TERMINAR CON LA «MAFIOCRACIA»

*Lo que necesita México

Qué interesante descripción de Eduardo Buscaglia, presidente del Instituto de Atención Ciudadana, respecto de la gravísima situación que vive México; en torno a la delincuencia y la corrupción, en los más altos niveles político, económico y social.

El hombre parece tener muy clara la película que revela por qué vivimos en medio de un entorno realmente macabro, con un monstruo de perversidad de mil cabezas que nos ha venido empujando hacia escenarios verdaderamente catastróficos; que amenazan con la destrucción del propio país.

Se refiere a este fenómeno como «la Mafiocracia» y advierte que mientras no se logre desmantelar esa red en la que conviven políticos de los tres poderes del Estado y de los tres niveles de gobierno, con grupos o asociaciones «ciudadanas» que también abonan a la maldad y que, a su vez, son quienes alimentan a la delincuencia organizada; la nación se seguirá hundiendo.

Estima que nos encontramos en una oportunidad histórica de ir desvaneciendo las estructuras de ese entramado de perversidad que está detrás de la trata de blancas, del tráfico de órganos humanos, del exterminio de líderes y luchadores sociales, de los secuestros y asesinatos cotidianos.

Se refiere a obras de Astorga, de Carlos Flores; historias de polvo y sangre que dan cuenta de una delincuencia organizada de Estado e internacional, que nació desde el gobierno y que tiene cinco componentes: políticos del gobierno federal, gobernadores, diputados, senadores, la política en general y empresarios.

Recuerda los casos de personajes actualmente en proceso penal por presunciones de complicidad con la delincuencia de alto impacto como el de Genaro García Luna, en el gobierno del ex presidente Felipe Calderón, o de Emilio Lozoya en la administración de Enrique Peña Nieto, y asume que no se puede disociar a éstos ex funcionarios que cometieron delitos con los entonces ex presidentes de la República, necesariamente Calderón y Peña deben ser investigados.

Jueces, sicarios y policías están incluidos y hay que atacar de arriba hacia abajo. No puede haber causa penal contra Lozoya sin que se abra una contra Peña. Es delincuencia organizada y política. Toda causa por corrupción política es delincuencia organizada.

Cuando se acusa a alguien como García Luna o Lozoya, se está acusando a toda una red, que es la que posibilita toda clase de acciones contrarias al Estado de derecho. Deben ser maxi procesos, causas penales en red contra esas mafias.

La descripción que hace Buscaglia es muy importante porque da una idea clara de la dimensión que en nuestro país ha alcanzado la maldad desde el ejercicio del poder público, nos dice que es desde la misma Presidencia de la República desde donde se cometen esos delitos de lesa humanidad, y cual empresas transnacionales comercializan la compra-venta de personas y cualquier otra atrocidad casi inimaginable.

Por lo que hay una especie de reacción casi en cadena; que busca impedir el avance de investigaciones sobre personajes clave en la red de la «Mafiocracia»; dado que pone en riesgo a personajes que llegaron a encumbrarse en la cúspide del poder y que desde ahí, asumiéndose como «redentores sociales», eran los que realmente llevaron a México al desafortunado escenario en el que estamos.

POBRE PAÍS

Gobernados por delincuentes

A pesar de las presiones y sabotajes que enfrenta el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador por tratar de dar un nuevo rumbo a la nación, y que vienen precisamente por parte de sus antecesores que añoran el regreso, el hombre sigue adelante.

Es aún pronto para valorar si algunas de sus promesas y proyectos puedan prosperar en bien del país; sin embargo, hay algo que está haciendo historia, que los mexicanos tenemos ahora muchos más elementos para afirmar que -por casi en 90 años- estuvimos gobernados por unos auténticos rufianes y, de unos 30 años a la fecha, de plano por consumados delincuentes; unos desde los carteles de la droga y otros de cuello blanco, encumbrados en el poder público.

