DETIENEN A MUJERES POR INTENTAR INGRESAR DROGAS AL PENAL

Dos mujeres fueron detenidas en días pasados al tratar de ingresar drogas en el Centro de Reinserción Social Morelos (Cereso) ubicado en el poblado de Atlacholoaya, cuando aparentemente acudían a visitar a familiares internos.

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) del estado, a través de la Coordinación General del Sistema Penitenciario, informó que el pasado fin de semana fueron detenidas dos mujeres durante su visita familiar, intentando introducir heroína y mariguana.

En el Centro de Reinserción Social que se encuentra en el municipio de Xochitepec en el área de aduana se aplicaron los protocolos de seguridad para el ingreso, y al realizarles una inspección se les encontraron las sustancias ilícitas.

A la primer mujer le aseguraron dos frascos de crema corporal de 400 gramos en cuyo interior se encontraba en bolsas plásticas una sustancia color café, la cual al realizar un análisis se demostró que era heroína pura con un peso aproximado de 760 gramos en total.

En un segundo caso, durante la revisión de una bolsa de alimentos que se pretendía ingresar, se aseguraron dos envoltorios de papel periódico que contenían vegetal verde con las características de la marihuana; por lo que se procedió al decomiso y la detención.

Ante tales hechos fueron detenidas y puestas a disposición Ángela “N” de 61 años de edad y Juana “N” de 59 años de edad; quienes fueron presentadas ante el agente del Ministerio Público para que se determine su situación jurídica.

La Comisión Estatal de Seguridad Pública del Estado a través de la Coordinación del Sistema Penitenciario continuarán trabajando para garantizar la estabilidad en el sistema penitenciario de la entidad, instrumentando acciones que permitan evitar conflictos y atacar de manera efectiva y oportuna, cualquier indicio que pueda generar desestabilidad, todo en estricto apego a las normas jurídicas y a los derechos humanos.

TRANSPORTISTAS “AHORCAN” CUERNAVACA

Este miércoles la capital morelense fue “secuestrada” o “ahorcada” por transportistas de la Federación Fidel Velázquez Sánchez; quienes pidieron la intervención del gobierno estatal para destrabar casi 20 averiguaciones previas que  se mantienen pendientes de resolución en la Procuraduría General de Justicia de Morelos.

Pablo Ojeda Cárdenas, secretario de Gobierno, atendió a los transportistas encabezados por Vianey Nájera Vázquez , secretaría general de la federación, para acordar levantar los bloqueos que se establecieron en puntos clave de la ciudad de Cuernavaca a cambio de iniciar mesas de diálogo y coordinación para escuchar y tratar de solucionar sus inquietudes.

El secretario de Gobierno junto con los integrantes de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz atendieron a los inconformes en las oficinas del C5, Centro de Control en Seguridad, donde se acordó encontrar la mejor solución a favor de Morelos y su gente.

Acompañado por un representante del comisionado estatal de Seguridad Pública, Luis Enrique Barrios Ríos, se convino con los transportistas incorporarlos al mecanismo digital de prevención del delito y atención ciudadana “SeguriChat”; a fin de brindarles ayuda de manera inmediata en la atención de emergencias, además de que serán capacitados en esta estrategia.

También se generará una mesa de trabajo con autoridades federales y estatales para atender peticiones sobre tarifas, permisos de residuos y traslado de materiales; entre otros aspectos, por lo que se continuará con las reuniones en días posteriores para dar un seguimiento a los temas.

Por su parte el gobernador Cuauhtémoc Blanco, entrevistado sobre el tema, dijo que aunque algunas de las demandas son específicamente sobre asuntos pendientes en la Fiscalía General del estado, se buscará intermediar entre los inconformes y la autoridad de esa área.

Los transportistas, en voz de Vianey Nájera Vázquez, agradecieron la atención mostrada por el gobierno estatal, y expresaron su la voluntad de trabajar de manera corresponsable en relación con la seguridad del gremio.

Cabe señalar que aunque se rumoró la posibilidad de que el bloqueo había sido generado por el secuestro de uno de sus líderes, esta situación no fue abordada por ninguna de las partes.

AUMENTARÁ GOBIERNO LA VIGILANCIA

El Gobierno de Morelos implementará a partir de este sábado 16 de mayo y hasta el domingo 31 un operativo denominado “Convoy Unidos por la Seguridad y la Salud de Morelos”; en la zona metropolitana, sur y oriente de la entidad.

Lo anterior, con la finalidad de coadyuvar a aplanar la curva de contagios de coronavirus COVID-19 en la entidad, por lo que se llevará la información directa a la población sobre los mecanismos de prevención, síntomas y los lugares a donde pueden acudir de manera directa o vía medios electrónicos para obtener mayor información o tener dudas.

