REALIZA AMLO GIRA EN MORELOS

*Inaugura Universidad para el Bienestar

*Nuevo espaldarazo a Cuauhtémoc

Al iniciar la octava gira oficial del presidente Andrés Manuel López Obrador en el estado de Morelos esta mañana, el mandatario aseguró que el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo va a contar siempre con su respaldo y apoyo del gobierno Federal para sacar adelante sus proyectos, debido a que recibió un estado en banca rota.

“La administración estatal encontró muchas resistencias para avanzar al haber recibido una entidad saqueada, y hay quienes pretenden regresar a cargos de representación para gozar de fuero y no ser juzgados por los abusos que cometieron, por eso lo atacan constantemente” defendió López Obrador a Cuauhtémoc Blanco.

“La mejor receta para enfrentar las resistencias de los conservadores corruptos, la mejor fórmula, es trabajar para el pueblo, nunca darle la espalda al pueblo (…) porque si se está con el pueblo se tiene un escudo protector”, señaló.

“Por eso hay que seguir adelante, y el gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco va a contar siempre con nuestro apoyo, con el respaldo del Gobierno Federal”, recalcó.

La gira de trabajo de López Obrador comenzó en la zona sur de Morelos, donde inauguraron la Universidad para el Bienestar «Benito Juárez García», que tendrá su sede en el municipio de Tlaltizapán.

“Hoy comenzamos una gira por Morelos, vamos a iniciar obras importantes, vamos a dar a conocer programas que van a ayudar mucho al bienestar del pueblo de Morelos”, expresó el presidente de México. Además indicó “vamos a seguir trabajando de común acuerdo con el Gobierno del estado, con los gobiernos municipales, y de manera muy especial apoyando al gobernador Cuauhtémoc Blanco.

Por su parte el jefe del Ejecutivo local mencionó que: “igual como lo hace el gobierno federal en Morelos seguimos luchando contra los vestigios de la corrupción que nos heredaron, y que es un recuerdo de un pasado abusivo que aún se encuentra arraigado en algunos sectores”.

“Aprovecho para reiterarles que en Morelos la justicia no es negociable ni será moneda de cambio para intereses políticos (…) con el apoyo de su gobierno me comprometo a que no nos temblará la mano, ni descansaremos hasta llevar ante la justicia a quienes hasta hoy se han burlado de la ley”.

“Siguiendo su instrucción y ejemplo en Morelos no hay lugar ni para la corrupción ni para la impunidad”, reafirmó Cuauhtémoc Blanco.

El presidente y el gobernador estuvieron acompañados de la directora general del Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar, Benito Juárez, Raquel Sosa Elízaga, y durante el evento se anunció que ya fue aprobada la reforma constitucional al artículo cuarto constitucional, para que la pensión para adultos mayores y personas con discapacidad sea un derecho y no sólo un beneficio para sectores vulnerables.

SÍ QUE SE ACOSTUMBRARON A MANDAR

Responde AMLO al FMI

El hecho de que vivamos en un mundo globalizado en el que, económica y comercialmente, no existen fronteras no significa que las naciones deban ser objeto de manipulación de poderosos organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, por lo visto en el caso de México se atrevía a orientar las políticas internas del país y éstas eran fielmente acatadas por los anteriores gobiernos serviles y rastreros.

Claro, había condiciones desafortunadas para que eso sucediera, es decir, depender de ellos y otras organizaciones; sobre todo porque ante la insuficiencia de dinero para hacerle frente a las necesidades nacionales debido al saqueo y robo inmisericorde.

Se recurría constantemente al crédito hasta llegar a cifras escalofriantes que seguimos pagando los ciudadanos; aunque de ese dinero no disfrutáramos ni un peso los contribuyentes.

Lo anterior viene al caso porque violentando nuestra autonomía de nación y violando los principios de respeto el FMI se atrevió a «sugerir» que nuestras autoridades no debían construir refinerías e incluso aconsejó orientar el dinero a cosas diferentes; insinuando además que en todo caso fuera la Iniciativa Privada la que se hiciera cargo de esos proyectos, como el Tren Maya.

¿Mire que llegar a éste atrevimiento? la sola expresión en ese sentido ofende, y de ahí que se nos hizo interesante la respuesta del presidente de la Repúblic; quien de entrada les recordó que «son otros tiempos” que ahora se tiene “más vergüenza y pudor” y que nos deben respetar en la toma de decisiones.

Bueno, incluso irónicamente agregó que de ser así el diálogo, el gobierno mexicano también tendría derecho a aconsejarles lo que deberían hacer “los magnates del agiotismo mundial”, que apoyen a los pueblos más necesitados del mundo con préstamos a tasa cero o mínimo, que sería más humano que ayudaran los consorcios internacionales y empresarios en sí, súper millonarios a los países pobres; aunque admitió que «de todos modos” ellos no nos harían caso.

