PRI, EN EL HAMBRE

*Cada vez menos y sin dinero

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Morelos está prácticamente extinto, los pocos que quedan lo hacen en función de las prerrogativas que reciben del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac); consistentes en poco más de 600 mil pesos al mes que se quedan en unas cuantas manos.

Pero dadas las condiciones de ilegalidad en las que vive el Comité Directivo Estatal (CDE) hasta la entrega de prerrogativas les suspendieron hace unos días, porque la dirigencia nacional desconoció al dirigente local Alberto Martínez González como presidente de esa institución en la entidad; de tal forma que, legalmente, no hay quien tenga facultades para reclamar ese dinero.

Ante tales condiciones Aristeo Rodríguez, ex diputado local y ex dirigente cañero, quien ha estado muy activo abanderando movimientos, con un grupo de correligionarios tomó ayer las instalaciones del Impepac para exigir que se les entregara el dinero.

Este personaje, con origen en la zona cañera del sur de Morelos, ha sido uno de los aliados del ex aspirante tricolor a la gubernatura Amado Orihuela Trejo.  Ambos, con malos antecedentes, porque se les atribuye un desvío millonario de recursos cuando dirigían la Asociación de Productores de Caña de Azúcar.

Pues sí, siguen siendo los mismos rostros los que mantienen de rehén a un partido que en su oportunidad, y por más de siete décadas, mantuvo la hegemonía en el control del poder político en todo el territorio nacional; comenzando por la presidencia de la República.

En las elecciones presidenciales del 2000, en lo que se presume fue un acuerdo con la derecha, dejaron el mando de la nación en manos del Partido Acción Nacional (PAN).

El pacto, fue sólo por dos sexenios, por eso el tricolor recuperó el mando en el 2012 pero, al igual que la mayoría de los partidos, fue arrasado en la elección presidencial del 2018 por la coalición que encabezó Andrés Manuel López Obrador, y ésta vez no pudieron rescatar prácticamente nada.

Por lo menos en Morelos no vemos cómo puedan resurgir de las cenizas, los personajes que quedan arrastran un severo desprestigio porque algunos de ellos se dejaron seducir por ofrecimientos o presiones del ex gobernador perredista Graco Ramírez, y acabaron «operando» políticamente para él; a favor de su hijastro Rodrigo Gayosso, quien buscó la gubernatura en el 2018 y ya tenía alianzas previas con algunos militantes del tricolor.

Amado Orihuela Trejo y Jorge Meade Ocaranza, ambos ex candidatos perdedores a la gubernatura en contiendas anteriores, formaron parte de la estrategia del perredista tabasqueño para descarrilar el bloque de la coalición de la izquierda pero, ni sumados todos en su contra, lo lograron.

Es decir, se venden al mejor postor, siguen simulando defender los colores del priismo, pero la mayoría de los poquitos militantes que quedan; saben realmente quiénes son, y no están dispuestos a tolerarlos.

Lo malo para ellos es que si esos políticos aventureros mantienen el control de lo que les queda del partido en la entidad, es decir; miseria y pobreza, es muy posible que en la próxima justa pongan en riesgo su registro, por sus malas acciones y decisiones. Han pasado de la gloria al infierno, y tras vivir más de 70 años en la abundancia ahora andan casi pidiendo limosna.

Por su parte la autoridad electoral del estado ha sido clara al asegurar que, tratándose de un partido con registro nacional, primero deben aclarar sus diferencias de manera interna, para poder tener nuevamente las prerrogativas que les corresponden, y esto se resuelve en tribunales electorales del ámbito federal.

AMENAZAN CON BLOQUEAR SCT

Ejidatarios del municipio de Jojutla amenazaron con tomar las oficinas de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) delegación Morelos que se encuentran en Cuernavaca, en caso de que en esta semana no se les atienda, en torno a la falta de cumplimiento de algunos acuerdos para la indemnización de terrenos aledaños a la Autopista Siglo XXI.

Por tercer día consecutivo los campesinos mantienen bloqueado el kilómetro 52+500 y otros puntos que bloquean de manera intermitente, encabezados por el ex diputado priista Aristeo Rodríguez Barrera, quien se presentó como asesor del núcleo ejidal.

De acuerdo con el representante, las autoridades de la SCT y de la Secretaria de Gobernación federal se habían comprometido a dar respuesta a sus denuncias por el incumplimiento de la paraestatal a varias disposiciones acordadas.

“Si sigue esta misma situación, vamos a tomar la SCT, ellos no quieren responsabilizarse de las demandas del Ejido de Jojutla y pretenden deslindarse de responsabilidades como lo han hecho con otros ejidos y quieren cambiar los acuerdos y hacer a un lado al Instituto de Administración de Avalúos y Bienes Nacionales (Indaabin), cuando es la instancia que avalar las negociaciones.