MORENA MORELOS; ASUNTO DE FAMILIA

Jugoso negocio de los Salazar Solorio

Los hermanos Rabindranath y Radamés Salazar Solorio, uno Subsecretario de Gobernación federal y el otro senador, han comenzado a diseñar estrategias a fin de colocar a familiares y amigos en candidaturas o para cumplir acuerdos y compromisos con aliados que seguramente les dejan jugosos dividendos, haciendo del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morenas) un negocio familiar.

Apoyados por el delegado de partido en la entidad, de origen Oaxaqueño, vienen buscando la manera de cambiar de género de masculino a femenino en el distrito local XII; claramente para allanarle el camino al actual alcalde de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, quien se registró como precandidato a la diputación local por ese mismo distrito, pero por el Partido Nueva Alianza.

Las cosas al edil de Yautepec se le han complicado porque estaría llevando como adversario al ex líder del movimiento de chavelistas, Pedro Torres Pérez, a quien se han sumado líderes y militantes del PRI, PES y otras agrupaciones; advirtiendo que no permitirán que Alonso Gutiérrez llegue al Congreso local por presuntas complicidades con la delincuencia organizada.

Ante ello, los rabines han entrado en pánico, considerando que su aliado alcalde podría ser derrotado y entonces la idea es quitar de en medio a Torres Pérez para facilitarle las cosas, y por ello han comenzado un trabajo de convencimiento ante el CEN para convencer a la dirigencia nacional de que lo mejor es mandar una mujer como aspirante en el distrito en referencia.

¿Y quién sería en caso de que prosperara la perversa intentona? una prima suya, actualmente regidora en el ayuntamiento de Jiutepec,  Gloria Marlén Ramírez Velázquez, pero con la clara intención de que pierda ante Agustín Alonso, por las alianzas que traen con este personaje.

Cabe mencionar, de acuerdo con información recibida por DAD, hace tres años cuando Alonso Gutiérrez fue por la reelección en la alcaldía hicieron lo propio para que éste, sin problemas, lograra el objetivo; le mandaron como adversaria a Beatriz Rodríguez Guadarrama.

O sea que en complicidad con personajes inmorales como el alcalde se observa claramente que los rabines han logrado monopolizar posiciones electorales desde hace años atrás y por lo menos controlan diputaciones y los ayuntamientos de Jiutepec y Yautepec y en esta ocasión aplicarán las mañas que sean necesarias para mantener el botín.

Los Rabin recibieron un duro golpe desde la dirigencia nacional de su partido porque todo lleva a pensar que anticipadamente los despojaron de la plaza más importante que tenían cuando, hace más de dos años conjuntamente con Graco Ramírez se adueñaron de Cuernavaca, imponiendo candidato a la capital morelense, mismo que fue impugnado y quedó su mediocre de Antonio Villalobos Adán como alcalde.

En los compromisos signados a fin de ir en coalición electoral con otras fuerzas políticas, le dieron la candidatura de la capital al PES, por eso quien se perfila como el abanderado, tanto de Morena, Nueva Alianza y este instituto, es Jorge Argüelles Victorero. Es decir, perderán un territorio que les dejaba muchos dividendos.

Ahora sólo falta que tampoco le puedan cumplir a Alonso Gutiérrez el compromiso de llegar a la diputación, porque Pedro Torres lo puede derrotar, entonces hay que armar una jugada que lo deje fuera de la contienda, sustituyéndolo por una mujer, la prima, que ya sabe que va a perder y asunto arreglado. ¿Volverán a salirse con la suya? ojalá y no.

Si Alonso, como se aprecia, anda enredado con la maña y Rabindranath es socio político del edil, pues significa que también es parte del grupo de delincuentes políticos mafiosos y, de ser así, lo más conveniente es que sean derrotados en las urnas; de otra forma jamás saldremos de la situación de inseguridad en la que nos encontramos.

Bueno, ya sabe usted que la Guardia Nacional acaba de aprehender al presunto jefe de plaza del cártel Jalisco Nueva Generación en la región de Cuautla y sus alrededores, Irving Eduardo Solano,  ex policía ministerial, alias el «profe» o el «gato», pues se afirma que era muy cercano a Alonso Gutiérrez. Si así fuera, “la lumbre le llega a los aparejos al alcalde de Yautepec”.

