¿Y PORQUÉ LOS PROTEGIERON?

*Caen colaboradores de Capella

Medios informativos de Quintana Roo hicieron pública la información en el sentido de que colaboradores cercanos del Secretario de Seguridad Pública en aquella entidad, ex jefe policiaco en Morelios, Jesús Alberto Capella Ibarra, han huido de esa localidad por temor a ser encarcelados; pues se liberaron órdenes de aprehensión en su contra.

Sobre sale en una de las publicaciones la mención de que “cayó” el lugarteniente de Capella, de nombre Jesús Abarca, y que ahora van por él mismo; luego se agrega que «Abarca ya huyó y ante el temor de ser también objeto de una orden de detención Alberto Capella ha extendido las exequias de la muerte de su madre en Tijuana, para seguir ausente en su responsabilidad.

A diferencia de lo que pasó en Morelos donde el ex gobernador Graco Ramírez protegió a Capella en su calidad de titular de la Comisión Estatal de Seguridad; a pesar de sendas denuncias por actos de corrupción y complicidad con la delincuencia organizada, en Quintana Roo ya se viene procediendo en su contra mediante las denuncias 287/219 y 121/2019 presentadas ante la Fiscalía General de la República.

Las denuncias fueron interpuestas por sus propios elementos de seguridad, integrantes del Mando Único, que se negaron a participar en acciones de espionaje ordenados por Capella contra empresarios; a quienes se dice extorsionaba posteriormente con base en esa información.

Los quejosos, de quienes se omiten sus nombres, pueden ser reinstalados pero temen que los «sicarios» del “secretario” los ejecuten, porque maneja a los grupos de la delincuencia organizada en aquel territorio.

Bueno, se dice que Capella sabiéndo de la grave situación de Jesús Abarca; pidió su baja para que huyera, antes de que la Policía Federal lo detuviera y pudiera declarar en su contra.

Es decir, que no se descarta la posibilidad de que Jesús Alberto Capella enfrente en el corto plazo requerimientos ante la justicia federal por acusaciones reiteradas de empresarios extorsionados y secuestrados; a través de grupos delictivos manejados por el jefe policiaco.

Lo que el sujeto viene haciendo en aquel estado lo hizo todo el tiempo en Morelos; las evidencias indican que era quien estaba operando detrás del cártel de “Los Rojos», con “El Carrete» al frente, quien hoy en día está encarcelado y la organización prácticamente desmantelada y peleando por el liderazgo.

El problema fue que acá el propio Graco estaba igualmente metido con la delincuencia y era quien cobraba la renta de “la maña”, por el control de la parcela (Morelos) era precisamente Jesús Alberto.

Sin embargo, todo indica que ya empezó a traer “la estrella de espalda” y es muy probable que pronto las demandas procedan, y el señor se puede ir a “la sombra”; donde debería estar desde hace años; porque acá fomentó el secuestro, la extorsión, las ejecuciones y nunca pasó nada.

ACEPTA MORELOS RECOMENDACIÓN DE TEMIXCO

El gobierno de Morelos dio a conocer que aceptará la recomendación de la CNDH por faltas graves cometidas por elementos policiacos en contra ciudadanos del municipio de Temixco, y adelantó que dará seguimiento al caso a través de la Comisión de Atención a Víctimas.

El jefe de la oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz señaló que se atenderá de manera inmediata la recomendación 21VG/2019 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos ya que se trata de faltas graves cometidas cometidas por la administración del ex gobernador, Graco Ramírez y el ex comisionado estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra.

En tal sentido, el mandatario morelense advirtió que no encubrirá a nadie y se deberá llegar a las últimas consecuencias, por lo que mencionó que será la Comisión Estatal de Atención a Víctimas el organismo encargado de dar seguimiento a la atención de esta recomendación.

EMITE CNDH RECOMENDACIÓN POR DELITOS DEL MANDO ÚNICO

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió ayer una recomendación en contra del Gobierno de Morelos, para que investigue los hechos registrados el 30 de noviembre del 2017 en el municipio de Temixco y en el que perdieron la vida seis personas, entre ellos dos menores de edad, por la comisión de varios delitos como el allanamiento de morada, uso excesivo de la fuerza, detención arbitraria de personas, alteración de indicios, tratos crueles y degradantes, entre otros.

Dichas conductas fueron atribuídas a elementos de la Comisión Estatal de Seguridad que se encontraba a cargo en ese entonces de Alberto Capella, encargado de seguridad en el último periodo del ex gobernador Graco Ramírez, quien en su momento justificó la actuación de sus subordinados por tratarse presuntamente de una peligrosa banda de delincuentes.

La recomendación dirigida al gobernador Cuauhtémoc Blanco y el Fiscal General de Justicia del estado, Uriel Carmona Gándara, identificada con el número 21VG/2019, fue dada a conocer ayer y dentro de sus conclusiones considera que se cometieron violaciones graves a los derechos humanos, durante el operativo realizado en la colonia Rubén Jaramillo del municipio conurbado a Cuernavaca, por elementos policiales adscritos al Mando Único.

Tras su investigación, la CNDH confirmó que: “el personal de la Comisión Estatal de Seguridad incurrió en allanamientos; detenciones arbitrarias en agravio de 7 personas incluido un adolescente; uso excesivo de la fuerza que derivó en la ejecución arbitraria de 6 personas contemplando dos menores de edad; trato cruel e inhumano y/o degradante derivado de las lesiones ocasionadas a 4 personas también contra otros 2 infantes; dilación en la puesta a disposición de los detenidos ante el Agente del Ministerio Público y colocación deliberada del arma de fuego e indicios balísticos que se relacionaron con el cadáver de una víctima”, refiere en sus conclusiones.

Al Gobierno estatal (entonces al frente de Graco Ramírez) se le atribuye la implementación inadecuada de políticas públicas para abatir los altos índices delictivos imperantes en dicha entidad; a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Morelos, dilación irregular de las carpetas de investigación radicadas por las conductas delictivas cometidas en agravio de las víctimas.

Asimismo a la Dirección General de Asuntos Internos de la Comisión Estatal de Seguridad, las irregularidades observadas en la resolución de la carpeta administrativa, instruidas contra los elementos policiales que participaron en los hechos del 30 de noviembre de 2017 en Temixco, Morelos.

Anticipa su salida Capella, se presume huída

A 17 días de que concluya por mandato de ley la administración de Graco Ramírez, su jefe de la policía Jesús Capella Ibarra anunció su “renuncia” con un mensaje que en su contenido se percibe más sorna que sinceridad.

El tijuanense se va del estado en medio de múltiples señalamientos de ineficiencia y corrupción, así como enriquecimiento ilícito, luego de que al menos se le ubicaron 6 propiedades que suman más de 100 millones de pesos, particularmente las que se ubican en los fraccionamientos La Herradura y Paraíso Country Club, en los municipios de Cuernavaca y Emiliano Zapata respectivamente.

De igual forma sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada que lo llevaron a recibir en fechas recientes diversas amenazas de presuntos cárteles antagónicos.

Capella Ibarra impuso de manera arbitraria y para fines de corrupción el modelo policial del mando único, pese a la oposición de la gran mayoría de los alcaldes de la entidad, pues pasó por encima de la autonomía municipal para disponer de los recursos que el gobierno federal canalizó a los ayuntamientos en el rubro de seguridad pública.

Se prevé que a petición de los nuevos diputados del Congreso local, el ministerio público del fuero común, solicite su arraigo para evitar una posible huida.

Ver vídeo: