¿QUÉ MANOS MECEN LA CUNA?

Los hechos violentos que se han registrado en el penal de Atlacholoaya revelan ausencia de controles y de mandos de las instancias competentes, y todo lleva a considerar que son los delincuentes más peligrosos los que mandan en el interior y en general; en todo el Sistema Penitenciario Estatal nombrado de Reinserción.

Pero, más allá de eso, hay elementos de información que sugieren la injerencia de perversas manos externas, de personajes que ocupando posiciones y responsabilidades públicas relacionadas con la inseguridad; vienen alimentando la comisión de delitos como los que se han dado en ese penal, donde hace unos días hubo un decapitado.

Y precisamente hablando sobre ese tema, DAD cuestionó a funcionarios sobre el por qué venían ocurriendo esos hechos en la cárcel, y la respuesta fue, en corto, “investiga cuál es el papel de Adriana Pineda, la responsable de la Unidad Antisecuestro en todo esto».

Con lo anterior, nos dimos a la tarea de buscar contactos cercanos a ella y a la Fiscalía General de Justicia, que también parece tener responsabilidad en la desestabilización, además de compañeros que cubren la fuente policiaca y, en efecto, salieron datos bastante interesantes, pero muy preocupantes.

La información de entrada señala que Adriana Pineda cuenta con elementos clave al interior del reclusorio, lo mismo que en la Fiscalía, y que a través de ellos tiene conectes directos con el famoso “Cártel de Los Rojos” y que hasta con algunos de “Guerreros Unidos”.

Un compañero de los medios advirtió que «meterse con Adriana Pineda es entrar en terrenos peligrosos, porque ella maneja una mafia de alto nivel»; de tal manera que de una vez la responsabilizamos de lo que nos pudiera pasar o a la familia.

Bueno, cierto o no, porque difícilmente hay pruebas, alguien nos decía «a nosotros, dos días antes de que secuestraran al ex rector Alejandro Vera Jiménez y a su esposa, nos pasaron el tip de que la gente de ella los levantaría».

Y la explicación a esto es que aspira a remplazar a Uriel Carmona Gándara en la Fiscalía Genera, por eso es que viene perpetrando acciones como ésta, secuestros que ella misma “pide” y luego “resuelve con la prontitud con la que lo hizo con Vera, mostrando así que es eficiente y capaz como para ascender a la posición referida.

Pero así como se le acusa de mover pandillas de maleantes y de tener relación con cárteles, igualmente se refiere que es la que estaría detrás de los sucesos de sangre en el penal, porque busca controlar todo el mercado de drogas en el sistema penitenciario, a favor de Los Rojos.

Incluso se agrega que el traslado del hijo de “El Carrete» a un penal de alta seguridad a otra entidad, ha sido un golpe a sus intereses; porque le vienen desmantelando o descabezando a sus operadores internos.

Llama la atención el dato de que ella conoció muy de cerca los hechos de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que incluso tiene aquí en Atlacholoaya a un tal Felipe, que habría participado en aquel lamentable suceso.

Es extraño que, a pesar de sus antecedentes desde que salió una de sus protectoras Alicia Vázquez Luna y de sus familiares, se le respetara a Adriana la posición en una Fiscalía que renovó hasta titular, porque quedó claro en el gobierno de Graco Ramírez que ella era sobrina de “los Abarca; José Luis, ex alcalde de Iguala y su esposa, a quienes se consideró corresponsable o al menos cómplices en la desaparición de los estudiantes normalistas.

La esposa de ese ex presidente municipal es tía de Adriana Pineda, cuyos hermanos fueron vinculados a la delincuencia en Guerrero y posteriormente asesinados, por eso se dice que la señora tuvo un papel clave en todo aquello.

Lo que se pudo indagar, en torno a lo que viene pasando en Morelos, es que ella es clave en muchas cosas referentes a delitos de alto impacto; que las cosas en ese aspecto no han cambiado mucho respecto al pasado; que desde las instituciones, los presuntamente responsables de combatir a los enemigos públicos, están aliados con ellos, y han traicionado al pueblo morelense. Sí que se antoja terrible.

Bueno, ella igualmente tiene controles fuertes en la zona oriente, tiene al frente de la Unidad Antisecuestro a obedientes personajes que le hacen el trabajo a la medida.