Si AMLO no hubiera ganado las elecciones del 2018 de manera contundente, seguramente que mediante el manejo de los medios de información y de verdades a medias continuaríamos creyendo en más de uno de esos cretinos que, ocultando cifras y maquillando la realidad, hacían creer al pueblo que trabajaban y se esforzaban por él.

Como la novia engañada, se cayó el velo y hoy disponemos de elementos informativos para asegurar que nos robaron hasta la camisa, y nosotros todavía votábamos por ellos en las urnas.

¿Qué hay muchas cosas que parecieran no cuadrar y que están muy lejos de cumplirse las promesas que el señor presidente hiciera en campaña? es cierto, sin embargo algo se ha avanzado en atención a las clases más desfavorecidas, y así existan algunos hechos de corrupción, comparados con el saqueo que hacían los anteriores gobernantes, parecen cosas de caricatura.

Es decir, igual y si existen gastos de representación exagerados de algunos funcionarios actuales, asignación de contratos de adquisiciones o de obra con cierta sospecha y otros asuntos así, pero lo anterior es minucia si se compara con el huachicol, la venta de Petróleos Mexicanos, de Fertimex, del Fobaproa, del robo del dinero a los trabajadores correspondiente al ahorro para el retiro, contratos a modo con empresas constructoras, miles de millones de pesos lavados vía facturas falsas y concesiones y así nos podríamos seguir en una lista interminable.

A decir verdad, desde Carlos Salinas hasta Enrique Peña Nieto, pasando por Vicente Fox y Felipe Calderón; vendieron a México al vecino del norte, Estados Unidos.

Lo cuestionable es que en su mayoría esos demoniacos personajes son los que están detrás de las campañas de desprestigio y la crítica a las actuales instituciones y, por qué no decirlo también algunos hechos graves recientes, relacionados con el derramamiento de sangre, porque a toda costa buscan hacer descarrilar el tren de la 4T.

Hay tanta inhumanidad que López Obrador está siendo bombardeado por haber dado asilo político a Evo Morales, quien a tiempo -antes de que lo asesinaran por instrucciones de la Casa Blanca-, dimitió como presidente de Bolivia y nuestro gobierno lo protegió.

Agradecido fue el señor, dijo que le debía su vida a algunos de sus ex colaboradores y al gobierno mexicano. Plausible su actitud, pero muchos de esos vende-patrias del pasado, habrían querido que lo asesinaran, porque no tienen valores ni sentimientos y sólo luchan por regresar a sus andadas, o sea, a seguir robando desde sus cargos de «representación».

Claro está todo, algo tendremos que agradecerle a AMLO, nos abrió los ojos en muchas cosas y seguramente en adelante a esos políticos marrulleros les será más difícil engañarnos y mostrarnos un México color de rosa. La pobreza y la miseria se seguían extendiendo, mientras ellos acumulan fortunas infinitas, sirviendo de tapete a los intereses de Estados Unidos.

SAPAC, CORRUPCIÓN SIN LÍMITES

El saliente titular del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), Fernando Blumenkron decidió renunciar al cargo aduciendo ausencia de apoyos por parte del presidente municipal Antonio Villalobos Adán; y con él otros colaboradores hicieron lo propio como ya lo dimos a conocer.

En este espacio informativo y de opinión, hace unos meses, cuando el ahora ex funcionario fue presentado y tomó protesta, dijimos que causaba sorpresa el hecho de que un profesional de su talla, con una carrera en el servicio público muy interesante y respetable hubiera aceptado la oferta.

¿Y por qué lo dijimos? muy fácil, para ese entonces se contaba ya con mucha información en torno a todo lo que se venía manejando en ese organismo descentralizado. “La mano que mece la cuna” es un personaje con delicados señalamientos por antecedentes de presuntos actos de colusión con la delincuencia.

