciles, las cifras oficiales dadas a conocer diariamente por las instituciones de salud parecen estar muy lejos de la realidad tanto en contagios como en decesos. DAD tiene algunos contactos en el IMSS y mientras a mediados de la semana anterior se hablaba de ocho o diez muertes diarias en el sector, nuestras fuentes revelaban que sólo durante el primer turno de la mañana se estaban reportando en bitácora un promedio de 30 hechos fatales.

O sea que únicamente en esa institución, ubicada en la avenida Plan de Ayala, algunos días se pudieron rebasar las 70 muertes y a eso hay que agregarles las del hospital G. Parres, los del ISSSTE y algunos privados. ¿Para cuántos le gusta, unos 150 o más?, así que el asunto es más delicado de cómo se presenta.

Paralelamente, el sector productivo de prestación de servicios, comercio, industria, también pareciera agonizar; hay desempleo, quiebra de negocios, porque no hay dinero ni poder de compra, y entonces por un lado el dolor de perder a seres queridos y por el otro la angustia de miles de familias a las que les falta lo esencial, por lo menos para medio comer.

RETORNARÁ CONGRESO A LAS LABORES

El lunes 11 de enero el Congreso del estado retornará a laborar, luego del periodo vacacional de diciembre, respetando estrictamente las medidas sanitarias informó el presidente de la Mesa Directiva, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez.

El legislador detalló que sólo el 25% de la plantilla laboral se estará presentando, y ello en grupos de guardias; hasta en tanto no cambie el semáforo que en este momento se encuentra en rojo y pase a naranja.

También manifestó que las y los trabajadores en estado vulnerable por padecer alguna enfermedad como diabetes, hipertensión, cáncer o cualquier otra que los haga vulnerables, no asistirán y tendrán que hacer sus labores desde sus hogares.

Sotelo Martínez, dijo que desde el inicio de la pandemia se ha tenido estricto control y respeto de las medidas sanitarias; exigiendo al público que los visita el uso de cubrebocas, la aplicación de gel, la toma de temperatura e incluso se instalaron despachadores de gel por todas las instalaciones, así como la prohibición de realizar actos masivos y aún con grupos reducidos y el respeto de la sana distancia.

La próxima semana, en reunión de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos, con sus homólogos se establecerán las medidas sobre la forma en que se llevarán a cabo las ruedas de prensa y las sesiones en caso de que esto se prolongue; aunque garantizó que estas se estarán efectuando de manera virtual a través de la página oficial del Congreso Morelos.

Finalmente reiteró su llamado a la conciencia colectiva, para que todos asumamos con responsabilidad la adopción del escudo de la salud para evitar se sigan incrementando los contagios y con ello las defunciones.

DOS MÓDULOS EN LA PRIMERA ETAPA DE VACUNACIÓN CONTRA COVID19

Morelos instalará dos módulos de vacunación para la aplicación de la vacuna contra la Covid19 en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional en la entidad, con la participación de personal de enfermería militar y civil también, informó el secretario de Salud Marco Antonio Cantú Cuevas, quien participó en la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz junto con el General Agustín Vallejo Silva, comandante de la 24/a Zona Militar.

El responsable de Salud en la entidad presentó los avances de la estrategia para la próxima aplicación de la vacuna Pfizer/BioNTech, que llegará próximamente al estado para su aplicación entre el personal de salud, que se encuentra en la primera línea de atención en las unidades hospitalarias COVID.

Cantú Cuevas puntualizó que la logística estará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional; mientras que el sector salud aportará el conocimiento técnico y la operatividad a través de las áreas de enfermería de las diferentes instituciones, con el objetivo de agilizar el proceso de acreditación del personal de salud correspondiente y la captura de datos de cada persona inmunizada, precisó.

“Estamos contemplando la instalación de dos módulos de vacunación en la entidad”, y aseguró que el sector salud estatal está cuidando cada detalle relacionado con los profesionales de la medicina que serán vacunados en esta primera etapa, con la finalidad de evitar percances de cualquier tipo.

“Esta primera fase requiere de toda la fuerza del Gobierno de Morelos ya que es un paso muy importante en la lucha contra la pandemia, es urgente que coordinemos esfuerzos para que se desarrolle satisfactoriamente y nos dé la oportunidad de continuar avanzando en esta lucha que enfrentamos desde hace casi 10 meses”.

En la reunión participaron autoridades de la Secretaría de Gobierno, Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), además de representantes de instituciones federales.

MORELOS A PUNTO DEL ROJO

Las autoridades de la Secretaría de Salud catalogaron a Morelos entre las entidades que se encuentran a la alza por el número de casos de contagio del Covid19 en el país. Aunque no figura entre los estados con semáforo naranja más próximos al rojo, sí se consideró en los que van en aumento.


Luego de que ayer al mediodía las autoridades de salud a nivel federal y de la CDMX anunciaran que junto con la ZMVM se pasó a semáforo sanitario rojo, por la tarde noche se dio a conocer el mapa nacional con la previsión para los próximos 15 días, donde nuestra entidad permaneció en naranja, pero a pocos puntos de cambiar a rojo.


El gobierno estatal por su parte intensificó los llamados a la población para que se quede en sus casas y que incremente las medidas preventivas, sobre todo porque se prevé un aumento en el número de contagios y hospitalización por la llegada de visitantes a la entidad por el fin de año.

REGRESA MORELOS A NARANJA EN EL SEMÁFORO SANITARIO

Piden redoblar esfuerzos y reducir la movilidad

A partir del lunes 07 de diciembre Morelos regresa a color naranja en el semáforo de riesgo sanitario COVID-19 informó Marco Antonio Cantú Cuevas, secretario de Salud de la entidad; tras el anuncio del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, durante la conferencia diaria vespertina.

Puntualizó que retroceder al naranja representa que la epidemia ha cobrado fuerza en las últimas semanas, por lo que es momento de redoblar esfuerzos, fortalecer las medidas de prevención y reducir la movilidad.

“El 07 de diciembre nuestro estado regresa a naranja, es decir, riesgo epidémico alto; pedimos a la población colaborar, ya que en esta batalla no podemos solos, y mientras no exista un tratamiento específico y/o una vacuna la clave es evitar aglomeraciones, fiestas o reuniones y mantener las medidas sanitarias de lavado de manos, uso de alcohol gel, estornudo de etiqueta; pero sobre todo mantener la sana distancia”. subrayó.

Cantú Cuevas acotó en un mensaje grabado que a partir del próximo lunes se verán limitadas actividades económicas y sociales de acuerdo con lo publicado en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” y sus reformas; por lo que solicitó a la ciudadanía en general respetar los aforos permitidos, los protocolos sanitarios establecidos y acatar en todo momento las recomendaciones emitidas por las autoridades federales, estatales y municipales.

“El ajuste en el semáforo entra en vigor el lunes 07 de diciembre; no obstante requerimos que a partir de este momento exageren en las medidas de protección, higiene, sana distancia y, sobre todo la movilidad, si no es necesario salir por favor quédense en casa, ya que de lo contrario ponen en riesgo su salud, la de sus familias y en general la de la comunidad”, indicó el funcionario en un comunicado.

Cantú Cuevas resaltó que ya está en marcha el operativo “Escudo de la Salud: en Morelos me cuido, te cuido, nos cuidamos todos”; en el que participan los 36 ayuntamientos y consta de siete ejes tácticos entre los que destacan el uso obligatorio del cubrebocas, búsqueda intencionada de casos, capacitación para el fortalecimiento de los protocolos sanitarios y restricciones de horarios en establecimientos públicos y privados.

“Queremos dejar claro que lo más importante es la responsabilidad social, es urgente que todas y todos participemos de manera activa poniendo en práctica e impulsando el uso correcto del cubrebocas, la sana distancia, mínimo metro y medio entre personas; lavado de manos con agua y jabón o utilizar alcohol gel al 70 por ciento, estornudo de etiqueta y lo más importante quedarse en casa si no tienen necesidad de salir”, manifestó.

El titular de la Secretaría de Salud expresó que si bien diciembre se caracteriza por ser un mes donde se realizan diversas reuniones con familiares y amigos, además de conmemoraciones como el Día de la Virgen, la petición es celebrar de manera diferente, evitar organizar o acudir a fiestas, verbenas populares, ya que, insistió, éstas implican un gran riesgo y pueden ser la causa de más contagios, saturación de los hospitales, así como un retroceso en el semáforo a rojo y por lo tanto, al confinamiento nuevamente.

“Repetimos, es precisa la colaboración de todos respecto a no confiarse y no bajar la guardia, ya que de lo contrario podremos llegar a un escenario catastrófico que podría afectar gravemente la salud y bienestar de la población morelense”.

EN VIGOR USO DE CUBREBOCAS OBLIGATORIO

 *Se publicó en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”

A partir de este fin de semana quedó publicada en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” el ordenamiento que regula el uso obligatorio de cubrebocas en territorio morelense, y otras medidas para prevenir la transmisión de la enfermedad del COVID19; luego de que el Congreso local aprobara la iniciativa por mayoría de votos.

De acuerdo con la propuesta, que fue presentada por el diputado local Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, presidente de la Mesa Directiva, y aprobada con 17 de 20 votos; toda persona que se encuentra en territorio estatal ya sea en espacios públicos o al aire libre tendrá que hacer uso del cubrebocas, en caso de no poder aplicar la medida de mantener la sana distancia al menos un metro y medio en la separación.

Aunque el objetivo de la medida no es represor, expresó el legislador al aprobarse la propuesta, si busca “apelar a la conciencia y a la responsabilidad de la sociedad”, porque es momento de “redoblar esfuerzos”, principalmente por la llegada de la época invernal y con el objetivo de “no regresar en el semáforo epidemiológico que actualmente permanece en amarillo en Morelos”.

No obstante, se especificó en el documento que fue publicado el sábado que al incumplimiento a las disposiciones establecidas en esa ley serán aplicadas las sanciones: Amonestación con Apercibimiento; Trabajo Comunitario; Multa de hasta 30 Unidades de Medida y Actualización (UMA), que significa más de 2 mil pesos; y clausura temporal del espacio o establecimiento, lo que podrá ser parcial o total.

Cabe destacar que se determinó que los recursos obtenidos por la aplicación de multas serán destinados a Servicios de Salud de Morelos, para la compra de insumos y suministros médicos para las áreas de atención de Covid19.

La nueva reglamentación representa una medida de fortalecimiento y protección al derecho humano a la Salud de las personas; regulado convencional y constitucionalmente en México y Morelos. Ello en virtud de que su objeto es disminuir, en la medida de lo posible la proliferación del coronavirus SARS-CoV2.

“El uso de cubrebocas es obligatorio para todas las personas que se encuentren en el territorio del estado de Morelos, en vías y espacios públicos o de uso común cerrados o al aire libre; en el interior de establecimientos ya sea de comercio, industria o servicios; centros de trabajo de cualquier ramo; lugares de culto religioso; centros comerciales y todos aquellos en donde no se puedan aplicar medidas de contención como el distanciamiento físico; así como para usuarios, operadores y conductores de los servicios de transporte de pasajeros y de carga, de conformidad con lo dispuesto por la normativa aplicable.

Quedan excluidos del uso obligatorio de cubrebocas: menores de cuatro años de edad; personas con problemas para respirar; personas que requieran de ayuda para colocar y retirar el cubrebocas; y personas que se encuentren en el interior de un vehículo sin compañía.

Las medidas adicionales al uso de cubrebocas son las siguientes: mantener sana distancia de otras personas, de cuando menos 1.5 metros de separación; lavado frecuente y correcto de manos con agua y jabón; estornudo de etiqueta, cubriendo boca y nariz con un pañuelo desechable o con el antebrazo; evitar saludo de beso, de mano o abrazo; evitar tocar cubrebocas, ojos, nariz y boca; y uso constante de productos desinfectantes a base de alcohol mínimo al 70 por ciento.

