DENUNCIAN Y NIEGAN ACOSO A PERIODISTA

Luego de que el reportero de investigación policiaca, Carlos Quintero, denunció que aparentemente podría ser objeto de una denuncia por el delito de “uso indebido de medios de comunicación”; el gobierno estatal desmintió que exista una investigación en su contra o que pretenda fincar responsabilidad por la difusión de información, y por el contrario anunció que investigará el origen de un documento con membretes oficiales donde se argumenta la averiguación contra el compañero.

“El Gobierno del Estado de Morelos informa que es falso que se pretenda iniciar una denuncia en contra de algún miembro de la comunidad periodística e informa que la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) y la Fiscalía General del Estado (FGE) tomaron conocimiento; a fin de investigar el origen de un documento que carece de firma y sello institucional”, detalla en un comunicado.

Además añade: “La actual administración siempre ha mantenido un diálogo abierto y directo con las y los integrantes de los diferentes medios de comunicación, y reitera su firme compromiso con la libertad de expresión. Las y los periodistas, en pleno uso de su derecho constitucional, contribuyen a construir una sociedad democrática y plural; en la que todas las propuestas y señalamientos son atendidos de manera oportuna”.

El reportero de investigación policiaca ha difundido videos que le fueron proporcionados por personal del propio Cereso, o que recabó de redes sociales, acerca de los motines que se han registrado en el penal de Atlacholoaya durante el año, particularmente sobre los motines que se registraron en diversos dormitorios y el área de internamiento del mismo.

Carlos Quintero, periodista

Sin embargo, destaca que la Fiscal Antisecuestros, Adriana Pineda, estaría relacionada con la integración presuntamente de la acusación en contra del reportero. Ya en otras ocasiones hemos hecho referencia a la “influencia” o poder que tiene la funcionaria dentro de la CES y del propio penal morelense, a pesar de sus relaciones y antecedentes.

En el comunicado, el gobierno estatal remata “los integrantes de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz rechazamos tajantemente algún tipo de presión en contra del gremio periodístico, y pugnamos por el derecho a la información; como una condición necesaria para construir sociedades participativas y democráticas”, concluye.