Para lo anterior, la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz integrada por autoridades federales, estatales y municipales acordaron las acciones que contemplará este importante dispositivo de seguridad ciudadana que iniciará mañana a partir de las 9:00 de la mañana en las principales plazas públicas de los tres municipios de mayor índice poblacional que son Cuernavaca, Cuautla y Jojutla; donde se puede tener un mayor impacto.

Durante todo lo que resta del mes los miembros de la 24/a. Zona Militar, la Guardia Nacional (GN) y de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES); harán presencia en toda la entidad, principalmente con énfasis en los municipios de Ayala, Axochiapan, Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Mazatepec, Miacatlán, Ocuituco, Puente de Ixtla, Temixco, Tetecala, Tlaquiltenango, Xoxocotla y Zacatepec.

Se recorrerán las principales calles y avenidas, plazas públicas, centrales de abasto, mercados, tianguis y espacios públicos, entre otros lugares, donde también harán tareas de proximidad social para inhibir la comisión de actos ilícitos a la vez, mantener la paz social.

Asimismo las fuerzas federales, estatales y municipales, respaldarán las acciones de la Coordinación Estatal de Protección Civil Morelos (CEPCM), que se encargará de persuadir a los negocios con actividad no esencial para que cierren sus cortinas y, en caso contrario, proceder a la suspensión temporal del negocio.

Protección Civil también supervisará que los establecimientos de comida preparada que se encuentren abiertos para que sólo brinden servicio para llevar; pues ante la emergencia sanitaria por la que atraviesa el estado de ninguna manera es conveniente la aglomeración de personas.

El perifoneo será otra de las tareas aplicadas por las autoridades de seguridad y de Protección Civil, para informar a la población el riesgo que corren al salir de casa, más aún si no cumplen con las medidas señaladas por el sector Salud.

La Secretaría de Salud realizará labores de sanitización para evitar el incremento de casos COVID-19, en tanto que Servicios de Salud de Morelos (SSM) llevará a cabo simulacros a través del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM), en los que se atenderá a personas con un presunto cuadro de coronavirus.

NUEVA FUGA EN EL PENAL

¡Claro que hay responsables!

Inmersos en ésta -que se antoja una cortina de humo de dimensión internacional por el coronavirus-, como que la fuga de reos en el Centro Estatal de Reinserción Social ubicado en Atlacholoaya cobró escasa relevancia; a diferencia de sucesos anteriores en este lugar.

No ha sido un caso menor, hubo tres muertos y varios heridos; a decir de las autoridades, y la explicación que al respecto se da sobre el escape como que no es muy creíble. Necesariamente hubo implicados nuevamente custodios y funcionarios del penal, que debieron facilitar las cosas.

Se aclara que fueron 20 presos quienes lograron salir del reclusorio en un camión de la basura. Eso, para quienes no conocen los sistemas de seguridad y vigilancia en la cárcel puede convencer, pero no para quienes sabemos que para entrar y salir de ahí sólo es posible con el aval y apoyo de personal autorizado que informen sobre horarios y días de recolección de la misma, así como acceso a zonas restringidas.

Aún un camión recolector de basura tiene que ser obligadamente inspeccionado al entrar y salir, son protocolos insalvables para acceder al interior; deben pasar varias puertas o portones de acero además del chequeo de los custodios; de tal manera que como dice el dicho «a otro perro con ese hueso». Sin ayuda de cómplices adentro de la institución jamás se habría logrado llegar al exterior, porque además para eso hay también torres de control perfectamente ubicadas para observar todo el perímetro.

Hasta este momento no sabemos, como ocurrió hace unos cinco meses, de ningún cese o consignación de funcionarios y empleados por este tema, o de alguna investigación para el deslinde de responsabilidades.

Mucho se ha insistido en que ahí existen personajes de la actividad pública de gobierno con las manos metidas hasta el tope, porque hay mucho dinero de por medio, el consumo de drogas y de bebidas embriagantes deja millones de pesos de dividendo mensualmente al interior del penal con más de 4 mil reos.

Para quienes no saben qué pasa ahí en ese sentido sólo les diríamos que una botella de bebida, que afuera cuesta unos 150 pesos, ahí puede valer hasta mil, y ya se imagina lo que pasa con drogas y otros artículos incluso de aseo personal.

Como pasa en el estado, dentro hay una lucha de grupos de poder y cárteles delictivos que se pelean el territorio. Son cuatro mil o más presos, clientes cautivos para los mafiosos que, en complicidad con las autoridades del lugar, convierten aquello en un negociazo.