LOS MAFIOSOS LO APOYAN

Alonso Gutiérrez, en medio del repudio

Financiado e impulsado presumiblemente por grupos de la delincuencia organizada el alcalde de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, en una ambición desmedida de poder, se registró como pre candidato a diputado local por el XII distrito electoral ante la posibilidad de buscar su reelección, pero el repudio y el rechazo a su figura comienza a multiplicarse en la zona.

En medio del escándalo, pues se le considera el autor intelectual del secuestro de empresarios gaseros de la región a quienes -se menciona- aplicaba cobro de piso por 100 mil pesos mensuales; el edil comienza a enfrentar serios problemas de reputación, credibilidad y confianza, que parece lo irán hundiendo gradualmente porque quien sigue sumando simpatías es Pedro Torres Pérez, que se registró como pre candidato a la misma diputación por ese distrito por Morena y todo lleva a pensar que lo vencerá.

Por lo menos en los días más recientes líderes de diversos partidos y militantes dialogaron con Torres Pérez para ofrecerle su apoyo; con la aclaración de que con Alonso Gutiérrez no quieren ni el saludo, porque sí lo consideran un político ligado a la delincuencia organizada.

Además de que los quiso sorprender diciendo que dedicaría cuatro millones de pesos para la comprar vacunas para los yautepequenses; cuando legalmente está impedido de ello y esa facultad solamente la tiene la Federación.

Lo anterior, incluso lo llevó a que en algunos noticieros nacionales lo exhibieran y de maneja bastante grosera como Joaquín López Dóriga que de plano le dedicó expresiones muy fuertes, acusándolo de farsante y mentiroso; dejando en claro que pretendía extorsionar a su pueblo buscando lograr beneficios políticos para su campaña.

Priistas, bases de Movimiento Ciudadano, del Partido Encuentro Social y que en número son muchos, tomaron la determinación de ir con Pedro Torres; con tal de cerrarle el paso a Agustín Alonso, a quien también la mayoría de los ediles; a lo mejor algunos de ellos igualmente mañosos, le dieron impulso político poniéndolo al frente de la coordinación de presidentes municipales en el IDEFOMM.

Muy mala señal de los alcaldes, porque aún sabiendo de sus antecedentes y todo lo que se dice de Agustín Alonso, todavía le brindan su respaldo; eso en verdad llama la atención porque pudiera ser que también andan en malos pasos y lo estarían protegiendo. Pero con todos los antecedentes que trae se antoja que el ex líder de los chavelistas le puede tender la cama, más si va por Morena.

INTENTA SORPRENDER A LA CIUDADANÍA

Le llueve a edil de Yautepec

En una desesperada acción por llamar la atención y congraciarse con la ciudadanía el presidente municipal de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, intentó engañar a sus gobernados con el argumento de que adquiriría vacunas contra el coronavirus; aún cuando los ayuntamientos no están facultados para ello.

Lo anterior, ha sido objeto incluso de mofa por parte de periodistas en programas noticiosos nacionales, uno de ellos, Joaquín López Dóriga quien incluso llega al insulto en su contra al considerarlo como un intento por sacar ventajas político-electorales de la pandemia, a pesar del dolor y la tragedia que viene causando.

El edil en una entrevista declara que destinará tres millones de pesos, programados para la realización de una obra pública, a la adquisición de vacunas. «Sólo estamos esperando la posibilidad de saber, cómo, dónde y cuándo para darle a la población la posibilidad de enfrentar el problema», diría palabras más, palabras menos, cuando un alcalde no puede hacer eso.

Y bueno, lo menos que le dijeron es que es un sujeto que busca lucrar con la pandemia para atraer simpatías, cuando es un vil engaño de alguien sospechosamente metido en negocios de la delincuencia organizada.

López Dóriga de plano se le va con todo al afirmar, obviamente también para llamar la atención:  «qué poca madre tiene, así neta, para jugar con la esperanza de las vacunas con fines electorales» y para referencia ya le hemos compartido los videos.