Se dice que quien realmente mandaba y sigue mandando en el Ayuntamiento de Cuernavaca, aún por encima de “el lobito”, es Héctor Omar Maganda; quien por aquellos días incluso recurrió a un amparo de la justicia federal por temor a ser detenido. ¿Qué debía o debe ese sujeto para buscar la protección de la justicia? ahí está el detalle, “como dicen”.

Pero, igualmente la figura de Blumenkron no sólo legitimaba que esos individuos siguieran haciendo de las suyas a costa de su prestigio; sino que es sabido que a pesar de la queja insistente -en el sentido de que no hay ingresos suficientes para pagar los adeudos de electricidad a la CFE-, son millones de pesos los que grupos de mafiosos; controlados por Maganda y otros, obtienen por fuera permitiendo tomas clandestinas y vendiendo el agua potable a residentes de fin de semana, fincas y negocios.

Negociación Sapac con CFE

Tenemos denuncias de que muchos en lugar de pagar los recibos normales de consumo o sus adeudos de varios meses y años, entregan dinero por fuera a algunos trabajadores o inspectores ahorrándose unos pesos, pero desviando los fondos que debieran ser para el SAPAC, hacia los bolsillos de otros. Obviamente los “inspectores” o el personal autorizado a hacer esos acuerdos está altamente “autorizado”.

Tan hay dinero para cosas superfluas, que ese grupito de funcionarios que colocó Villalobos Adán provenientes de Guerrero, traen guardaespaldas como si fueran realmente cargos de trascendencia, usan camionetas blindadas y ganan lo que quieren.

Todas esas perversidades las venía legitimando Fernando Blumenkron, en su calidad de Director General, y el desgaste era evidente porque nunca le permitieron iniciar realmente una limpia y reestructuración del organismo. Sólo lo usaban para que él diera la cara.

Los problemas en el abastecimiento de agua en la capital del estado siguen tan graves como siempre, y ahora resulta que hasta el propio “lobo” quería sorprender a la CFE con información engañosa de las cifras de la deuda, y el uso de energía de manera clandestina que tenían desde hace tiempo. Tuvo que disculparse, según nos dicen.

La opinión pública, en el sentido de que la administración de Antonio Villalobos  es una vergüenza se generaliza; cierto o falso pero se le acusa de estar robando dinero a manos llenas, particularmente a partir del SAPAC y del sistema de recolección de basura donde el negocio es con Daniel Miranda.

El contrato público sobre el manejo de desechos es uno, y lo que realmente se factura a la comuna es otro; que la diferencia mensual es de cinco millones de pesos que se le entregan por fuera. ¿Será tanto así?. En la calle es lo menos que se afirma de este funcionario.

Hay una expresión popular que en casos como éste parece a la medida, porque refleja la realidad, que «cuando alguien que nunca tuvo poder y dinero lo llega a tener, loco se quiere volver» y es cierto; Villalobos a lo más que había llegado en su historia de trabajo fue a jefe de inspectores en la administración municipal de Jorge Morales como alcalde de Cuernavaca.

Pero, lo despidieron por extorsión a negocios de giro rojo. De pronto, se convirtió en alcalde, y ya imagina usted cómo ha reaccionado, piensa que ha tocado el cielo, pero anda totalmente perdido y su barco navega a la deriva. Lo malo es que ese barco somos los que vivimos la capital de Morelos.

Pero, como muchos politiquillos de banqueta sin freno en sus ambiciones, piensa que se puede reelegir y que hasta puede ser candidato a la gubernatura. Por cierto, cuando comenzaron a ver que algunas cosas se le salían de control en otro negocio, la asignación de contratos de obra y la prestación de servicios que se operaba desde el seno de la misma familia Villalobos; simularon un rompimiento interno. Pero gente muy cercana a ellos, sostiene que ha sido una marrullera de estrategia para acabar con las sospechas y señalamientos.

