UÑAS MÁS LARGAS DE LO QUE SE ESPERABA

*Ayuntamiento capitalino, un lodazal

Los señalamientos por actos de corrupción presuntamente cometidos por el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán y sus familiares, dan muestra de la nula calidad moral, ética y honestidad del edil y parecieran confirmar lo que aquí siempre hemos dicho sobre éste personaje de bajos instintos desde el inicio de la administración.

No sólo es señalado de complicidad en el presunto desvío de 40 millones de pesos a través del área de Comunicación Social sino que ahora también la Fiscalía de Guerrero da a conocer la apertura de una investigación en contra del alcalde por presunción de enriquecimiento ilícito en la adquisición de un departamento de lujo en el fraccionamiento exclusivo denominado Costa Victoria, ubicado en la costera Miguel Alemán en Acapulco.

Los datos, hasta ahora aportados por la Policía de Investigación guerrerense señalan que Villalobos podría ser propietario del departamento 601, de la torre 3000, cuyo costo superaría los 10 millones de pesos.

Y bueno, por la descripción sí se antoja un espacio muy exclusivo aunque no muy grande; tiene una superficie de 300 metros cuadrados, cuatro recámaras, dos estacionamientos, cuatro baños, amueblados y decorado con cocina integral. cine, spa, asoleadero y jacuzzi, entre otros servicios de lujo.

Hasta ahora, no se ha dado una explicación o respuesta de parte del presidente municipal en torno a esas acusaciones, ni en lo que se refiere al presunto desvío de 40 millones de pesos y mucho menos en torno a éste otro señalamiento de la Fiscalía del estado vecino, que tendría relación con recursos de procedencia ilí.

Pero lo más preocupante es que desde el interior del cabildo, tampoco se advierte de algún regidor que levante la mano para demandar a los señalados en éste escándalo fijar una postura, lo que se presta a pensar que la absoluta mayoría de quienes integran ese «cuerpo colegiado» pudieran estar igualmente involucrados en delicados actos de corrupción. Sólo se sabe que sí exigieron la salida de su hermano del área, para evitar más suspicacias.

Y es que es a los regidores a quienes corresponde, en primera instancia, llamar a cuentas al vapuleado alcalde, porque el cabildo viene siendo el equivalente al Poder Legislativo en los estados o la federación; y se supone que están ahí, entre otras cosas, para vigilar el desempeño del alcalde y que el dinero del presupuesto se ejerza de manera clara y transparentemente.

Frente a tan terribles sospechas de corruptelas hay voces que consideran que existen elementos como para iniciarle un juicio político con la finalidad de deponerlo del cargo; que además le cayó de regalo porque no lo ganó en las urnas, fue por la inercia de Morena y del hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y las peleas internas entre los grupos políticos de Morena y el PES lo que le posibilitó el cargo.

¿Y cómo o quiénes lo propusieron como candidato suplente a la Presidencia Municipal de Cuernavaca en la fórmula del 2018 vía Morena? pues los datos que se tienen van en el sentido de que fue una estrategia conjunta entre Rabindranath Salazar Solorio, líder moral de dicho partido, y el ex gobernador Graco Ramírez Garrido; para evitar que la capital cayera en manos de alguien ligado al ahora gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien buscaba que quedara Gilberto Alcalá u otro.

¡Imagínese! si fue propuesta de una lacra y alimaña como Graco, que ya había utilizado a su hermano también para competir en una elección interna del perredismo, no se podía esperar algo bueno de él, aunque tampoco de sus propios antecedentes en posiciones de gobierno que ocupó de manera circunstancial y por recomendaciones hablaban bien de él. Durante la gestión de Jorge Morales Barud en el Ayuntamiento de Cuernavaca, Villalobos Adán fue corrido por señalamientos por extorsión, cuando se desempeñaba como jefe de inspectores, que fue la responsabilidad más alta que había tenido.

Hace poco el presidente municipal anunció un recorte de 30 por ciento del personal del Ayuntamiento, porque según él la administración está en quiebra, y aquí se preguntaría usted ¿cómo es que no hay recursos y se habla de robos millonarios entre él y la familia?

Precisamente por eso habría que profundizar en una investigación, y de entrada que se les exija aclarar el destino de esas abultadas sumas que se desaparecieron sin justificación en el área de Comunicación, y si hay delito que perseguir pues que se continúe con la indagatoria formal o lo reintegren al municipio, con eso pagarían tranquilamente cuatro o cinco quincenas a los empleados, porque además se ha notificado a los empleados que su pago será diferido, es decir que no se les pagará en tiempo y forma, sino después.