La agresión vertida por el FMI muestra con mucha claridad cómo se manejaban las cosas en el pasado; permitiendo y aceptando «cartas de intención» que eran documentos dictados por el propio fondo y que se acataban puntualmente, poniéndonos de rodillas y mostrando el grado de dependencia de las instituciones a las órdenes  del extranjero.

No podemos negar que hay aspectos desafortunados en el desempeño del gobierno federal y muy específicamente del presidente Andrés López Obrador, pero no podría desconocerse que el señor tuvo los pantalones para responder a sus ofensas y decirles que se abstengan de meterse “en lo que no les importa”, en pocas palabras.

Para quienes andan en enfrentamiento con el mandatario seguramente no merecerá siquiera una mención porque no aceptan un solo acierto de la presente administración; no obstante, es de destacarlo porque al menos existe la estatura de miras para impedir que del exterior se sigan metiendo en asuntos que no son de su competencia.

¿Que el FMI debe estar molesto con México? pues todo pareciera indicar que sí ¿por qué? pues porque es ahí donde cobra fuerza aquella versión respecto de que la pandemia del coronavirus ha sido un fenómeno generado por perversos personajes internacionales del mundo financiero que busca eliminar a millones de seres humanos; que a juicio de ellos somos una carga para la humanidad porque pasamos los 60 años.

Y además se dice que buscarían mediante ésta maldad obligar a muchos países a endeudarse con ellos para enfrentar la enfermedad.

México es quizás una de las pocas naciones que tomó la decisión de no recurrir al préstamo y aguantar con lo poco que las ratas gubernamentales anteriores nos dejaron, y eso no les cayó muy bien porque se acostumbraron a mandar más allá de sus facultades. Hoy no lo lograron con nosotros, de ahí que consideramos muy valiente la respuesta presidencial ¿no le parece?

FRENAAA; LOS ANTI AMLOS

*Sospechoso movimiento

Consecuencia de algunas acciones y decisiones «non gratas» para un grupo de políticos y empresarios; por parte del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, apareció un movimiento en su contra denominado Frente Nacional Anti AMLO (FRENA).

Su principal es exigir la renuncia del mandatario; sin embargo, esos «activistas» parecieran esconder muchos secretos y exhibir demasiados resentimientos, que se antoja llegan al exceso y a la agresión verbal abierta.

Sin duda lo hemos visto reiteradamente, ejercer el poder público en México desgasta y en éstos tiempos de tecnología informativa -muy rápido- y, en el caso de López Obrador no ha sido diferente. En la silla presidencial es imposible dejar contentos a todos, y menos cuando existen grupos poderosos, diríamos aquí mafias, de personajes de toda naturaleza que se acostumbraron a vivir como virreyes a costa del hambre y la miseria de los demás.

Cierto que tampoco podríamos negar que el presidente ha cometido errores, y presumibles actos de corrupción, no del tamaño gigantesco o de los que cometían sus antecesores; pero corrupción al fin, de tal forma que tampoco escapa a la crítica y el asedio de sus detractores y antagónicos que en la lucha por el control del poder esos enemigos suyos tienen carnita de donde agarrarse.

No obstante, revisando y analizando a muchos de quienes enseñan el rostro en ese FRENA hay personajes que pareciera están realmente defendiendo sus intereses muy personales, nada que tenga que ver con la democracia, la libertad y menos el bienestar de la nación y sus habitantes; por el contrario, vivieron decenios de gloria, rapiña y saqueo a la nación, acumularon riquezas no precisamente con base en la decencia, la honestidad y en apoyo a los trabajadores.

Por el contrario, abusaron de todo, como aquello de no pagar impuestos o aprovecharse de las excepciones legales que había en la ley, “por sus pantalones”.

Bueno, “no propiamente”, más bien contaban con todo el apoyo y complicidad de los gobernantes en turno; quizás muy pronunciadamente, a partir del sexenio de Carlos Salinas de Gortari 1988-1994 y hasta Enrique Peña Nieto.

¿Por qué? pues en una componenda ahora muy notoria, se repartían al país entre ellos, políticos deshonestos y empresarios cómplices; por eso privatizaron propiedades que nos pertenecían a todos los mexicanos, y le daban vida a empresas desde el gobierno para luego, a través de mecanismo opacos usando a algún personaje de la iniciativa privada, lo descentralizaban y con los años «gobernante» y empresario aparecían como socios.

Y bueno, lo que se ve en torno a FRENA es que ese grupúsculo de anti mexicanos le dio forma luego de que López Obrador les exigiera pagar impuestos a un buen número de vividores y depredadores que no obstante amasar enormes fortunas a costa del gobierno, simplemente no pagaban los impuestos que les correspondían mientras que nosotros, la mayoría de los mexicanos, sí lo hacemos y nos son descontados automáticamente y por eso lo hacemos por las buenas o por las malas.