Mientras que las medidas a tomar en el transporte de público son: usar de manera obligatoria cubrebocas durante su jornada laboral; evitar prestar el servicio a usuarios que no porten cubrebocas correctamente; contar, en cada unidad, con desinfectantes a base de alcohol en con una concentración mínima del 70 por ciento y asegurarse que cada usuario que ingrese a la unidad lo utilice correctamente, y desinfectar la unidad y todas las superficies de ésta al término de cada viaje.

Asimismo, estas medidas se deberán tomar en los espacios públicos o de uso común, cerrados o al aire libre; en los establecimientos de comercio, industria o servicios; centros de trabajo de cualquier ramo; lugares de culto religioso; centros comerciales y todos aquellos en donde no se puedan aplicar medidas de contención como el distanciamiento físico.

UNA SOCIEDAD SIN CONCIENCIA

COVID-19

La ausencia de medidas preventivas suficientes por parte de los humanos en lo que se refiere a la pandemia por el coronavirus ha llevado a un crecimiento de las estadísticas del número de contagios en algunos países del mundo; aunque ciertamente la población ha aprendido a sobrellevar la enfermedad y hoy día el número de víctimas fatales disminuye.

Algunas naciones en Europa, Centro América y Norteamérica como México y Estados Unidos presentan serios problemas de control; y en algunos casos tras haber avanzado a semáforos de menos complicación vuelven a aplicar el semáforo rojo precisamente porque se vuelve a tener un serio conflicto en la materia.

Desde luego existen países en los que el nivel educativo y de corresponsabilidad de sus habitantes es alto, y ahí las cosas son bastante diferentes; podría decirse que han superado la pandemia como en el caso de China, Japón y Cuba; donde de hecho hubo pocos casos, pero nosotros somos de los más irresponsables en ese sentido y venimos pagando las consecuencias.

Buena parte de la ciudadanía es apática y poco solidaria, hay que cuidarse para no afectar a los demás; pero eso sí somo muy críticos cuando algo malo les ocurre a los seres cercanos, ahí si le echan la culpa a las autoridades o a los otros, pero no aceptan ser responsables del descuido y eso francamente debe ser inaceptable.

Hay lo que algunos dicen ahora es un rebrote o repunte de casos, aunque otros consideran que no es así todavía, por el contrario aseguran que aún no se logra controlar el fenómeno en nuestro país y que aún no salimos de la primera fase.

Que nuestra primera fase fue muy complicada allá por junio pero que sus secuelas siguen, y ello debido a la resistencia de muchos a acatar las medidas sanitarias y de sana distancia.

Pero los cálculos no fallan, el incremento de contagios que estamos viendo es derivado del puente vacacional del Día de Muertos, ya que desde hace más de dos semanas claramente se ve que por haberse presentado reuniones familiares de más de 10 personas y acercamientos sin prevención, ocurrieron desafortunados contagios.

Aquí preguntaríamos ¿de quién es la culpa? porque a éstas alturas ya debemos saber de memoria las instrucciones del sector salud para no enfermarnos ¿o no?

Pero en este momento se vuelven a presentar fechas desafortunadas de concurrencia de personas que ojalá no nos lleven a otra oleada de hospitalizados derivados del “Buen Fin” que originó asistencias masivas a negocios, plazas comerciales, centros de esparcimiento, playas o balnearios.

El fin de semana pasado el turismo en las playas de Acapulco se vio muy crecido, miles de turistas decidieron irse a dar un chapuzón pero sin cuidar las formas, y desde luego la sana distancia quien sabe dónde quedó. En Morelos las cosas no fueron muy distintas; las zonas comerciales lograron ventas interesantes porque la gente salió, y ello pudiera traer inconveniencias de salud en unas dos semanas más, esperemos que no.