Si con un poco de esfuerzo DAD logró obtener datos interesantes sobre el papel que desempeña realmente este personaje, debemos confiar en que oficialmente ya debe haber más precisión al respecto, y si en verdad anda en cosas terribles, pues que se preparen las denuncias para aplicarle la ley.

De entrada pues, como antaño, detrás de muchos secuestros, sobre todo aquellos que se resuelven casi de inmediato, aseguran está ella. Crea el problema para resolverlo y presumir de sobrada capacidad.

DESARTICULAN BANDA DE SECUESTRADORES

Luego de que ayer un juez de Control decretó la vinculación a proceso de tres presuntos secuestradores capturados durante el operativo de rescate del ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, y su esposa María Elena Ávila Guerrero, privados de su libertad la noche del pasado 13 de noviembre cuando circulaban por la autopista México-Cuautla, cerca de la caseta a Oacalco; el gobierno informó que fueron detenidas otras dos personas en relación a los hechos.

La Fiscalía estatal informó que inicialmente fueron presentados los tres sujetos identificados como Omar “N”, alias “Snarf” de 28 años; Gustavo Adolfo “N”, alías “Tavo” de 31; y Roberto “N”, alias “Chaparro” de 27 todos ellos con domicilios en la Ciudad de México y el estado de México; por lo que se colabora con autoridades de ambas entidades. 

Todos son oriundos del Estado de México y pertenecen a una banda que al menos habría perpetrado cuatro secuestros con el mismo modus operandi en carreteras de Morelos y el Estado de México; aparentemente habría trasladado a sus víctimas, al menos ocho personas, a esta entidad durante su cautiverio.

El secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, explicó que el grupo delictivo colocaba objetos para que se poncharan las llantas de los vehículos durante la noche, y cuando los tripulantes descendían para revisar la unidad eran plagiados.

El funcionario estatal aseguró que hay resultados positivos en materia de seguridad y negó que Morelos se encuentre en crisis, ya que en lo que en lo que va del año fueron detenidos 58 secuestradores; no obstante, el Poder Judicial ha liberado “erróneamente” a 51 personas señaladas por este delito.

“No fue un evento dirigido a una persona sino fue la forma de operar de esta banda criminal”, destacó al rechazar que hubiera algún otro móvil detrás del secuestro del también ex director del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, quien renunció recientemente al cargo.

Lo llaman el «lobo de la UAEM»

No obstante las reiteradas denuncias por el delito de acoso sexual en contra de Aldo Bazán Ramírez, por parte de decenas de estudiantes de la facultad de psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), la protección que tiene de personajes de la máxima casa de estudios impide que se proceda en su contra.

Y no es el único caso dentro de la universidad, hay un sin número de denuncias en contra de otros profesores en años recientes, por casos similares en distintas facultades; sin embargo, el del profesor Bazán Ramírez es el más escandaloso porque, no obstante la existencia de pruebas, testimonios, actas administrativas; el presunto delincuente sigue haciendo de las suyas ante la impotencia de las jóvenes agredidas.

«El señor es de nacionalidad peruana; llegó a la UAEM a principios del 2012 y fue adscrito a la Facultad de Psicología, y desde entonces comenzó a acosar a sus alumnas; condicionando su titulación y sus calificaciones a cambio de sus perversidades», mencionan algunas de las víctimas y hasta otros profesores, de quienes obviamente omitimos sus nombres por razones lógicas.

Al buzón de DAD han llegado varios testimonios, uno de ellos de los maestros de la propia facultad -de los que igualmente guardaremos secrecía para evitarles problemas-, ya que los antecedentes indican que el sujeto en mención sí tiene al interior del campus universitario cómplices y protectores.

Entre ellos, se señala a quien fuera rector recientemente, Alejandro Vera Jiménez, en cuyo periodo ingresó Aldo Bazán como maestro y se presentaron las primeras quejas en su contra, las cuales se ignoraron y minimizaron.

Del mismo modo, se hace mención como defensor del catedrático del abogado Alfredo Mena, ex secretario general y abogado de la máxima casa de estudios de Morelos; como otro de los que le dieron su respaldo.