En la comuna de Cuernavaca hay tres o cuatro “alcaldes”, parece que el de mayor autoridad es Maganda, alguien de apellido Dagda y la hija del contador Guillermo Mendizábal. Parece que “el lobillo” es quien menor capacidad de decisión tiene, aquello pues, lo único que da es lástima, y hacia las elecciones del 2021 el fracaso hundirá al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que indirectamente lo colocó en esa posición.

Todo parece que regresa con todo el Partido Acción Nacional, pero el ala del ex gobernador Marco Adame Castillo, que ya promueve a su hijo Juan Pablo Adame Alemán como sucesor de Villalobos.

Así de terribles andan las cosas en Cuernavaca ¿cómo la ve?.

¿ÉTICA PERIODÍSTICA A REVISIÓN?


La reestructuración de recursos humanos en la agencia noticiosa oficial Notimex ha llevado a discusión y debate el papel que vienen desempeñando los medios masivos de comunicación.

Entre los puntos de mayor relevancia sobre el tema, aparecen la ética profesional de quienes se desempeñan en el gremio, la veracidad en el manejo de los diversos temas y la presencia del famoso «chayote», como instrumento para distorsionar contenidos, sobre todo en el terreno político, económico y social.

En las famosas conferencias “mañaneras” del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador observamos casi una confrontación entre asistentes de los medios y la actual responsable de Notimex Sanjuana Martínez.

La mayoría de las interrogantes se centraron en supuestas irregularidades en torno a la liquidación de personal en la misma agencia.

La verdad es que ella dio puntual respuesta a cada intento de cuestionar, pero como que lo que más lastimó a los concurrentes fue eso, la mención del «chayo» y el intento de acabar con “cochupos”, por lo menos al interior de esa agencia.

Muy a pesar de quienes se resistan ha admitirlo, la funcionaria tiene razón en muchos de sus argumentos; los medios informativos -hay excepciones raras- más que informar, desinforman.

Manejan una línea editorial con base en sus intereses, generalmente económicos, y se prestan a la desinformación, incumpliendo su papel frente a la sociedad.

Y son las casas editoriales las que conducen a ello, en todos los sentidos.

Es decir, no sólo censuran la libertad de expresión, sino que empujan a sus reporteros, analistas o columnistas a buscar un complemento económico en sus fuentes informativas, dado que los salarios son de miseria, o porque se los piden descaradamente, a pesar de que la jornada que laboran puede ser extenuante de 10 o 12 horas dependiendo de las actividades diarias; o sea, en buena medida el gremio es explotado por los empresarios del ramo.

¿El resultado? Pues información de muy dudosa veracidad, provocando confusión y desinformación al consumidor del producto, pero además, de manera intencional para favorecer a tal o cual grupo de poder económico, pero sobre todo, político-partidista.

Habría que esperar un poco más para verlo, pero versiones de algunos compañeros que han asistido a las conferencias “mañaneras” aseguran que la Cuarta Transformación viene trabajando sobre un proyecto de depuración al respecto.

Es decir, que está en desarrollo una valoración de medios escritos y electrónicos, con base en contenidos informativos.

La idea es hacer contratos publicitarios con las casas editoriales serias, éticas y profesionales que se ajusten a la veracidad y seriedad en su trabajo.

Esto sería lo correcto, porque además, son los que ofrecen credibilidad y por lo tanto mayor alcance entre los lectores, radio escuchas o televidentes.

Se tiene que enmendar el camino también en este ámbito, porque a decir verdad, las componendas entre mafiosos políticos y medios ha crecido exponencialmente, cosa que es factor de descredito y hasta repudio de amplios sectores populares, sobre todo en tiempos electorales.

El principal compromiso del periodismo debe ser con los ciudadanos, no con la lacra política que han hecho mucho daño al país ¿no le parece?