Algunas cadenas nacionales de tiendas de auto servicio debían no cientos, sino miles de millones de pesos a Hacienda; y no crea que ya todos se pusieron a mano, hay aquellos que siguen resistiéndose y entre éstos perversos sujetos está el dueño de las tiendas Soriana y desde luego, él es uno de quienes financia a tales «luchadores por la democracia y la justicia» ¿cómo la ve?

Para buscar remover al mandatario cualquiera pensando honestamente le apostaría a ganarle la elección intermedia del 2021, dominar el Congreso de la Unión y el Senado de la República; para desde ahí proceder constitucionalmente mediante un juicio político, porque pretender destituirlo a gritos en la calle es infantil. ¿O es que acaso saben que no le ganarán en las urnas nuevamente?

Bueno, hasta sus aliados en medios de información nacional han analizado el caso FRENA y la conclusión es en el sentido de que no tienen ninguna posibilidad de lograr lo que buscan, y ya para que ellos mismos lo admitan es porque no hay materia ni sustento en lo que traman.

Son individuos desesperados que muestran odio y rencor, que más bien dan pena ajena porque blasfeman como vulgares delincuentes que pareciera, lo son. Y no es que defendamos al presidente, que quizá ni lo necesita, porque sí hay elementos para cuestionarlo en su desempeño, pero de ahí a apoyar a una bola de enemigos del pueblo mexicano hay mucha distancia.

Que se esperen a la elección, y que ahí demuestren que en efecto cuentan con el respaldo mayoritario y que no viene vociferando porque los están obligando a pagar lo que en ley corresponde.

JUICIO A EX MANDATARIOS

*Parece que va en serio

El polémico tema de la propuesta presidencial de llevar a juicio a cinco ex presidentes de la República; desde Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, parece que va en serio.

Por lo pronto, el actual mandatario Andrés Manuel López Obrador ya dio a conocer a groso modo su petición al Senado de México, denuncia mediante la cual pretende sentar en el banquillo de los acusados a sus antecesores que, sostiene, actuaron deshonestamente vendieron uno a uno, pedacitos de México al extranjero, y ellos mismos acumularon riqueza sin límite a costa de negocios que en muchas ocasiones perjudicaron al país.

Claro, el tabasqueño busca respaldar su acción a partir de una consulta ciudadana, para ver si la mayoría de los mexicanos está a favor de castigar a esos verdugos, aunque hay juristas que sostienen que de haber pruebas no se requiere consulta alguna, se puede se debe proceder.

Uno de esos hombres de leyes es el ex ministro José Ramón Cossío, ex integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), máximo tribunal de justicia del país. Y, como que el abogado tiene razón, porque señala que «no hay ningún privilegio ciudadano jurídico expreso para los ex presidentes, deben tratarse como a cualquier mexicano».

La propia Fiscalía General de la República tiene facultades para investigar, y si encuentra pruebas pues puede iniciarse la denuncia de oficio ante la autoridad competente, sin necesidad de consultar al pueblo, ha dicho el conocedor del derecho.

El caso es que Obrador le «leyó la cartilla» a cada uno de esos cinco ex mandatarios y recordó pasajes históricos muy desafortunados para nosotros como gobernados; uno de esos el famoso Fobaproa, echado a caminar por Zedillo para resolver un problema de deuda por la devaluación y que principalmente aprovechó la iniciativa privada; endosándole a todos los mexicanos el compromiso de absorber esa deuda que fue pagada de miles de millones de pesos, pero que aún “debemos hasta la camisa” por ese concepto.

Le hizo una especie de «ficha a cada antecesor” y mire que sí hay tela de dónde cortar. De tal manera que hasta donde se puede observar, va por todos ellos, y esto recién toma forma. Las cosas políticamente amenazan con ponerse bastante difíciles, porque los aludidos no se van a quedar con los brazos cruzados.

Y si bien todo esto pudiera tomar un curso legal por los hechos de robo a la nación; es claro que también se busca una utilidad electoral ahora que ya entramos en el proceso hacia la justa del año que viene, cuando se renovará el Congreso  de la Unión y donde Obrador requiere mantener mayoría de las curules o su proyecto puede fracasar.

Y desde luego, es de considerar que la postura de Andrés Manuel va asimismo buscando anular golpes y embestidas que le vienen dando sus detractores; esos que amenazan con su destitución, particularmente quienes integran el Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA), y que son gente de ultra derecha, tanto de empresarios como panistas o del sector eclesiástico; que se beneficiaron con la corrupción y buscan volver por lo que se les olvidó.

Las posiciones más frontales de López Obrador se están dando contra el ex presidente Felipe Calderón; quien dice le robó la elección presidencial en el 2006 y aquellos de FRENAA; que prácticamente son los mismos revueltos con algunos empresarios, con ellos la cosa es directa porque con los otros como que es menos agresiva la confrontación.

