¿ABOGADOS?

Con la advertencia de que no se debe anteponer el interés particular sobre el beneficio social, el juez Tercero de Distrito negó un amparo al magistrado Juan Emilio Elizalde Figueroa, quien se negaba a acudir a sesionar a la sala que le correspondía en el Circuito Oral de Segunda Instancia.

La autoridad federal, casi hizo un llamado de atención al juzgador morelense, ya que advirtió en la conclusión de la resolución de su amparo que: “…la sociedad está interesada en funcionarios impartidores de justicia se ocupen de su actividad jurisdiccional con dedicación, empeño, esmero y disponibilidad de tiempo, para impartir justicia pronta y expedita.”, remata el texto.

Cabe señalar que el magistrado, que forma parte de la disidencia en contra de la presidenta Carmen Verónica Cuevas, no ha acudido a las sesiones de pleno convocadas desde principios de mes; pero buscó el amparo de la justicia federal para la no trasladarse de sede, donde se concentró el Circuito Oral Penal de Segunda Instancia que le corresponde en la Ciudad Judicial.

La medida, argumentó el Tribunal Superior de Justicia es equilibrar la carga laboral entre jueces y magistrados; además de optimizar los recursos materiales y humanos, así como abatir el rezago.

“Este juzgado (expresó la autoridad federal) considera que debe negarse la suspensión provisional a la parte quejosa, pues de lo contrario se violarían disposiciones de orden público e interés social”, recalcó.

magistrado Juan Emilio Elizalde
Magt. Juan Emilio Elizalde.

Este es el tercer revés que reciben los magistrados disidentes, que promovieron a través de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CEDHEM) -cuya titularidad tenía el novio de la ex magistrada presidenta Nadia Luz Lara-, un recurso de inconstitucionalidad en contra de algunos aspectos de la nueva ley reglamentaria del Poder Judicial y de la Constitución del estado que se reformó en el sexenio pasado.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró  improcedente la acción de inconstitucionalidad, además de que hizo a un lado la revisión sobre el periodo de permanencia de los magistrados, lo que otorgó el aval para que la magistrada presidenta para continúe en el cargo; lo que en los hechos exhibe la falta de criterios jurídicos que se utilizaron.

Adicionalmente, declaró infundados los argumentos de la CEDHEM para defender el Consejo de la Judicatura, en el sentido de que la creación de una Junta Administrativa distraería a jueces y magistrados de la función jurisdiccional; puesto que habría un órgano especializado en la materia”, comentó en el documento el ministro ponente, Javier Laynez Potisek.