La delincuencia no descansa

Aún no nos recuperamos del desagradable suceso ocurrido el pasado ocho de mayo y ahora, dos días después, los primeros reportes del día fueron relacionados con el asesinato de por lo menos cuatro mujeres que laboraban en el área de seguridad del penal federal femenil, localizado en el municipio de Coatlán del Río.

Se dice hay son cuatro quienes perdieron la vida en el momento, pero hay 10 heridas más y varios hombres, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los hechos se registraron en las primeras horas del día cuando el camión propiedad de la autoridad federal en el que viajaban fue interceptado y sus pasajeros fueron atacados por sujetos que se trasladaban en un vehículo Sentra, con placas de circulación de Guerrero. Los trabajadores de custodia se dirigían en el autobús al festejo del Día de las Madres, en el municipio de Puente de Ixtla.

Adicionalmente, en #Cuernavaca, fue localizada sin vida una mujer con huellas de haber sido golpeada, cerca de uno de los club de golf de la ciudad.

En el caso de las custodias emboscadas el carro en el que se transportaban los presuntos agresores fue localizado incendíando a unos kilómetros del lugar del ataque, en San Gabriel Las Palmas, pero ya en el municipio de Amacuzac.

La delincuencia pues, anda suelta y sin descanso, pero también observamos que sucesos como estos que se registran en días tan especiales como hoy, llevan la clara intención de tener mayor impacto social y político. Mucha perversidad.

Confirman la muerte de un segundo herido en el zócalo de Cuernavaca

A cinco horas de que se registrara un ataque con arma de fuego en pleno centro de la capital morelense, se confirmó la muerte de una segunda víctima de nombre Roberto Raciel Castrejón, hijo de un líder cetemista del mismo nombre; quien también se dedicaba a representar comerciantes ambulantes y semifijos.

De acuerdo con la información recabada hasta el momento, existen dos posibles líneas de investigación sobre los hechos, una que tendría que ver con los conflictos que sostenía el empresario Jesús García desde la muerte de su hijo desde el 2016 por el control de la Feria de Cuernavaca, y dos que podría estar relacionada con las rivalidades que también tendrían los occisos con los dirigentes del Nuevo Grupo Sindical (NGS), organización que encabeza en Morelos Bulmaro Hernández y su hijo Ben Hur Hernández.

Los dirigentes de comerciantes sostuvieron la mañana de este miércoles una reunión con representantes del gobierno estatal en Palacio de Gobierno en búsqueda del reordenamiento del comercio ambulante y semifijo de la capital, que se encuentra totalmente fuera de control y crece cada vez más.

Esta fue la segunda sesión, reuniones en las cuales el alcalde de Cuernavaca no ha puesto interés, pero que el Secretario de Desarrollo Económico, Gilberto Alcalá y Cecilia Rodríguez titular de Turismo en el gobierno estatal han encabezado. Al salir de la reunión, en la que estuvieron líderes de varias agrupaciones -aún a las puertas del Palacio de Gobierno- un joven mal vestido se acercó y abrió fuego contra el empresario Jesús García para darse a la fuga corriendo.

Debido a que es una zona vigilada y donde circula mucha gente se logró darle alcance, pero al verse acorralado volvió a accionar el arma hiriendo a más personas, entre ellas Roberto Castrejón hijo, el camarógrafo René Pérez quien apoyaba la persecución y un hombre mayor que al parecer era transéunte.

A las espaldas de Palacio de gobierno, los comerciantes ambulantes de los grupos opositores al reordenamiento realizaban una manifestación y también participaron en la persecución.

No obstante, la hipótesis más fuerte es que venían expresamente por García, ya que en redes sociales hay una denuncia que señala como responsable a un funcionario del Sistema de Agua de Cuernavaca, Héctor Omar Maganda, a quien se identifica como líder del cártel de los Beltrán Leyva en Morelos y esposo de la secretaria de Bienestar Social del Ayuntamiento de Cuernavaca; debido a que tenía un conflicto con García por la organización de la tradicional feria, desde que en la época de Cuauhtémoc Blanco como alcalde se cambió el control del evento.