Y aunque le dieron para atrás al famoso partido de Calderón y su pareja México Libre, aunque se siguen defendiendo ante las instancias legales correspondientes; pero difícilmente prosperarán porque pese a que se niegue, quien ejerce el poder desde Palacio Nacional dicta órdenes, así sea a otros poderes que se supone son autónomos.

Y ante la postura presidencial de llevar a los ex a juicio, como que le bajaron un poco las críticas; sobre todo en las redes sociales, porque se le habían ido a la yugular, pero la extradición de Emilio Lozoya, ex director de PEMEX y la información que está soltando, obligó a muchos enemigos de Obrador a guardar las formas y le han venido bajando unas rayitas a las agresiones.

Habrá que esperar a ver en qué termina todo esto, igual y se trata de una enorme «cortina de humo» y no se llega a nada, sólo rentabilidad electoral en la elección del 2021 y después de ello, todos contentos ¿No lo cree?

ALBOROTA AMLO EL AVISPERO

*Las cosas estaban tranquilas pero…

El anuncio del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que se continuará con los trabajos del Proyecto Integral Morelos, consistente en la operación de una termoeléctrica y el gasoducto en la zona oriente del estado y otras plantas similares en estados vecinos; se espera que esté trabajando para fin de año, pero generó de inmediato reacciones entre los morelenses.

De entrada, el nieto del general Emiliano Zapata,  Jorge Zapata González, aclaró que no es cierto que el gobierno ganó todos los amparos a favor del proyecto; «además está mal informado porque son 32 ejidos, no 22  y son 12 pequeñas propiedades del municipio de Ayala que tienen todavía activos con amparos».

No sólo eso, advirtió que «una cosa es que ganaran los amparos -que no es así-, y otra que permitamos la continuación de las obras; ya nos organizamos para impedirlo porque lo que han hecho no es lo correcto, es una imposición».

Además agregó: «nos quedan las instancias internacionales»; es decir las declaraciones presidenciales vinieron a exaltar los ánimos y a revivir un conflicto que ya estaba casi muerto, a pesar de que los grupos de resistencia en contra de este proyecto atribuyan algunas muertes al mismo, como la del luchador social Samir Flores y antes Gustavo Salgado.

Aquí sostuvimos en su oportunidad, en este espacio de comunicación, que la termoeléctrica y el gasoducto serían acciones que quedarían congeladas por el resto del sexenio de López Obrador, porque no se supo socializar desde el comienzo la inversión que ya se tenía y que podría aprovecharse en beneficio de los campesinos, y por el contrario se agredió la dignidad de la población de la zona, en lugar de buscar la conciliación y una solución a sus demandas.

Eso de que la obra seguirá y funcionará antes del fin de éste año se nos antoja muy atrevido, a menos que «calladitamente» hallan convencido a los principales líderes campesinos de decenas de pueblos y comunidades de la región, cosa que desconocemos con certeza, pero si no es así sostenemos que no prosperará la intención del presidente y las consecuencias pudieran ser fatales.

El famoso «súper delegado federal» en Morelos, Hugo Erick Flores Cervantes, quien se supone debería operar para solucionar el problema; fue más bien una piedra en el zapato, en lugar de conciliar y lograr apaciguar los ánimos encendió las pasiones al «ningunear» y eso complicó los escenarios.

Él ya es «non grato» para la mayoría de grupos opositores, y no vemos quién pudiera hacer ese trabajo que requiere de gestión, con sensibilidad, humildad y recursos económicos para «convencer» a quienes acusan al gobierno de actuar con la fuerza y no con la razón; agraviando a miles de morelenses, por el despojo de tierras, agua y contaminación de aire.

Vamos a ver «de qué cuero salen más correas»; no obstante, en DAD diremos que a lo mejor es «una cortina de humo» que echa a caminar el régimen para seguir distrayendo al pueblo, mientras se resuelven temas más delicados de la agenda nacional como la economía, el desempleo y la pandemia; ya que en verdad no vemos cómo se pueda reactivar el Proyecto Integral Morelos (PIM)

TABLERO POLÍTICO

*Los que están, los que fueron, los que vienen

Muy extensas son las listas de aspirantes a cargos de elección popular con miras al proceso que se llevará a cabo el año que viene; que será una prueba de fuego en lo estatal para el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y en lo federal para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Hay municipios, sobre todo los más grandes, como Cuernavaca, Cuautla, Yautepec, Jiutepec, Temixco o Jojutla; donde los aspirantes a la presidencia municipal, las diputaciones locales y federales, así como regidurías y sindicaturas se cuentan por decenas.

A diferencia de hace algunos años cuando buscar un espacio de representación popular requería de una formación política mediana, o de haber desempeñado cargos en la administración pública con cierto éxito; la experiencia que tuvimos en las elecciones del 2018 y desde hace unos años nos han enseñado que cuadros sin ninguna experiencia arribaron a posiciones de cierto nivel, de ahí que ahora cualquier persona lo considera posible.