Es demasiada podredumbre la que hay en el Sistema Penitenciario, y eso de la fuga es otro caso de corrupción, que muestra la ausencia de controles efectivos por parte de la Comisión Estatal de Seguridad y de otros actores que debieran regularla.

Hoy, el escándalo fue menor por el tema del coronavirus, pero ello da fe de que nadie logra poner orden en éste rubro, y con lo ocurrido hay que llamar a cuentas a muchos.

¿No le parece?

APOYO, PERSONAL Y TECNOLOGÍA DEFICIENTES; CES

Durante su comparecencia ante diputados del Congreso local, con motivo de la glosa del primer informe de gobierno, el titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), José Antonio Ortiz Guarneros, admitió deficiencias en la prevención del delito y se quejó de deficiencia presupuestal, falta de tecnológica y de personal; lo que impide que tenga mejores resultados.

Recordó que relacionado con el personal, situación que ya le hemos informado en este medio, se necesitan al menos cinco mil policías más en el estado; ya que se dispone de menos de cuatro mil, y de ellos el 45 % desarrolla tareas diferentes a la prevención.

Los legisladores, José Casas González y Alejandra Flores, cuestionaron la falta de estrategias que derivan en el poco avance para el combate a la delincuencia, y el diputado Marcos Zapotitla, quien ha trabajado muy de la mano con el CES moderó la sesión de preguntas y respuestas.

Casas González le dijo a Guarneros que había protegido a presuntos policías corruptos de Cuautla, a lo que el funcionario respondió con relación a lo que sucedido el 11 de enero por un enfrentamiento entre policías municipales y estatales; permanecía la separación del cargo de los protagonistas de ambos bandos, mientras se investiga el fondo de la situación.

Se deslinda

En lo referente a la falta de operación de muchas de las video cámaras en las calles, dijo que algunas que son de los Convives y tienen diferentes problemáticas por falta de conexión o mantenimiento y más de mil del C-5 que se están reparando.

El comisionado reiteró que en lo referente a los elementos policiacos hay cerca de 250 que no pasaron los exámenes de control y confianza, por lo que deberán ser dados de baja, pero no hay dinero para liquidarlos y reemplazarlos.

Sobre la operación del Segurichat, la vía de queja y denuncia directa de los ciudadanos, dijo que ha dado mejor resultado que otros mecanismos, incluido el 911, donde muchas llamadas son falsas alarmas o dan datos falsos, mencionó.

Además consideró una pena que dos de las tres academias del estado estén cerradas, porque fueron construidas con recursos del Plan Mérida, dijo.

SUSPENDEN A DIRECTOR DE CUAUTLA

La Comisión Estatal de Seguridad (CES) informó que el director general de la Policía Municipal de Cuautla, Isael Nieto Pliego, fue separado del cargo de manera temporal, para que se lleven a cabo las investigaciones, por las acusaciones por la liberación de presuntos secuestradores.

Cuestionado sobre este caso el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo dijo que las autoridades federales se encuentran ya investigando la situación, porque «es muy fácil acusar a alguien sin presentar pruebas, por eso le pedí al fiscal que llegue a la verdad en este caso», afirmó.

Dijo que incluso hay unos 180 elementos que están siendo investigados por su probable relación con grupos de la delincuencia organizada.

SEPARAN A AUTORIDADES PENITENCIARIAS

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) informó ayer por la noche la separación de tres de los funcionarios del Sistema Penitenciario Estatal, con el objetivo de realizar con transparencia la investigación de los acontecimientos registrados las últimas horas al interior del Centro de Reinserción Social (CERESO) Morelos.

En tal sentido, fueron separados de su cargo la directora general de Centros Penitenciarios, Miriam Mireles Toledo; quien se encontraba a cargo en ausencia de su superior que estaba en un curso, Jorge Israel Ponce de León Bórquez; al coordinador del Sistema Penitenciario estatal, Alejandro Cornejo Ramos; director general de Reinserción Social y al director general Operativo Raúl Colín Martínez del CERESO Morelos.

La CES reiteró que es compromiso del Gobierno del estado actuar con estricta transparencia y legalidad, por lo que se realizará una investigación a fondo para deslindar responsabilidades sobre lo ocurrido.

Asimismo, se informó que se incorporaron los custodios al servicio la tarde del jueves, con el compromiso de que se llevará a cabo la revisión de su situación laboral, ya que se reveló que sólo se cuenta con poco más de 150 elementos de custodia, para una población penitenciaria superior a los dos mil 500 internos.