Pareciera que como ocurrió en ciertas naciones europeas lo que el gobierno debió hacer es aplicar sanciones y medidas más drásticas para controlar a quienes simplemente no admiten recomendaciones de salud, y que a veces son los que multiplican esos contagios, sectores como los jóvenes asintomáticos que si bien no enferman, sí llevan el virus a sus familiares, amigos o conocidos.

Y si llegan a ocurrir desgracias ¿de quién es la culpa? porque si somos muy machos para desobedecer a las autoridades de salud también debemos serlo para enfrentar la desgracia cuando nos pega ¿o no?

Así que, si esta semana de asueto llega a reflejarse en el aumento del número de contagios y muertes en unos días; no hay que lamentarse, hay que apechugar y admitir que fue nuestra culpa y no responsabilizar a otros, ni al gobierno.

INCIERTO FUTURO

Pandemia, delincuencia y ausencia de inversión

Las circunstancias bajo las cuales llega el final del presente año han sido por demás desafortunadas; no se ve para cuándo podamos vivir bajo una normalidad debido a la pandemia del coronavirus, y además continuamos en medio de un clima de inseguridad y delincuencia que no cede y genera ausencia de nuevas inversiones que reactiven la economía en general.

La pérdida de empleos ha sido bárbara; estamos muy lejos de pensar siquiera en recuperar las condiciones bajo las cuales vivíamos antes de todo este desafortunado escenario de salud mundial y podemos decir que hay mucha desesperanza social porque se aprecia un mañana incierto que lastima sustancialmente a las nuevas generaciones de jóvenes, que se van incorporando al mercado laboral en la incertidumbre.

Si bien es cierto que hay sobre la mesa dos mega proyectos de inversión en suspenso en el estado: la termoeléctrica en Huexca y la mina en Tetlama; ambos están bajo situaciones de indefinición por las resistencias de grupos de activistas y pobladores que se oponen a ellos por considerar que se afectará el entorno, entonces por ahora son acciones casi muertas.

Fuera de lo anterior no existe por ahora nada significativo que lleve a pensar en un regreso de los capitales de inversión, tan indispensables en éste momento, a fin de darle vida económica a Morelos y, por el contrario, el asedio de los delincuentes inhibe la escasa actividad empresarial, comercial y la prestación de servicios a pequeña y mediana escala.

Sobre el gasoducto y la termoeléctrica, en su oportunidad lo dijimos, no se continuarán los trabajos para su activación porque la oposición al Proyecto Integral Morelos (PIM) es muy fuerte, y además suficientemente sustentada.

Eso de que se reactivaría la inversión antes de fin de año, anunciado durante una conferencia por parte del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, simplemente fue una ocurrencia; quizás para volver a medir la reacción, pero era claro que no habría tal, además legalmente le han venido ganando amparos al gobierno. Esa inversión se quedará ahí por varios años más si no es que para siempre, porque nunca se supo socializar el conflicto.

Y las cosas se aprecian más complicadas porque si del lado de la Iniciativa Privada no se mueven capitales, tampoco los tres niveles de gobierno muestran capacidad o disponibilidad como para resolver reclamos de obra o avanzar en la construcción de infraestructura de desarrollo.

Ahogados en deudas, sin un claro manejo del presupuesto municipal y con problemas para pagar las nóminas; la mayoría de los municipios casi están en quiebra. Y para complementar el cuadro, se aproxima el fin de año, que conforme a ley, representa el pago prestaciones a los trabajadores como el aguinaldo, y ya muchos alcaldes han adelantado que no tienen fondos para ello.

Lo anterior pareciera ilógico porque es de entender que en el presupuesto que les fue aprobado para el 2020 viene considerado el pago de nóminas y esas prestaciones de acuerdo con la planta laboral que tenían, por eso no es entendible cómo en Cuernavaca se despidió a cerca de 500 empleados, si éstos ya estaban presupuestados, ¿hacia dónde se canalizó ese dinero si tampoco se les ofreció un finiquito de ley? sería interesante saberlo.