La “ola Morena” llevó a decenas de aprendices de políticos a legislaturas locales, federales, alcaldías -ahí está el caso Cuernavaca con Antonio Villalobos- y, aunque las experiencias han sido amargas con el desempeño de la mayoría de ellos, esto es desafortunado y los ciudadanos pagamos las consecuencias.

Por lo anterior se advierte que los morenistas podrían tener un descenso en la cosecha de posiciones políticas para cargos de elección, porque es casi seguro que habrá voto de castigo; no obstante, vienen haciendo hasta lo imposible por continuar colgados del presupuesto y son los primeros anotados ya sea para reelección o para brincarle a otro espacio.

Hay aquellos que ya tuvieron representaciones o cargos en el pasado y añoran el regreso; son los que sostienen que «vivir fuera del presupuesto es vivir en el error», y como les fue bastante bien aunque no hicieran nada por el pueblo pues quieren meterse en la pelea a como del lugar.

Como decíamos existen igualmente aquellos que nunca han formado parte de ninguno de los poderes o niveles de gobierno pero, a sabiendas de que es algo que a la mayoría le resuelve la vida económica, “pues vienen con todo”.

De los que ya están y van por más a nivel de ayuntamientos mencionaríamos a Alberto Sánchez de Xochitepec, Fernando Aguilar de Emiliano Zapata, Agustín Alonso de Yautepec y Francisco Sánchez Zavala de Yecapixtla; ellos ya lograron una reelección por diferentes partidos y quieren la segunda o saltar a una candidatura de diputación local o federal.

De los que llegaron en el 2018 la alcaldesa de Temixco, Jazmín Solano López, quiere repetir aunque no parece muy fácil porque su trabajo no ha sido bueno; Rafael Reyes Reyes de Jiutepec también parece ir por su reelección y puede ser que la tiene algo fácil a pesar de los actos penosos de corrupción se le han revelado recientemente; hasta Antonio Villalobos el alcalde de Cuernavaca, la capital del estado, busca permanecer en el cargo, a pesar de tantas críticas recibidas y cuestionamientos.

Y comentamos que muchos que en el pasado han desempeñado cargos públicos o administrativos desean volver; se menciona que el panista Adrián Rivera Pérez, quien perdiera la elección a gobernador frente a Graco Ramírez en el 2012 pretende ser candidato al gobierno de Cuernavaca; José Luis Urióstegui Salgado, ex procurador y  ex consejero jurídico va nuevamente como independiente por la comuna capitalina porque en la pasada se quedó atrás de Morena.

El ex legislador federal Matías Nazario Morales del mismo modo se está ya perfilado para contender por la misma posición a través de un partido de nueva creación, y Javier Bolaños Aguilar también ex diputado federal y local quiere nuevamente esa postulación por el PAN.

La priista Maricela Velázquez Sánchez, quien busco la presidencia municipal de Cuernavaca en el 2015, pudiera ir de nuevo por el tricolor, aunque igualmente la desea el empresario Juan Carlos Rivera Palau que estaría incursionando en el terreno político-electoral con el priismo.

Y bueno, es casi seguro que aparecerán en las boletas electorales diputados como José Casas González que a lo mejor ahora sí contiene por la alcaldía de Huitzilac, y Alejandra Flores que ha estado desarrollando trabajo con la gente en Cuernavaca con la esperanza de que le den la postulación.

En la contienda del 2018 llegaron demasiados improvisados, lo decíamos, y para el 2021 se requerirá por lo menos incluir cuadros con cierta experiencia para equilibrar las cosas, aunque la mayoría de las figuras que formaron parte de los tiempos de gloria del PRI y del PAN son ya «cartuchos quemados», habría dos o tres rescatables, que pudieran ser la diferencia.

Ahí está aún Juan Salgado Brito, ex candidato a gobernador en el 2000; Jorge Morales Barud que fue alcalde de Cuernavaca y cuenta con una interesante formación académica; ambos militantes del tricolor donde se formaron, pero que ahora podrían participar por cualquier plataforma electoral.

Es decir, son demasiados los que quieren, la gran mayoría no garantizan buen desempeño o siquiera regular, pero ahí están esperanzados en conseguir algo que para ellos es como sacarse la lotería porque lo primero que sí aprenden es cómo sacarle ventaja al presupuesto que se ejerce en toda clase de representaciones; sin embargo, usted será amigo elector quien decida y ojalá esta vez lo haga mejor.

¿EN VERDAD VA EN SERIO?

*Juicio a ex presidentes

Ahora que los mexicanos tenemos más consciencia e información respecto a la deshonestidad con la que se condujeron algunos ex presidentes de la República crece la exigencia desde la sociedad; en el sentido de que sean sometidos a juicio y sancionados conforme a sus faltas a la nación.

