RATIFICAN VINCULACIÓN CONTRA FUNCIONARIOS DE CUERNAVACA

El Tribunal Superior de Justicia ratificó la vinculación a proceso por el delito de Cohecho en contra de tres empleados del Ayuntamiento de Cuernavaca, presuntamente por haber exigido 200 mil pesos al propietario de un negocio para no clausurarlo.

De acuerdo con la sesión, que se llevó a cabo el pasado 11 de febrero, los integrantes de una de las salas del TSJ ratificaron la vinculación, expediente en el que se encuentra relacionado el actual presidente municipal Antonio “N”y el sub secretario de Protección Civil, quien incluso se encuentra en prisión preventiva.

Los magistrados consideraron que el procedimiento impugnado por la defensa de tres inspectores, que llevaron a cabo la conducta; aparentemente por instrucciones de sus superiores jerárquicos, se llevó a cabo de manera correcta, por lo que mantuvo la vinculación.

El pasado 7 de agosto del año 2020 personal de la Fiscalía Anticorrupción detuvo en flagrancia a los servidores públicos, quienes presuntamente le exigieron 200 mil pesos al propietario del establecimiento “Autoexplanda Cuernavaca”, para no clausurarlo.

Brian “N”, Emmanuel “N”y Miguel Ángel “N”; fueron detenidos por la denuncia presentada por el afectado, y en sus declaraciones los inculpados aseguraron que tanto el alcalde de Cuernavaca como el sub secretario de Protección Civil les ordenaron llevar a cabo el operativo; sin embargo, la defensa de los imputados interpuso un recurso de apelación con la intención de revertir la decisión del juzgador.

VILLALOBOS ADÁN EN LOS JUZGADOS

Como presunto delincuente que es…

Como presunto responsable del delito de cohecho el alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, debió presentarse hace unos días ante un juzgado penal de Atlacholoaya donde debía rendir su declaración con el riesgo de ser vinculado a proceso; lamentablemente la Fiscalía Anticorrupción “por error” u omisión, o simplemente porque no… en algo que pudiera ser “una jugada” para beneficiar al edil, no entregó en tiempo y forma los documentos necesarios para tal audiencia.

El caso es que debido a ello los abogados del vapuleado alcalde solicitaron que se difiriera la declaración preliminar hasta finales de éste mes, pero ya como vil delincuente, seguramente ante el temor de que pudiera ser encerrado en el penal, Villalobos llegó con amparo federal bajo el brazo o sea que sí se sabe culpable de algún delito, por eso se amarró el dedo.

Y como desde hace rato anda casi a salto de mata por tantas burradas, actos de corrupción y marrullerías cometidas al frente de la comuna, se adelantó a la cita que estaba programada a las ocho de la mañana, pues él sabiendo que habría afectados por sus decisiones esperándolo para “recordarle el 10 de mayo” arribó a ese centro penitenciario apenas pasadas las siete de la mañana.

Y no estaba del todo mal, porque en efecto, decenas de ex trabajadores de la comuna capitalina se amontonaron en los accesos cercanos al reclusorio, deseaban gritarle y reclamarle por qué los dejó sin trabajo en medio de la pandemia del coronavirus; cuando no hay fuentes de trabajo, cuando las condiciones son verdaderamente lamentables para todos, en una acción inhumana que sólo muestra la inmoralidad de un personaje mediocre, incapaz para el cargo y deshonesto hasta el cuello.

Una vez que se acordó diferir la comparecencia hasta después del 20 de noviembre Villalobos salió por un acceso discreto; sin embargo, no pudo evitar que sus ex trabajadores lograran ubicarlo y entre gritos e insultos escapó por esta ocasión, pero deberá regresar, porque la soga sigue amenazando con degollarlo en lo relacionado a su cargo.

Una posición a la que por mera “chiripada” llegó y con el apoyo de figuras perversas e inmorales como el ex gobernador Graco Ramírez y el entonces dirigente municipal del PES.

Vergonzoso escenario de políticos de ocasión, de advenedizos en el quehacer público gubernamental, gente sin escrúpulos que hacen del servicio público un instrumento para salir de pobres, mire que éste individuo no tiene igual y practica tal cinismo que mientras cientos de ex trabajadores exigen liquidación por el despido el sujeto subió un video en redes sociales hace unos días en el que se le venía disfrutando en su recién adquirido departamento de lujo en Acapulco, con un valor superior a los 10 millones de pesos.

En cualquier otro país, estado o municipio, donde se le tenga el mínimo respeto a la ley, un edil como él ya estaría tras las rejas y con posibilidad de una pena perpetua; sólo en un territorio sin ley como el nuestro se llega a tan descarados actos de maldad, sin que se tengan que pagar las consecuencias.

El proceso que enfrenta hoy es porque intentó extorsionar con 200 mil pesos a un empresario que quiso abrir un auto cinema en avenida San Diego, en la colonia Vista Hermosa de Cuernavaca, pero en el Congreso local existe una petición de juicio de responsabilidad por desvío o robo de casi 70 millones de pesos al erario municipal, y bueno unas 100 demandas laborales por los despidos que ha emprendido.

¡Vaya pillo de mil suelas! es por mucho la vergüenza de los presidentes municipales en el país.