Es verdaderamente vergonzoso y escandaloso a lo que ha llegado este delincuente de cuello blanco cuando es el gobierno federal el único facultado para negociar la adquisición de vacunas con los laboratorios internacionales correspondientes; no obstante, es ya urgente ponerle un alto a Alonso Gutiérrez, porque ha llegado a cosas extremas, además del descaro de decir que desviará recursos de obra pública para vacunas.

Y le decíamos que existen indicios desde hace tiempo de que es parte de un grupo de la delincuencia organizada o que al menos los encubre porque hay evidencias que se siguen acumulando. A DAD se hicieron llegar imágenes de un convoy de autos de súper lujo, blindados, con gente fuertemente armada que ingresó a uno de los ranchos de los Alonso llamado «San Agustín» y ubicado en Itzamatitlán ¿Quién estuvo en tan importante reunión? habría que preguntarle al alcalde.

EN SERIOS PROBLEMAS

Edil de Yautepec

En una entrega anterior mencionamos en éste espacio de DAD que el presidente municipal de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, enfrenta serios problemas como consecuencia de presuntas relaciones o actividades ilícitas relacionadas con la delincuencia organizada y, en particular en torno al secuestro de empresarios gaseros de esa zona; perpetrados por elementos de la policía municipal y estatal hace unos días.

Al parecer ha cometido un grave error; porque no calculó las consecuencias y ahora se viene defendiendo como “gato bocarriba” enfrentándose el gobierno estatal porque siente que «la lumbre le llega a los aparejos», pero es muy posible que ahora sí tenga que pagar las consecuencias porque el delito cometido es sumamente grave.

Lo decimos porque hay ya líneas de investigación que están relacionándolo directamente con los hechos descritos; que llevan a considerar que quien ordenó la detención y posterior desaparición habría sido el propio alcalde.

Y es que a partir de lo ocurrido se han logrado obtener datos que, de confirmarse, muestran el grado de perversidad de Alonso Gutiérrez.

Uno de los agentes policiacos que investiga el caso, y de quien nos reservamos el nombre, reveló que la detención de los empresarios se pudo haber dado a partir de que «uno de ellos no había podido reunir los 100 mil pesos del cobro de piso que les cobra el presidente municipal, llevaba la cantidad incompleta y no fue aceptada, y ello llevó a que se ordenara a los policías proceder contra ellos».

Fíjese nada más, si hay algo de verdad en lo anteriormente expuesto ¿hasta dónde ha llegado el alcalde? es decir, estaríamos ante el cabecilla de un grupo de maleantes que aplica cobros de piso a las empresas supuestamente para protegerlas y dejarlas operar, o sea malvivientes de altísimo nivel.

Y bueno, sabemos que los familiares de los desaparecidos no están dispuestos a quedarse con las manos cruzadas y son ellos los que vienen presionando al gobierno federal para que la Guardia Nacional en pleno se haga cargo de la seguridad del municipio, y a partir de ahí se investigue a Agustín Alonso por sus presuntas relaciones con la maña.

Para acabar pronto eso de que el mismo edil está pidiendo el apoyo de la GN es una “jalada”, sólo trata de confundir a la gente y a los familiares afectados para hacer creer que no tiene nada que esconder; la realidad es que si se logra que la Secretaría de Gobernación Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional autoricen la demanda el señor está frito.

Otros datos indican que cuenta con un nutrido grupo de guaruras para su seguridad personal, pero la labor de éstos no se reduce a salvaguardar su integridad física sino que son igualmente una especie de «orejas», «halcones» o informantes que le llevan toda clase de chismes o datos que le interesan, algo similar a lo que usan los cárteles de la droga.

Por todo lo anterior es que reaccionó como fiera cuando el gobierno estatal comenzó a intervenir en torno al caso, sabe de qué tamaño es el problema que se le puede venir porque si se comprueba que cobra piso a las empresas y que está detrás del secuestro lo más lógico es que sea desaforado y puesto tras las rejas. Esas son las lacras heredadas por el otrora líder del PRD y Graco Ramírez, el ex gobernador.

¿EN MANOS DE QUIÉN ESTAMOS?