El actual presidente Andrés Manuel López Obrador prácticamente se ha comprometido a cumplir la promesa de que someterá a consulta ciudadana el tema, y muy concretamente se estaría valorando a ex mandatarios desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, pasando por Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón.

O sea, a quienes han gobernado -más bien diríamos vendido- a México desde 1988 al 2018, y hablaríamos de cinco personajes que abusaron cobardemente de los mexicanos; tres priistas, Salinas, Zedillo y Peña Nieto; así como dos panistas, Fox y Calderón.

La consulta se estaría realizando posiblemente en el inicio del mes de septiembre; sin embargo, ya un medio informativo de circulación nacional hizo un ensayo, lanzó la pregunta a determinado universo de ciudadanos y el resultado fue aplastante a favor de que sean condenados si la deben.

Más o menos así salió la estadística: más del 90 por ciento dijo sí, respecto a Peña Nieto, casi a la par que Salinas de Gortari; un 89 por ciento estaría condenando a Calderón, contra un 85 por ciento de Fox y cerca del 80 por ciento en el caso de Zedillo.

Los números anteriores nos dan ya una referencia respecto a cuál sería la opinión de la mayoría de la gente si se desarrolla el cuestionario; que de acuerdo con AMLO consistiría en una pregunta únicamente ¿desea que sean juzgados los ex presidentes? y de ser afirmativo el resultado, pues entonces se daría comienzo a los procedimientos legales, sustentados en los elementos y las pruebas de presuntos delitos contra la nación y sus habitantes.

Y todo lo anterior -usted entenderá- ha provocado la reacción nada amigable de los aludidos; se han lanzado como fieras en contra del actual jefe del Poder Ejecutivo federal, sin embargo si las cosas se dan como parece el sí a su enjuiciamiento sería apabullador, y no habría mínimos contra pesos a pesar de que sean muy poderosos y multimillonarios quienes se opongan.

Pero ¿cuáles son los reclamos que sobre esos personajes se exigen desde la óptica popular? dos sustancialmente 1.- que se les llame a cuentas y 2.- que reintegren los recursos, riquezas y dinero mal habido o robado a los mexicanos, con eso nos conformamos.

Así que las cosas políticamente se pondrán bastante interesantes porque eso sí, de darse tal compromiso, estaríamos ante hechos históricos que seguramente cambiarían el rumbo de México, particularmente en lo que tiene que ver con la justicia y el combate a la corrupción, y eso se le tendría que reconocer a AMLO; aunque está en riesgo de que si cae en prácticas similares durante su mandato, pudiera ser el próximo enjuiciado.

AVIÓN PRESIDENCIAL

Huellas de la indecencia

Hay dos decisiones emblemáticas del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador que han sido objeto de toda clase de críticas por parte de algunos sectores, particularmente opositores políticos: la venta del avión presidencial adquirido por el ahora ex presidente Enrique Peña Nieto y el que decidiera abandonar la residencia de «Los Pinos», como espacio de residencia  familiar oficial.

La nave por lo que oficialmente se afirma está casi vendida; y en el caso de «Los Pinos» es hoy un espacio turístico cultural abierto a todo el público; es decir, usted puede – ahorita con la pandemia no, pero regularmente sí- conocer donde vivían los presidentes y sus familiares, además de acudir a conciertos y espectáculos gratuitos.

En torno a ambos temas lo que se ha podido saber es que fueron utilizados, por muchos años, para acciones de indecente opulencia y derroche; con base en el dinero de nuestros impuestos, y francamente se nos hacen correctas las determinaciones tomadas al respecto.

¿Y cuáles eran, entre otras, esas prácticas? pues que la mayor parte tiempo el uso del avión y de la casa presidencial oficial era para fiestas, reventones de los hijos, viajes de placer en lo que se refiere a la aeronave, donde se gastaban los millones de pesos con familiares y amigos.

Es decir, la residencia oficial del presidente se convertía en un gigantesco salón de fiestas donde el propio mandatario, sus hijos, los hijos de sus amigos y funcionarios cercanos daban rienda suelta a todo tipo de pasiones y excesos.

De acuerdo con algunos relatos referidos en medios de comunicación, muchas veces en medio de las borracheras y el consumo de otras cosas se decidía ir de viaje a tal o cual país de Europa o a donde les diera la gana. Que el «jefe del ejecutivo» ordenaba a alguno de sus colaboradores investigar si en esos días había programado algún evento internacional, para tener la justificación y darlo a conocer como una misión especial

Salían en pandilla; con el avión casi a cupo, se hospedaban en los mejores hoteles, consumían los alimentos y bebidas más caras; una vida de lujo, cual príncipes y emperadores, y obviamente lo facturaban como un viaje oficial.