Tres alumnas ya decidieran arriesgarse y volver a denunciarlo públicamente en redes sociales, pero en el anonimato hay voces que las respaldan y ahora va más allá de la universidad.

Las instancias competentes deberían atender el caso a la brevedad, porque son muchas las agraviadas a lo largo de siete años, sin que se haya tenido la voluntad de iniciar los procedimientos legales correspondientes.

Bueno, se refiere que hay alumnas que enfrentan problemas sicológicos graves, y no pueden decir nada por temor, porque las amenaza y golpea en sus oficinas y que de ello está enterado todo el plantel, maestros, estudiantes, profesores; esto es sumamente grave.

En el 2012 las denuncias llegaron a los órganos de control administrativo y estudiantiles de la UAEM, el caso fue analizado y a pesar de pruebas, documentos y testimonios, sólo le dieron un año sabático con pago de sueldo, a fin de evitarle problemas legales.

Es verdaderamente increíble que, en una institución de educación superior y autónoma, que debe ser ejemplo de decencia, honestidad, respeto y ética; se den éstas cosas. ¿Cómo podemos los morelenses confiar a nuestras hijas a ese tipo de autoridades universitarias?

¿Cuál es la razón por la que el sujeto puede hacer lo que le venga en gana, con acciones tan repudiables y siga impune? ¿Esta enterado de lo anterior el actual rector Gustavo Urquiza, y si es así, también lo protege?

Independientemente, debiera ser despedido en el acto o al menos separado de su trabajo para investigar, se le tiene que aplicar la ley, si como se señala hay elementos de sobra de los que pueden dar fe alumnos y hasta compañeros de trabajo.  Aldo Bazán Ramírez debe ir a la cárcel, y por muchos años, ¿no le parece?.

Jesús Vera por el Panal, ¿Héroe o más de lo mismo que critica?

panal alejandro vera

El Partido Nuevo Alianza eligió como su candidato a la gubernatura del estado al ex rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, considerado por muchos como un activista social que enfrentó valientemente al gobernador Graco Ramírez, aunque también cuestionado por otros tantos por su tendencia a la opacidad que lo ha llevado a enfrentar varios cargos legales por presunto peculado y enriquecimiento ilícito, que incluyen a su esposa.

Luego de una serie de incumplimientos de la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional en Morelos con el Partido Nueva Alianza, éste aprobó por unanimidad en su Consejo Estatal dar la candidatura a gobernador del estado al ex rector, Vera Jiménez, quien a lo largo de los últimos años ha venido sorteando múltiples problemas legales derivados de lo que muchos consideran una persecución política por parte del gobernador Graco Ramírez.

Pero también el académico forma parte de una investigación que realiza el ministerio público federal y que lo involucra con la denominada “estafa maestra”, pues fue con su visto bueno como máxima autoridad universitaria, que la UAEM otorgó contratos por 396 millones de pesos provenientes de fondos federales del programa Cruzada contra el hambre de la Sedesol, a empresas fantasmas de un ex directivo del Banco de México, sentenciado por haber sido operador financiero de la organización de los Carrillo Fuentes.

Desde luego que los avances en materia de crecimiento de matrícula y de la infraestructura inmobiliaria de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos durante la administración de Alejandro Vera son innegables. Aunque también lo son sus vínculos y presunción de negocios con su ex colaborador cercano Víctor Rubio Herrera, quien fue responsable del manejo de recursos para la construcción de múltiples obras en distintos campus universitarios del estado.

Por otra parte, pareciera que el ex rector forma parte de una estrategia para minar electoralmente a Morena y a su candidato el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, auspiciada incluso por prominentes morenistas de la talla de Rabindranath Salazar y el pre candidato a la alcaldía Gerardo Becerra, así como otros integrantes del denominado Frente Amplio Morelense, quienes públicamente han reiterado su apoyo al candidato impuesto por Andrés Manuel López Obrador en Morelos, aunque en la práctica mantienen su solidaridad con el senador con licencia. Incluso la noche de este miércoles se dio un encuentro privado con el Obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, al que asistieron Rabindranath Salazar, Jesús Vera, Gerardo Becerra; el dirigente transportista, Dagoberto Rivera y otros destacados morenistas, cónclave al que no asistió el aún alcalde capitalino.