México-Morelos, gobernar en medio de mañosos

Desde hace por lo menos dos décadas el país enfrenta un grave problema; el alto nivel de delincuencia que parece ir en aumento.

Más que los graves índices de pobreza, que tampoco son asunto menor, es la inseguridad la que se mantiene como el principal reclamo del pueblo hacia sus gobiernos.

Las recientes semanas han sido dramáticas en esa materia y, nuestro estado no ha escapado al delicado problema.

La ejecución de 13 personas en Minatitlán, Veracruz; sucesos ocurridos en Cuautla; amenazas al mismo presidente de la República Andrés Manuel López Obrador por parte de delincuentes relacionados con el huachicol, son sólo algunos ejemplos del clima en que se vive a nivel nacional.

AMLO aún no cumple seis meses al frente de las instituciones, pero quienes permitieron y hasta se beneficiaron de todas esas perversas relaciones, ya le exigen resultados y atribuyen responsabilidades.

Sólo habría que recordar que esas herencias malditas son el resultado de 77 años de gobiernos priistas y 12 de panistas. Es decir, 89 años a lo largo de los cuales se fue cultivando la maldad, la rapiña desde las instituciones.

Se vivía el desprecio por las leyes y hacia los más necesitados, así coml la inmisericorde explotación de obreros, campesinos, comerciantes y empresarios; sobre todo pequeños y medianos, sufrían abusos.

Decenas de millones de mexicanos caían en la difícil sobrevivencia; mientras una casta de privilegiados rufianes acumulaba riqueza y poder sin límites.

Estamos hablando de cerca de un siglo en el que dos partidos monopolizaron el poder para enriquecerse en forma desproporcional, se aliaron con la delincuencia porque les daba más dinero; robaron a su gusto y ahora demandan que en menos de cinco meses se limpie al país de toda la bazofia que dejaron.

¿Pero usted cree que esos despreciables sujetos ya se cruzaron de brazos al perder el control de tan jugoso negocio?

No podemos ser ingenuos, continúan pagando campañas de desprestigio contra el actual gobierno; siguen manejando cárteles de las drogas, el huachicol y muchos otros negocios turbios.

Desde el anonimato, le echan toda la leña al fuego a fin de empujar al fracaso el nuevo proyecto de nación.

Algunos, como los ex presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, ni las formas guardar; y a través de incondicionales y politiquillos vividores aprovechan cualquier expresión, a su juicio incorrecta, para pegar con todo.

Dadas las condiciones en que dejaron a México, para enderezarlo se requerirían 10 o 12 años, el enfermo está moribundo.

Quebranto en PEMEX, en las secretarías de Salud y Educación; en el sistema público de guarderías de Sedesol, en la CFE. Es decir, a donde le aprieten sale pus.

Reiteramos, detrás de la mayoría de los asesinatos hay manos negras de políticos que mesen la cuna.

Esos sujetos no le tienen amor al país, para ellos era un negocio de grupos y de familias el abuso. Son capaces de lo que sea para recuperar privilegios, no nos dejemos engañar. Del posible fracaso de este gobierno depende su regreso al poder, y vienen con todo. Hay que seguirlos desenmascarado.

Durante años lograron fortunas sin el menor esfuerzo, y les aterra tener que trabajar como cualquier ser humano.

Reacción tardía

Para nadie es desconocido que el ex gobernador Graco Ramírez está detrás de una intensa andanada de golpes en contra del actual mandatario Cuauhtémoc Blanco Bravo, secundado por su hijastro Rodrigo Gayosso Cepeda, y usando personajes de alma negra como los hermanos Yáñez. Hay también un diputado local y también está el ex alcalde y legislador Julio Espín Navarrete.