Para eso eran usados esos bienes de la nación y de todos los mexicanos; no realmente para traducirlos en algo beneficio de la sociedad; es una vergüenza y descaro lo que se hacía y quizás lo mejor fue que se enajenaran o se les diera otra utilidad, no podemos seguir permitiendo tanto abuso cuando las dos terceras partes de nuestra sociedad viven en la pobreza y miseria.

En el caso de la aeronave igual y sólo se recuperan costos, con su venta; sin embargo, el hecho de que ya no siga siendo objeto de uso indebido por parte de juniors y amigos es ya una ganancia, pero lo que causa coraje e impotencia es saber cómo se usaba nuestro dinero, en especial por parte de esos juniors, que además tenían gustos caros, claro, usando los recursos materiales y económicos de los mexicanos.

EN LA CARRERA POR EL 2021

*¿Lozoya, pieza clave?

Las elecciones intermedias del 6 de julio del 2021 se aproximan; si bien aún no se da el banderazo formal de arranque por parte de los organismos competentes en la materia, ya en el escenario nacional vemos los primeros «agarrones» entre las diferentes fuerzas políticas y partidistas, sobre todo poniendo en medio al régimen en turno y a su presidente Andrés Manuel López Obrador.

La derecha, encabezada por el panismo, que trae detrás a poderosos empresarios, figuras intelectuales y hasta algunos compañeros periodistas de los medios de información, hace rato que comenzó una intensa campaña buscando desgastar la figura presidencial, prácticamente desde que tomó posesión, y con ello en contra de su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Han conformado incluso un «frente» dizque para promover la destitución de AMLO de nombre (FRENA) y son los que vienen desarrollando protestas, que ahora hacen desde sus automóviles en distintos estados de la República con ese propósito impulsaron también la famosa carta publicada por intelectuales, cuestionando el actuar gubernamental.

Hay entonces una lucha encarnizada por buscar tomar la delantera hacia la justa electoral del año que viene, en la cual el platillo más fuerte sin duda es el Congreso de la Unión, mediante la elección de diputados federales; aunque también se renovarán algunas gubernaturas, congresos locales en los estados y ayuntamientos.

Se puede observar que lo que conocemos como «derecha» es el bloque que más acciones promueve y, un poco a distancia, el otrora glorioso y todo poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI) apoya un poco; aunque aún siguen adormecidos por las derrotas del 2018, no logran levantar la cabeza, andan medio agazapados y quizás esperando el momento para atacar.

Pero si bien los panistas, incluidos los falsos izquierdosos del PRD y el mismo tricolor hacen montón frente a Morena, sus aliados y el gobierno; éste último pareciera que en éstos momentos tiene «la sartén por el mango» con el arresto -primero y ahora extradición de Emilio Lozoya-, quien fuera Director General de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en el sexenio de Enrique Peña Nieto y ostentara otros cargos desde su campaña.

El nivel, peso y complicidades, en las que se presume participó el ahora indiciado (con muchos elementos) con «sus jefes» cuando fue funcionario, parece que es ideal como para llamar a cuentas a muchos de quienes andan acelerados, y taparles la boca o de plano iniciarles los procesos legales correspondientes, para que los tribunales competentes en impartición de justicia les apliquen la ley, en caso de encontrarlos responsables.

López Obrador tiene en Lozoya, quien se afirma ya prometió «soltar la sopa» con el fin de que muchos de sus pecados sean perdonados, un instrumento invaluable para someter a buena parte de sus adversarios políticos; incluyendo al ex presidente de la República Enrique Peña Nieto, e incluso al otro ex presidente, Felipe Calderón Hinojosa.

Ojalá que el mandatario no recurra a las prácticas del pasado, es decir, usar al ex director de Pemex para negociar con los panistas, priistas, perredistas y sus aliados para que le bajen de nivel, y opte por actuar conforme a derecho; que sería castigar los delitos que correspondan a quienes resulten involucrados en ésta enorme telaraña de corrupción.

¿Y si se decidiera por lo legal, hasta dónde llegaría el hilo de complicidades? pues como ya lo dijimos, tendría que llegar a los ex mandatarios, Peña y Calderón; además de otros ex funcionarios de primer nivel del peñismo y del gobierno anterior, como de quien fuera Secretario de Gobernación: Miguel Ángel Osorio Chong por citar alguno; o a varios senadores y diputados federales de la legislatura anterior que avalaron y promovieron la “liberación” de Pemex con sobornos y pago de favores en empresas del sector energético.

También a quienes ocupaban gubernaturas y a líderes de partidos, como a los famosos «chuchos» del PRD, Jesús Ortega Martínez y Jesús Zambrano, ambos ex líderes nacionales de ese malogrado instituto e incluyendo a quien era gobernador de Morelos, Graco Ramírez que fueron impulsores del pacto por México y varios acuerdos en el Congreso de la Unión.