El caso es que nos aproximamos a más problemas por insuficiencia de dinero y, en medio de todo lo anterior los ciudadanos seguimos esperando años y años para que resuelvan nuestras demandas en calidad de servicios y mejoras municipales que requieren cotidianamente las ciudades, pueblos y las comunidades en general.

Eso sí, si nosotros como gobernados no cumplimos con nuestras obligaciones fiscales pues no hay recursos y entonces hasta lo andan persiguiendo a uno, la cosa es que no nos regresan en servicios nada de lo que pagamos, y entre tanto atraco y corrupción el producto de nuestros impuestos nadie sabe en dónde queda, seguimos cada vez más jodidos.

Y por si fuera poco, ya comenzó la grilla electoral hacia las elecciones de junio del 2021, y sabemos que es derroche de recursos de nuestros impuestos, que de ninguna manera se traducen en un bienestar a la ciudadanía; acaso dádivas con base en el mismo dinero público, y ello nos llevará a que el siguiente año también pueda ser medio perdido. Total, que salir de ésta requerirá de mucho tiempo y sacrificio pero del pueblo, no de los políticos.

ARRANCA CAMPAÑA CONTRA INFLUENZA

El gobierno de Morelos declaró ayer iniciada la campaña estatal de vacunación contra la Influenza, a cinco días de que se diera el punto de partida a nivel nacional, campaña que este año reviste mayor importancia por la confluencia que tendrá con la pandemia del Covid19.

De acuerdo con los datos vertidos tanto por las autoridades estatales como federales los antecedentes en México indican que más del 87% de las personas que fallecen por influenza tienen el dato de que no se habían vacunado, además de que esta enfermedad forma parte de las enfermedades respiratorias agudas que son el mayor motivo de consultas en el mundo y también el que mayor número de decesos genera.

Miriam Veras Godoy, directora general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, coordina el programa nacional de vacunación y comentó hace unos días que se estableció que en este año la campaña se realizará del 1 de octubre al 31 de diciembre; a diferencia de años anteriores que duraba hasta marzo.

Adicionalmente se tomó la previsión de aumentar el número de dosis, ya que durante los últimos años se aplicaban 32 millones de dosis, pero este año se planea aplicar 36 millones de dosis; atendiendo precisamente la convergencia con la pandemia del Covid19 y que principalmente ataca a la misma población vulnerable, con la diferencia de los menores de cinco años que sí son afectados por la Influenza y no así por el Covid19.

La funcionaria federal, convocada a la rueda de prensa diaria sobre la pandemia explicó que anualmente se logra una meta de vacunación de entre 94 y 95%; no obstante lo cual se registra un número considerable de contagios y consecuentemente de decesos, y lamentablemente se tiene un registro de que 94% de las muertes por influenza detectadas en el país corresponden a personas que no se habían aplicado la vacuna.

El gobierno federal de México destina 1 mil 800 millones de pesos en la compra de dosis de esta vacuna, y se adquiere la suficiente cantidad para cubrir a la población vulnerable del país, por lo que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell recomendó que se acuda al sector salud a aplicarse la vacuna que es gratuita.

La población de riesgo o blanco para la aplicación de la vacuna son: los menores de cinco años de edad, las mujeres embarazadas o en lactancia, los mayores de 60 años, las personas con alguna enfermedad crónico degenerativa, los pacientes con problemas de inmuno supresión como los enfermos oncológicos o con cáncer, los pacientes con VIH Sida y todo el personal que trabaja para el sector salud.

En Morelos, informó el secretario de salud se ha vacunado ya al 66% del personal de salud, por lo que ayer se dio inicio a la aplicación de la vacuna para la población en general, cuya meta en la entidad es de 589 mil 179 dosis.

Cecilia Guzmán Rodríguez, encargada del Departamento de la Infancia y la Adolescencia y del programa de vacunación a nivel estatal, dijo que a los Servicios de Salud corresponde la aplicación de 374 mil vacunas, además de que llegarán para los servicios del Issste e IMSS, además de Sedena.