MUEREN 4 INTERNOS MÁS EN RIÑA

La mañana de este miércoles 01 de julio se registró una riña entre Personas Privadas de la Libertad (PPL) en el área de ingresos del Centro de Reinserción Social (Cereso) Morelos, reportó la Comisión Estatal de Seguridad (CES), ubicado en el poblado de Atlacholoaya en Xochitepec.

Elementos de seguridad y custodia activaron los protocolos correspondientes de inmediato logrando controlar la situación, y restableciendo el orden al interior del centro penitenciario.

Resultado de las agresiones entre los internos cuatro personas perdieron la vida en el lugar, a consecuencia de las lesiones provocadas por golpes y un lesionado fue atendido en el lugar por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM); sin que presentara lesiones que requirieran una atención especializada.

Dos internos más fueron trasladados para su atención médica en un centro hospitalario al exterior del complejo penitenciario de Atlacholoaya.

A través de la Coordinación General del Sistema Penitenciario y con el apoyo de elementos de la CES, Guardia Nacional y SEDENA, se tiene controlada la situación en el centro de reclusión y se establecerán las medidas de seguridad y seguimiento del caso, a fin de establecer las sanciones que se deriven de los hechos.

NIEGA MORELOS BROTE EN PENALES

El director general de Centros Penitenciarios de Morelos Gilberto Barba Ocampo negó diversos datos que se han dado a conocer en medios de comunicación y redes sociales; en los que se asegura que las cárceles del estado han tenido brotes o al menos varios casos de Covid19, y que se tienen 80 internos contagiados y hasta el director del Centro de Reinserción Social varonil de Atlacholoaya, versiones que fueron rechazadas de manera contundente.

Durante la conferencia diaria para dar a conocer el panorama del avance del Covid19 en la entidad, el mismo funcionario hace aproximadamente dos semanas, informó que una trabajadora de custodia dio positivo y murió como consecuencia de la enfermedad; lo que en su momento prendió los focos rojos en la dependencia, por lo que se fortalecieron las medidas de prevención entre personal administrativo y de custodia, así como para la población interna; que ya había sufrido algunas restricción en sus visitas.

En ese entonces, Barba Ocampo explicó que después de varios días de descanso y una solicitud de licencia médica la trabajadora del sistema penitenciario ya no regresó a laborar porque fue confirmada del contagio, por lo que se inició una búsqueda de posibles contactos entre el personal y quien hubiera estado trabajando con ella. Hasta el momento ningún caso más se ha detectado, aunque algunos trabajadores estuvieron en confinamiento voluntario de manera preventiva.

Además, explicó que un interno presentó síntomas de problemas respiratorios y posteriormente perdió la vida, pero aún no se ha confirmado que haya tenido la enfermedad.

Al aclarar la información sobre un brote de supuestamente 80 internos contagiados, el funcionario dijo que hasta el momento se tienen sólo esos dos casos probables de Covid19, y posterior a la detección de los mismos sólo se han registrado 18 internos con síntomas de enfermedad respiratoria leve, que fueron puestos en aislamiento para descartar cualquier situación de riesgo; de los cuales tres, que se encontraban en el Centro Femenil de Reinserción, ya fueron dados de alta y el resto permanece sin complicación.

Barba Ocampo mencionó también que como medida preventiva, además de la restricción de visitas a familiares directos que cumplan con todas las medidas sanitarias y que no se encuentren en los grupos de población vulnerable, sólo se permite a los internos comunicación con sus abogados y con familiares muy cercanos incluso vía medios electrónicos si por ejemplo la mamá de alguno se encuentra en población vulnerable y solicita el servicio de comunicación especial.

“Tenemos también un área especial, un dormitorio con 124 internos que son considerados población vulnerable, ya sea porque cuentan con más de 60 años o porque cursan con alguna enfermedad que los sitúe entre la población vulnerable”, precisó.

Se le cuestionó también sobre el caso de un preso que ha permanecido en aislamiento y que fue trasladado y regresado del Hospital del IMSS en la zona sur de Morelos, a lo que respondió que efectivamente el interno presentaba un cuadro sospechoso de enfermedad respiratoria del cual fue dado de alta, pero él mismo pidió regresar al hospital porque presuntamente volvió a sentirse mal, y ha sido valorado ya en 4 ocasiones y dado de alta, pero personalmente insiste en que se siente mal.

La opción fue mantenerlo en aislamiento hasta en tanto se confirme que no es fuente de ningún contagio o que mejore su estado de salud.