Muchos miembros destacados de Acción Nacional y hasta empresarios, porque al amparo de la reforma energética, para cuya aprobación se habrían pagado cuantiosos sobornos, (y cuyos números Lozoya deberá calcular y tener a buen resguardo), van a salir a la luz y enlodados con la cola sucia, porque actuaron como delincuencia organizada a costa de los activos del sector energético mexicano.

No únicamente desviaron miles de millones de pesos destruyendo las estructuras de PEMEX con la reforma, sino que autorizaron la intervención de capitales extranjeros en áreas estratégicas y también crearon empresas fantasma para lavar dinero, y permitieron que se robaban la gasolina y otros combustibles de una forma descarada e imperdonable.

Si el hoy extraditado verdaderamente comienza a dar información, imagínese el tamaño del problema para quienes nos robaron; debe ser suficiente como para darle cadena perpetua a ex presidentes, ex gobernadores, ex líderes partidistas, empresarios y demás delincuentes de cuello blanco que se enriquecieron sin límite, a costa de un recurso que nos pertenece como nación.

Por todo eso y muchas otras cosas sumamente delicadas es que reiteramos que AMLO los tiene, a todos esos apátridas, entre la espada y la pared; y seguramente que esperará los tiempos electorales más adecuados para empezar a jalar la correa e ir asfixiando a muchos de quienes hoy lo quieren fuera de la presidencia, empresarios que no pagaban impuestos, otros que ya no están haciendo negocio con los bienes del estado y muchos más que tienen intereses políticos en puerta.

Nuestra posición es que se actúe con la ley en la mano, que quien deba algo que la pague, y todos los que en éste como en muchos otros actos de corrupción nos han hecho daño, sean puestos tras las rejas, a fin de que nunca más nos vuelvan a hacer daño. ¿No sería lo más correcto?

Por lo demás, si el gobierno actual no ha cumplido con las expectativas, ha caído ya en actos de corrupción e incapacidad para gobernar; que ahí sí se le cobre la factura en las urnas, pero en torno a la corrupción de Lozoya tendría que actuarse hasta el fondo.

VISITA AL IMPERIO

*No le debe ser muy agradable, pero…

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, está de visita oficial en la Casa Blanca, sede oficial de su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump; para hablar sobre el Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Lo anterior, como casi toda acción que desarrolla el mandatario mexicano, es objeto de controversia entre partidos políticos, personajes u opinadores públicos, grupos sociales; unos cuestionando su presencia en Washington y otros defendiéndola.

Los antagónicos, en su mayoría con intereses políticos, consideran que «va a ponerse de rodillas y a rendirle pleitesía al autoritario Trump»; sus seguidores lo validan, en el entendido de que -nos guste o no- lo mejor es mostrar la cara bonita aunque por dentro estemos en desacuerdo con el jefe de la Unión Americana.

Conociendo el pensamiento de AMLO nosotros estaríamos casi seguros que el señor va más a fuerza que de ganas, que igual que a la mayoría de los mexicanos detesta la actitud que hacia nuestro país ha tenido siempre el magnate derechista y racista.

No se nos olvidan las presiones y ofensas como aquello de que «se construirá un muro fronterizo y México lo pagará», o de obligarnos a custodiar y detener caravanas de migrantes de Centro América en nuestra frontera sur, en un acto casi de humillación porque presionó con aumentar los aranceles a todas las exportaciones nacionales.

No recuerdo a un presidente del vecino país que nos diera un trato tan desafortunado como el que nos da éste señor; sin embargo, seguidores o antagónicos de López Obrador deberán de aceptar que frente al imperio no tenemos otra opción que jalar parejo con ellos.

Cierto que hay que tratar, en la medida de las posibilidades, salvaguardar la dignidad y el decoro, pero no estamos en condiciones de alzar la voz; eso sería un suicidio, tranquilamente nos pueden castigar sin mucho esfuerzo.

Y en efecto, puede que el señor Trump haya pensado en ésta visita de Obrador en función de sus propios intereses electorales de fin de año; es decir, tratando de quedar bien con la comunidad mexicana en esa nación para obtener que lo apoyen en sus intentos de reelección, pero ni modo, reiteramos, somos insignificantes ante su fuerza y poderío, además de la relevancia que tiene para nuestro país el mantener el intercambio comercial.

Sobre todo en éstos momentos de angustias por la pandemia del COVID-19 vamos a tener que apoyarnos mucho en ellos en materia de intercambio comercial, con el fin de superar los estragos económicos que nos viene causando la enfermedad.

Así que para que “le hacemos al vivo”, el presidente de los Estados Unidos nos tiene con una bota en el cuello, ha propalado toda serie de agravios en contra de nuestro país pero aún con todo y ello, AMLO está obligado -por el bien de nosotros- a mostrar amabilidad y disponibilidad en casi todos los sentidos con nuestro vecino.