Alonso Gutiérrez; dudoso comportamiento

La participación de cinco elementos policiacos en la desaparición de empresarios gaseros en el municipio de Yautepec, al oriente de Morelos, ha desatado un escándalo social y enfrentado a las autoridades estatales con las municipales.

Ninguna de las dos partes acepta las culpas en este asunto y se vienen echando la bolita unos a otros; sin embargo, hay particularmente aquí antecedentes que habría que valorar.

De entrada los datos proporcionados por la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la Secretaría de Gobierno a cargo respectivamente, de José Antonio Ortiz Guarneros y Pablo Ojeda Cárdenas, revelan que más de la mitad de los agentes policiacos de ese municipio carecen de exámenes de control y confianza; quienes para el 31 de marzo próximo si no han cumplido con él deberán ser dados de baja, afirmaron.

Por otro lado, relativo a los cuerpos de seguridad, lo más escabroso es que desde hace mucho tiempo se ha filtrado información en el sentido de que “los Alonso”, tanto el padre como particularmente el hijo, Agustín Alonso Gutiérrez, pudieran estar relacionados con grupos de la delincuencia organizada; llámese narcotráfico, secuestro e incluso ejecuciones.

Aún estábamos en los tiempos macabros de la administración de Graco Ramírez cuando se dispararon precisamente las desapariciones forzadas de personas en esa localidad, los crímenes y la mayoría de los delitos de alto impacto; mucho se habló de que los famosos Alonso eran los artífices de todo eso y que manejaban pandilla de rufianes de altísima peligrosidad.

DAD obtuvo el testimonio de quien fuera un luchador social de las izquierdas y fundador del PRD en el estado -cuando ese partido era decente- Juan Ignacio Suárez Huape, y lo que el paisano de origen michoacano dijo en aquel entonces fue «paisano, deberías rascarle un poco al decomiso de armas y droga en una hacienda de Yautepec, por el rumbo de Ticumán, porque resulta que ese bien inmueble es de los Alonso».

Pero aclaro que la propiedad estaba a nombre de Alonso Gutiérrez y en aquel entonces quien gobernaba como edil esa comuna era el papá Alonso Mendoza. Habría que revisarlo nuevamente ahora, nos parece que la hacienda se encuentra en territorio ya de Tlaltizapán, pero el fondo es el mismo, son familia.

El dueño era quien ahora «gobierna» ese municipio, y eso es verdad ¿imagina usted en manos de quién están los ciudadanos?

Aquí nos vamos a reservar otra fuente informativa de otro personaje vecino de ese municipio, por su seguridad, pero del mismo modo sostiene que el hoy edil es parte de un peligroso cártel que se disputa el control territorial o la plaza en esa parte de la entidad, e incluso algunos municipios cercanos.

Por eso tampoco es nada extraño que la mayor parte de quienes enviaron sus comentarios en torno a la rueda de prensa ofrecida ayer por Guarneros y Ojeda fuera precisamente en ese sentido; es decir, reiterando que «la manzana está podrida» y es Alonso Gutiérrez, y mientras esté al frente del ayuntamiento pues no cesará el delito.

Se dice que las muertes son por disputas con bandas rivales y los secuestros o crímenes para financiarse, y que son agarrones entre el cártel de “los Alonso” y otros grupos antagónicos que quieren entrar a “ese mercado”.

¿Habrá algo de verdad en todo esto? y si es cierto lo que dijera Suarez Huape en el sentido de que la hacienda donde encontraron una gran cantidad de armas y droga era de ese sujeto que hoy es edil de Yautepec, ¿por qué no se dio seguimiento a la investigación en ese entonces?

Claro, no vamos a defender el desempeño ni de Guarneros ni de Ojeda; porque a decir verdad los resultados en prevención del delito los reprueban, pero como que en este caso tienen la razón en que lo menos la conducta del alcalde es extraña o de llamar la atención.

Se debería indagar respecto a esas posibles relaciones y complicidades, llevarlo ante la justicia, claro luego de deponerlo del cargo de presidente municipal que hoy ostenta e ir por quienes forman parte de ese grupo delictivo o su relación con presuntos cárteles de mañosos, que seguramente deben ser bastantes. En tanto no ocurra eso Yautepec y municipios vecinos están fritos.