Lo curioso es que Blanco Bravo parece comenzar a reaccionar tardíamente, presentando denuncias por presuntos actos de corrupción ante la Fiscalía General de la República (FGR), donde debió recurrir desde un principio, dado que localmente el fiscal general de Justicia del estado, Uriel Carmona Gándara y el fiscal Anticorrupción, Juan Salazar Nuñez, parecen seguir siendo instrumentos del repudiado tabasqueño.

Ya casi ‘a salto de mata’ y desde las sombras, Graco parece estar cumpliendo su amenaza, vertida poco antes de largarse; en el sentido de que destinaría mil millones de pesos para continuar haciéndole la vida difícil a su sucesor.

Finalmente, es un pequeño pellizco a lo que se robo, unos 30 mil millones de pesos estiman.

La mayoría de los morelenses siguen esperando que CBB cumpla la promesa de meterlo a la cárcel, pero aquél pareciera que está muy seguro de salvar el cuero, de otra manera no seguiría echándole más leña al fuego.

El ex futbolista deberá emplearse a fondo si no quiere seguir sufriendo desgaste en su imagen, porque sí le ha causado desgaste el golpeteo, pero requiere ponerlo tras las rejas para lograr sacudírselo.

Por lo que se puede apreciar, incluso al interior del gremio periodístico, Graco sigue moviendo mucha información contra su enemigo a muerte.

Ello lleva a sostener que sigue corriendo dinero en algunas redacciones de medios escritos y electrónicos. Todo eso se resuelve con lana y entonces la inversión que viene haciendo es muy importante.

Pero, entrampados siguen los diputados locales, que igualmente ofrecieron llevar ante tribunales a media docena de sus antecesores; por complicidad con Graco y por robo en el Congreso.

Sujetos como Espín Navarrete, los Yáñez, Hortensia Figueroa, Beatriz Vicera Alatriste o Francisco Moreno Merino, siguen muertos… pero de risa.

Espín es requerido por el saqueo en el recinto Legislativo, porque además de haber sido operador del ex mandatario vació sus oficinas de muebles y benefició a personajes como el esposo de la ex alcaldesa de Puente de Ixtla, Josué Espíndola Aranda, que cobra desde hace tres años más de 80 mil pesos al mes con cargo a la nómina del Poder Legislativo.

Han pues de esperar a ver si reacciona CBB y le aprieta las tuercas a sus detractores. Su presencia en la FGR en la CDMX debe ser sólo el primer paso.

Ante la confrontación de Poderes, los beneficiados: Graco y su banda.

La ausencia de diálogo y entendimiento entre actores políticos y de gobierno mantienen en indefinición  decisiones fundamentales, para que los morelenses tengan una idea clara de hacia dónde nos encaminamos en este naciente gobierno.

Los poderes Ejecutivo y Legislativo continúan estirando la liga, con amenazas mutuas y acusándose de acciones poco honorables, lo que por ahora mantiene sin Ley de Ingresos y Egresos al Poder Ejecutivo.

En alguna de las partes deberá imponerse la prudencia, y comenzar a hacer política; pero aquélla que basa su existencia en generar condiciones favorables para el bien común.

Incapaces de dar un paso atrás, tanto Legislativo como Ejecutivo, han dado pie a toda clase de malestar ciudadano, porque mientras ellos abonan en discordias y agresiones entre sí, quienes se burlaron de los morelenses robándonos hasta la camisa -léase Graco Ramírez y sus secuaces- están con toda seguridad muertos de la risa.

El compromiso era meter a la cárcel al tabasqueño, llamar a cuentas a los ex legisladores que fueron sus cómplices y restaurar el Estado de derecho, pero se viene mostrando nula voluntad para hacer justicia, y ya más bien enfrentan una dura crítica y condena pública por sus errores, intereses e incapacidades.

Morelos no merece seguir siendo víctima de pandillas de aventureros que no llegan a políticos, porque quien se precie de serio, sabría que es a partir de razonamientos entre las partes como se llega a coincidencia y aquí únicamente seguimos viendo golpes, patadas y zancadillas contra los adversarios.