Flaca la caballada

Como dijera aquel viejo priista líder de la Confederación de Trabajadores de México, (CTM), Fidel Velázquez Sánchez, rumbo a las elecciones del próximo primero de julio, «la caballada está muy flaca”.

Haciendo una revisión de todos los partidos y con base en quienes se vienen apuntando para participar en los diversos cargos de elección en disputa, son muy pocos los que tienen perfiles de ganadores, aunque su consuelo es que en todas las trincheras pasa lo mismo.

De arriba hacia abajo, pues más por su fama que por su capacidad en materia política y administrativa, el alcalde capitalino, Cuauhtémoc Blanco Bravo, sigue metiéndole miedo a sus posibles adversarios por la gubernatura de Morelos. Iría en la alianza Morena-PES-PT.

Al mismo cargo, con cierta rentabilidad aparece el ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, lástima que estaría contendiendo por un partido muy pequeño como el Humanista.

Un poco más abajo, en lo que se refiere a senadores o diputados federales, todavía no hay definiciones claras, pero francamente tampoco vemos gran cosa. En el PRI pudo haber sido candidata al senado la diputada federal Rosalina Mazari Espín con muchas posibilidades de ganar; sin embargo no le interesó tal posición toda vez que pareciera que ese instituto viene jugando a perder.

Está mandando puro cartucho quemado.

Respecto a las alcaldías, sólo en Cuernavaca aparecen figuras con capital social y experiencia; el panista Javier Bolaños Aguilar y el independiente José Luis Urióstegui Salgado. En Jiutepec, Morena lleva un buen prospecto y auguramos que ganará: Rafael Reyes Reyes.

En lo relativo a las legislaturas locales, vemos únicamente a uno y es también de Morena: José Casas González, va por el tercer distrito y seguramente ganará. Fuera de esos, todos van a una aventura de riesgo; no garantizan nada.

VERA, PERSEGUIDO POR GRACO

alejandro vera y graco ramirez

Con la intención de ir eliminando enemigos políticos de peso, el gobernador Graco Ramírez viene echando mano de la fuerza, la calumnia y lo que a su alcance este, y el ejemplo más claro es la aprehensión del ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez.

Finalmente, y tras algunos intentos fallidos, logró su objetivo, más para asegurarse de que no figure en las boletas electorales de la justa del primero de julio que por otra cosa. Y en ese mismo sentido vela armas contra el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Sólo quienes no conocen las marrullerías del sujeto pueden creer en sus mentiras, desde luego que es persecución y para atacar a sus adversarios y lavarse en salud, con la complicidad del Congreso local armó todo un esquema, aparentemente institucional, cuya encomienda era darle aparente legalidad a acusaciones infundadas contra quiénes se han atrevido a gritarle en su cara lo que es: un ratero y corrupto que se ha enriquecido a costa del esfuerzo de los morelenses.

Es así que, un empleado suyo, que fungió como director jurídico de su gobierno, Juan Salazar Núñez, es hoy el fiscal anticorrupción; el sobrino de su ex esposa Olga Durón, Javier Perez Durón, es el Fiscal General de Justicia y otro que fungió como asesor de la fracción parlamentaria local del PRD, Vicente Loredo Méndez,  es el titular de la Instancia Superior de Fiscalización.

Todos ellos actuaron en concordancia contra Vera, además de algunos magistrados tentados por el poder del dinero.

Si alguien debe estar tras las rejas por tantos atropellos en contra de la sociedad en pleno es Graco y su pequeño grupo familiar.

Está consciente de que si alguno de esos que tuvieron la entereza de decirle sus verdades llegara a tener poder y decisión, lo llamaría a cuentas y le daría cadena perpetua. Ese es su miedo real.

La acusación contra el ex rector contó igualmente con traidores al interior de la universidad, porque dicen que el dinero ablanda más que el cebo y no faltaron quienes aceptaron entregarlo por unas cuantas monedas. Wistano Luis Orozco García entregó a su ex amigo y jefe atendiendo a sus nuevas lealtades.

Pero la vida da vueltas y a lo mejor un día de estos el destino alcanza al tabasqueño que todavía habla de corrupción cuando su administración no tiene precedentes históricos en esa materia.

Cuando se escupe al cielo, te cae en la cara.