Y es que este personaje no tenía formación ni para ser regidor, porque traía un pasado de desprestigio y nula formación o conocimiento para un cargo de tanta relevancia como la presidencia municipal; sólo a delincuentes como Graco se les ocurre este tipo de perversidades y eso sí, como pago de facturas, tiene en la administración municipal trabajando a muchos ex graquistas o sus parientes.

Penoso espectáculo el que se vive en la ciudad de la eterna primavera, y para acabarla de amolar el sujeto dice andar ya tras la reelección, “si salió bravo para la lana, y tiene ambiciones mucho más grandes, faltaba más”; sin embargo, de tomar seriedad y sustento tales acusaciones, más tendría que ir a ocupar un lugar pero en el penal de Atlacholoaya ¿no le parece?

YA SE VEÍA VENIR

*Millonarios desvíos en Cuernavaca

La Fiscalía Estatal Anticorrupción ha dado a conocer el inicio de una investigación en contra de familiares directos del presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, por un presunto desvío de 40 millones de pesos; ocurridos durante el primer año de ejercicio.

De hecho, la información del proceso parece indicar que se estaría indagando a la familia en sí; es decir, el padre del edil Pablo Rubén Villalobos, al hermano del alcalde, Pablo Rubén Villalobos Adán y a él mismo.

Al respecto, alguien interpuso una denuncia y se presume que debió ser algún miembro del cabildo porque fue ese cuerpo colegiado el que detectó el desfalco desde finales del año pasado y le exigió una explicación al edil.

Y decimos que ya se veía venir porque lo hemos venido denunciando y DAD tuvo información sobre el tema hace unos seis meses o más, a través de un ahora ex empleado de la comuna, que laboraba en el área de Comunicación Social; actualmente en manos de Carlos Félix.

Según esa fuente informativa, que lamentablemente y a consecuencia del coronavirus ya no podría atestiguar, la sustracción de fondos se dio a partir de recursos que debieron ser usados en el pago de publicidad del Ayuntamiento, para convenios que debían signarse con medios de comunicación impresos y electrónicos.

Pero simplemente se les dejó de cubrir lo pactado y el dinero se lo habría llevado quien en ese tiempo, sin tener un cargo formal, por ser hermano de Antonio, era quien manejaba el dinero y decidía cómo, cuánto y cuándo se pagaba a los medios; o se entregaban “apoyos” a algunos compañeros de los medios que cumplían de forma personal actividades del alcalde.

Y de acuerdo con esa fuente, ¿cómo fue que se detectó el desvío millonario? pues porque dichos recursos tienen que ser aprobados por el cabildo, y por lo tanto son sujetos a revisión y entrega de cuentas en su momento. El informante reveló que cuando los regidores hicieron las revisiones de ley en materia de egresos, se encontraron con esa novedad.

Solicitaron a Villalobos Adán una reunión urgente y le dijeron que había un faltante de 40 millones en el área de Comunicación Social, y desde luego le pidieron explicara el asunto.

Lo que se menciona al respecto es que el alcalde, cierto o falso -no lo sabemos-, se dijo sorprendido por lo que su hermano habría hecho, y fue cuando se supone le pidió que tomara distancia del gobierno municipal, es decir, decentemente lo habría corrido, aunque reiteramos, oficialmente no tenía cargo alguno, pero era quien amarraba cualquier negocio con empresarios, algunos comerciantes y proveedores de servicios; es decir, cualquier tema que representara negocio, era a través de él (Pablo Rubén Villalobos Adán).

Se llegó a especular que eso de que habían salido mal entre familia era sólo una estrategia para ocultar algunas cosas, pero ahora con lo que se menciona en redes sociales de la investigación de la Fiscalía Anticorrupción, parece que sí era cierto eso del conflicto familiar y el robo de dinero público.

Claro, como sucede casi siempre en temas como éste, al señor se le distanció pero no lo obligaron a devolver el dinero; como alternativa, éste buscó otro espacio laboral en un programa noticioso de radio, en donde se entiende, aún colabora.

Si al tema de corrupción en el Ayuntamiento se le rasca con mayor profundidad se encontrarán cosas muy delicadas, porque reiteramos, conforme la información recibida por DAD cualquier acuerdo para desarrollo de obras, compra de proveeduría, apertura de algún negocio o hasta colocación en alguna posición relevante en el Ayuntamiento se resolvía con dinero, al menos eso nos aseguraron hasta hace unos seis meses.

Pero sí sorprende que en tan corto tiempo de ejercicio del nuevo gobierno municipal, se llegara a presuntos desvíos tan cuantiosos, porque el tema que nos ocupa debió haber sido detectado como a mediados del año pasado; es decir, cuando apenas tenían unos seis meses de haber tomado el cargo.

Y sobre «acuerdos» de dudosa legalidad con empresarios, comerciantes, prestadores de servicios hay testimonios; porque hubo a muchos que los bailaron con sumas importantes y no les cumplieron.