Continuamos padeciendo un retraso desde aquel frustrado sexenio de Jorge Carrillo Olea; no vamos a recuperarnos con facilidad de la enorme rapiña que fuimos objeto por parte de Graco y la bola de ladrones que conformaron su gabinete o bien de sus proveedores.

Ahora, el enfrentamiento entre poderes amenaza con prolongar la parálisis del gobierno estatal.

Señores, ya es tiempo de que volteen a ver al pueblo, sumido en el abandono, la miseria y la delincuencia; debe imponerse la cordura o muy pronto entrarán en una etapa crítica y de repudio del respetable, cosa que a nadie conviene, incluyéndolos a ustedes, a menos que ya no tengan aspiraciones políticas hacia adelante.

Se acaba la pesadilla en Jiutepec, Agüero un cínico ladrón

Este 31 de diciembre concluye un trienio más en los ayuntamientos de Morelos, el primero de enero del 2019 tomarán protesta los que fueron electos el primero de julio pasado, con excepción de unos cuatro o cinco que lograron la reelección por primera ocasión, entre ellos los ediles de Emiliano Zapata, Fernando Aguilar Palma o el de Yecapixtla, Francisco Sánchez Zavala.

Muy pocos hicieron buen papel, quizás entre esos los que repiten, pero lo que sí queda claro es quienes fueron los peores, que se dedicaron a robar a manos llenas, reproduciendo puntualmente la enseñanza de su maestro, el ladrón más grande que haya tenido Morelos en su historia, el ex gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu, descendiente de una estirpe de sátrapas y mercenarios políticos.

Nos referimos a alcaldes como Raúl Tadeo Nava de Cuautla, pero fundamentalmente a Manuel Agüero Tovar, personaje impuesto en esa comuna de Jiutepec en la elección del 2015, vía un fraude electoral perpetrado desde Palacio de Gobierno estatal.

Es un hecho que para los habitantes de ese sufrido municipio, la pesadilla que vivieron bajo el mando de tan descarado ladrón está por concluir; sin embargo, si sería de justicia que su sucesor, Rafael Reyes Reyes, lo investigara y le ajusta cuentas, porque elementos de responsabilidad por acciones deshonestas sobran por todos lados.

Lo dijimos en su oportunidad, la decisión de imponer a Agüero no fue otra, sino tener un absoluto control del negocio que ese municipio representa en materia de tráfico de drogas, el resto de los negocios que se hicieron al amparo del presupuesto público ya fueron ganancias adicionales.

Con el descaro y cinismo que caracteriza a esos mal llamados políticos sin moral, como Graco, el dichoso Manolo convirtió los asuntos de la comuna en negocios para la familia; la suya directa, desde sus padres, parientes y amigos.

La mayoría de las rentas que de pagaban por oficinas diversas del Ayuntamiento eran a sí mismos, porque se ubicaban en propiedades del clan Tovar y asociados.

Bueno, hasta el grupo musical que amenizaba eventos públicos era manejado por él; incluyendo el comedor para empleados y el tiradero de basura a cielo abierto, claro.

Ha sido pues hasta hoy e igual que el tabasqueño a nivel de la gubernatura, el presidente municipal más corrupto y descarado de que se tenga memoria en ese desafortunado territorio, pero reiteramos, ya tiene los días contados. Ojalá que Rafa Reyes le haga justicia a su pueblo, y en su oportunidad lo ponga tras las rejas.

La sociedad demanda acciones de justicia contra sus verdugos, no es posible aceptar como gobernador a personajes sin escrúpulos ni valores.

Sujetos como Graco y Manuel Agüero deben no sólo devolver los miles de millones de pesos que se robaron de nuestros impuestos, sino ser castigados con cadena perpetua, y eso porque en México no hay pena de muerte.