PROPUESTAS A LA SECRETARÍA DE OBRAS

Habrá que esperar posición del gobernador

Luego de que Fidel Giménez Valdez presentó su renuncia a la Secretaría de Obras Públicas del gobierno de Morelos; hace unos días desde el ámbito social y de algunas organizaciones de profesionistas relacionados con la materia surgieron propuestas para ocupar esa responsabilidad.

La posición más insistente va en el sentido de que el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo tome en consideración las sugerencias y designe a algún profesional morelense que cumpla con el perfil, capacidades y conocimientos como para desarrollar una labor positiva al frente de esa dependencia, que la mayoría de las ocasiones se ocupa no por ingenieros o profesionistas con experiencia en ese rubro.

Por lo menos hasta este momento; son dos figuras las que parecen contar con mayor respaldo del gremio de constructores, ingenieros civiles y arquitectos: Lucio Ramírez Brugada, un excelente perito y Alejandro Rosas Pérez, éste un ingeniero civil, ex presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos y actualmente consejero nacional de tal cuerpo colegiado.

Hay un denominador común entre ambos, son a decir verdad profesionales con prestigio y presencia en la materia; si bien no han tenido cargos relevantes en el terreno de la administración pública, han mostrado compromiso y eficiencia en la iniciativa privada, cosa nada fácil de conseguir y sobre todo reconocimiento entre los profesionistas del ramo.

Siendo honestos son muy buenos elementos, morelenses y con identidad total en el entorno local; políticamente generarían un buen ambiente y harían equipo con otros funcionarios morelenses de origen, y eso ayudaría a fortalecer la imagen del propio jefe del Poder Ejecutivo. Sin embargo, la decisión es absolutamente del gobernador, la ley lo faculta para hacer las designaciones de manera directa, y ya será Blanco Bravo quien decida hacer caso o no a las opiniones y sugerencias de los interesados, porque sólo son eso; recomendaciones.