TRASLADAN A MORELOS A OTRO HIJO DE «EL CARRETE»

El segundo hijo de Santiago Mazari Hernández, alias “El Carrete”, líder de la banda delictiva de «Los Rojos» de nombre Edwin; fue detenido en San Pedro Mixtepec, Oaxaca por el delito de secuestro y trasladado ayer a Morelos.

La Secretaría de Seguridad Nacional y Protección Ciudadana dio a conocer que en una acción coordinada en la que participaron diferentes corporaciones policiacas, se llevaron a cabo las labores de inteligencia e investigación en campo para la localización y detención del joven.

Edwin se encuentra relacionado con el secuestro y la desaparición de dos jóvenes de 15 y 17 años cometido en septiembre pasado en la población de San Gabriel Las Palmas, en el municipio de Amacuzac, Morelos.

De acuerdo con un comunicado de la autoridad, Edwin “N” presuntamente coordinaba las actividades del grupo delictivo que comandaba su padre en los municipios del sur de Morelos, Amacuzac y Puente de Ixtla.

Cabe señalar que Santiago Mazari fue detenido hace unos meses y posteriormente su hijo Alexis, este último acusado del intento de homicidio de un ex presidente municipal de Amacuzac, a quien él y su primo Gabriel habían amezado.

A fines de octubre pasado, aparentemente por el robo de unos tenis en uno de los dormitorios del penal de Atlacholoaya, se registró una riña durante dos días que ocasionó la muerte de siete internos, entre ellos «El Ray», un lugarteniente del grupo delitivo contrario «Guerreros Unidos».

Alexis fue trasladado a un penal de máxima seguridad al igual que s padre, que se encuentra en el Centro de Reinserción Social de Durango.

¿QUÉ MANOS MECEN LA CUNA?

Los hechos violentos que se han registrado en el penal de Atlacholoaya revelan ausencia de controles y de mandos de las instancias competentes, y todo lleva a considerar que son los delincuentes más peligrosos los que mandan en el interior y en general; en todo el Sistema Penitenciario Estatal nombrado de Reinserción.

Pero, más allá de eso, hay elementos de información que sugieren la injerencia de perversas manos externas, de personajes que ocupando posiciones y responsabilidades públicas relacionadas con la inseguridad; vienen alimentando la comisión de delitos como los que se han dado en ese penal, donde hace unos días hubo un decapitado.

Y precisamente hablando sobre ese tema, DAD cuestionó a funcionarios sobre el por qué venían ocurriendo esos hechos en la cárcel, y la respuesta fue, en corto, “investiga cuál es el papel de Adriana Pineda, la responsable de la Unidad Antisecuestro en todo esto».

Con lo anterior, nos dimos a la tarea de buscar contactos cercanos a ella y a la Fiscalía General de Justicia, que también parece tener responsabilidad en la desestabilización, además de compañeros que cubren la fuente policiaca y, en efecto, salieron datos bastante interesantes, pero muy preocupantes.

La información de entrada señala que Adriana Pineda cuenta con elementos clave al interior del reclusorio, lo mismo que en la Fiscalía, y que a través de ellos tiene conectes directos con el famoso “Cártel de Los Rojos” y que hasta con algunos de “Guerreros Unidos”.

Un compañero de los medios advirtió que «meterse con Adriana Pineda es entrar en terrenos peligrosos, porque ella maneja una mafia de alto nivel»; de tal manera que de una vez la responsabilizamos de lo que nos pudiera pasar o a la familia.

Bueno, cierto o no, porque difícilmente hay pruebas, alguien nos decía «a nosotros, dos días antes de que secuestraran al ex rector Alejandro Vera Jiménez y a su esposa, nos pasaron el tip de que la gente de ella los levantaría».

Y la explicación a esto es que aspira a remplazar a Uriel Carmona Gándara en la Fiscalía Genera, por eso es que viene perpetrando acciones como ésta, secuestros que ella misma “pide” y luego “resuelve con la prontitud con la que lo hizo con Vera, mostrando así que es eficiente y capaz como para ascender a la posición referida.

Pero así como se le acusa de mover pandillas de maleantes y de tener relación con cárteles, igualmente se refiere que es la que estaría detrás de los sucesos de sangre en el penal, porque busca controlar todo el mercado de drogas en el sistema penitenciario, a favor de Los Rojos.

Incluso se agrega que el traslado del hijo de “El Carrete» a un penal de alta seguridad a otra entidad, ha sido un golpe a sus intereses; porque le vienen desmantelando o descabezando a sus operadores internos.

Llama la atención el dato de que ella conoció muy de cerca los hechos de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que incluso tiene aquí en Atlacholoaya a un tal Felipe, que habría participado en aquel lamentable suceso.

Es extraño que, a pesar de sus antecedentes desde que salió una de sus protectoras Alicia Vázquez Luna y de sus familiares, se le respetara a Adriana la posición en una Fiscalía que renovó hasta titular, porque quedó claro en el gobierno de Graco Ramírez que ella era sobrina de “los Abarca; José Luis, ex alcalde de Iguala y su esposa, a quienes se consideró corresponsable o al menos cómplices en la desaparición de los estudiantes normalistas.

La esposa de ese ex presidente municipal es tía de Adriana Pineda, cuyos hermanos fueron vinculados a la delincuencia en Guerrero y posteriormente asesinados, por eso se dice que la señora tuvo un papel clave en todo aquello.

Lo que se pudo indagar, en torno a lo que viene pasando en Morelos, es que ella es clave en muchas cosas referentes a delitos de alto impacto; que las cosas en ese aspecto no han cambiado mucho respecto al pasado; que desde las instituciones, los presuntamente responsables de combatir a los enemigos públicos, están aliados con ellos, y han traicionado al pueblo morelense. Sí que se antoja terrible.

Bueno, ella igualmente tiene controles fuertes en la zona oriente, tiene al frente de la Unidad Antisecuestro a obedientes personajes que le hacen el trabajo a la medida.

Si con un poco de esfuerzo DAD logró obtener datos interesantes sobre el papel que desempeña realmente este personaje, debemos confiar en que oficialmente ya debe haber más precisión al respecto, y si en verdad anda en cosas terribles, pues que se preparen las denuncias para aplicarle la ley.

De entrada pues, como antaño, detrás de muchos secuestros, sobre todo aquellos que se resuelven casi de inmediato, aseguran está ella. Crea el problema para resolverlo y presumir de sobrada capacidad.

MUEREN OTROS DOS INTERNOS EN EL CERESO MORELOS

En la tercera riña entre internos, que se registra en menos de un mes, en el Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) Morelos, murieron hoy otros dos internos que se suman a los siete que perdieron la vida hace tres semanas.

A pesar de que en esta ocasión la reacción de los cuerpos de seguridad de manera coordinada fue más rápida; los internos Felipe “N” alias “El Limón” y Miguel “N” alias “El Chisto” perdieron la vida, antes de llegar al Hospital General “José G. Parres” de Cuernavaca a donde fueron transladados.

Adicionalmente, otros nueve internos también presentaron lesiones, todos ellos provocadas por armas punzo cortantes; reportándose que al menos tres fueron considerados en estado crítico.

Los hechos se registraron antes del mediodía y por la tarde se informó que fueron trasladados a un penal de máxima seguridad cuatro internos de alta peligrosidad, identificados como Mauricio Gerardo “N” alias “La Kika”, Alexis Oswaldo “N” alias “El Carretito”, Gabriel “N” alias “El Chicles” y Ramón “N”, quienes deberán continuar su reclusión en el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 12 de Guanajuato.

Alexis Oswaldo “N” es hijo de Santiago Mazari alias “El Carrete”, líder del cartel autodenominado “Los Rojos”, cuya operación se tiene registrada por autoridades federales por el trasiego de droga, el secuestro de personas y otros delitos de alto impacto. Mazari, fue detenido hace unos meses en la montaña del vecino estado de Guerrero y es originario del poblado San Gabriel Las Palmas del municipio de Amacuzac, en la zona sur de Morelos.

MUERE INTERNO Y HAY DOS HERIDOS POR RIÑA EN PENAL

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) dio a conocer ayer por la tarde que derivado de una riña que se registró por la mañana en uno de los dormitorios del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Morelos, ubicado en el poblado de Atlacholoaya, un interno perdió la vida y dos más fueron lesionados con armas punzo cortantes, y permanecían hospitalizados hasta el cierre de la edición.

Los hechos, expusieron en el comunicado, se iniciaron poco antes del mediodía como consecuencia del robo de unos zapatos en el dormitorio cuatro del centro penitenciario, y alrededor de dos horas después un grupo de internos del dormitorio nueve se presentó en el primero iniciando la trifulca.

Las autoridades estatales aseguraron que en todo momento se tuvo el control de la institución y que no se trató de un motín, como se dijo inicialmente en redes sociales donde incluso se subió un video; además de que no existe un autogobierno que tenga el control de la institución.

No se dieron a conocer los nombres de los afectados, pero se mencionó que los tres afectados contaban con 37, 30 y 24 años respectivamente; correspondiendo éste último a un herido con lesiones leves que sólo se trasladó al hospital de Temixco.

Adicionalmente, se informó que se investigará el origen del video que se exhibió, ya que se supone que no debe haber teléfonos celulares en el centro de reclusión.