Se acaba la pesadilla en Jiutepec, Agüero un cínico ladrón

Este 31 de diciembre concluye un trienio más en los ayuntamientos de Morelos, el primero de enero del 2019 tomarán protesta los que fueron electos el primero de julio pasado, con excepción de unos cuatro o cinco que lograron la reelección por primera ocasión, entre ellos los ediles de Emiliano Zapata, Fernando Aguilar Palma o el de Yecapixtla, Francisco Sánchez Zavala.

Muy pocos hicieron buen papel, quizás entre esos los que repiten, pero lo que sí queda claro es quienes fueron los peores, que se dedicaron a robar a manos llenas, reproduciendo puntualmente la enseñanza de su maestro, el ladrón más grande que haya tenido Morelos en su historia, el ex gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu, descendiente de una estirpe de sátrapas y mercenarios políticos.

Nos referimos a alcaldes como Raúl Tadeo Nava de Cuautla, pero fundamentalmente a Manuel Agüero Tovar, personaje impuesto en esa comuna de Jiutepec en la elección del 2015, vía un fraude electoral perpetrado desde Palacio de Gobierno estatal.

Es un hecho que para los habitantes de ese sufrido municipio, la pesadilla que vivieron bajo el mando de tan descarado ladrón está por concluir; sin embargo, si sería de justicia que su sucesor, Rafael Reyes Reyes, lo investigara y le ajusta cuentas, porque elementos de responsabilidad por acciones deshonestas sobran por todos lados.

Lo dijimos en su oportunidad, la decisión de imponer a Agüero no fue otra, sino tener un absoluto control del negocio que ese municipio representa en materia de tráfico de drogas, el resto de los negocios que se hicieron al amparo del presupuesto público ya fueron ganancias adicionales.

Con el descaro y cinismo que caracteriza a esos mal llamados políticos sin moral, como Graco, el dichoso Manolo convirtió los asuntos de la comuna en negocios para la familia; la suya directa, desde sus padres, parientes y amigos.

La mayoría de las rentas que de pagaban por oficinas diversas del Ayuntamiento eran a sí mismos, porque se ubicaban en propiedades del clan Tovar y asociados.

Bueno, hasta el grupo musical que amenizaba eventos públicos era manejado por él; incluyendo el comedor para empleados y el tiradero de basura a cielo abierto, claro.

Ha sido pues hasta hoy e igual que el tabasqueño a nivel de la gubernatura, el presidente municipal más corrupto y descarado de que se tenga memoria en ese desafortunado territorio, pero reiteramos, ya tiene los días contados. Ojalá que Rafa Reyes le haga justicia a su pueblo, y en su oportunidad lo ponga tras las rejas.

La sociedad demanda acciones de justicia contra sus verdugos, no es posible aceptar como gobernador a personajes sin escrúpulos ni valores.

Sujetos como Graco y Manuel Agüero deben no sólo devolver los miles de millones de pesos que se robaron de nuestros impuestos, sino ser castigados con cadena perpetua, y eso porque en México no hay pena de muerte.

Las víctimas de Graco

Como viene ocurriendo a nivel federal, sobre los casos de víctimas de la persecución oficial, que ya comenzaron a ser liberados como el caso específico de la maestra Elba Esther Gordillo Morales, en Morelos también pasa algo similar ahora que el saliente gobernador Graco Ramírez se le acaba el tiempo y el poder.

El ex presidente municipal  de Cuautla, Jesús González Otero había sido arrestado bajo la presunción de desvíos cuantiosos de la alcaldía; sin embargo, la parte acusadora, la desacreditada Fiscalía Anticorrupción, nunca logró sustentar las acusaciones y luego de un tiempo privado de su libertad fue encontrado inocente y liberado.

Lo primero que dijo es que fue víctima de la persecución de Graco y sus secuaces y calificó su caso como un asunto de persecución política.

Hasta el momento no se aprecia que ninguna autoridad vaya a emprender alguna acción contra su liberación, y eso valida sus aseveraciones.

Pero queda pendiente el proceso, muy similar, en contra de quien fuera a fines del sexenio anterior panista, Secretario de Finanzas y Administración, Alfredo Jaime de la Torre, quien igualmente fue apresado al inicio del gobierno del tabasqueño.

Lo acusaron de algo parecido, desviaciones de recursos del erario; no obstante, ante la inexistencia de elementos de prueba su caso está siendo revisado y todo lleva a pensar que el juez de la causa lo declarará libre de cargos, de un momento a otro.

Hay que recordar que Graco Ramírez inicio su administración acusando a su antecesor de diversos actos de corrupción, a través de algunos de quienes fueron miembros del gabinete. Fue una estrategia de distracción, mientras él, su hijastro Rodrigo Gayosso y su pareja Elena Cepeda, armaban toda la perversa red mediante la cual sustrajeron miles de millones del presupuesto para su beneficio personal.

Pero no hay fecha que no se cumpla, y están terminando más que apestados y éste gobierno evaluado públicamente como el más corrupto, perverso y cínico jamás visto en el territorio morelense.

Ojalá jamás los volvamos a ver o, acaso, en la cárcel.

A propósito de la huelga en la UAEM

Como ya hemos analizado con anterioridad, el problema financiero de la universidad autónoma del estado de Morelos no es nuevo, pero tampoco se generó por el gobierno saliente como mucho tiempo se nos quiso hacer creer.

Por el contrario, obedece al descuido financiero y administrativo en la institución, sus sindicatos y administrativos voraces que tienen varias prestaciones y demandas contractuales y no en contrato que son excesivas, como el pago de vacaciones a jubilados y la falta de previsiones para crear los fondos de pensiones y jubilaciones.

Además, se generó un crecimiento sin planeación ni respaldo que, fue bien visto por los jóvenes por el aumento de la matrícula y en el número de los planteles; que se extendieron por 23 de los 33 municipios de Morelos; pero que también provocó un gran hoyo en las finanzas institucionales.

Ahora hay muchísimas más escuelas y centros de investigación y posgrado, pero de poco sirven si no cuentan con instalaciones propias, maestros u otras previsiones como laboratorios o áreas de cómputo, etc.

La máxima casa de estudios de Morelos debe tener una mejor salida que estar dependiendo año con año de sus relaciones con los políticos o “personajes” que luego pretenden ser incluidos en las matrículas como catedráticos o para cursar y concluir sus estudios truncos, como pago de favores o en componendas con negocios turbios.

Morelos tiene el potencial para contar con una universidad de primer nivel, que aproveche la ventaja de ser una de las que más espacios y catedráticos o investigadores comparte con la UNAM. Se han sentado las bases, solo falta impulsarla verdaderamente, con un presupuesto ajustado a su nueva realidad, sin permitir que se vuelva a convertir en “botín político”.

Da el grito Graco entre rechiflas y mentadas

En medio de múltiples mentadas de madre y demás denuestos, el aún gobernador Graco Ramírez dio el grito de independencia en el palacio de gobierno de la capital de Morelos, sin la representación de los demás poderes que integran el Gobierno del Estado.

Desfachatadamente Graco Ramírez salió en el balcón principal del palacio de gobierno a dar el grito independencista, acompañado de su mujer Elena Cepeda, la secretaría de Educación, Beatriz Ramírez y demás cercanos del gobernador saliente.

En este último acto protocolario conmemorativo de nuestra independencia nacional, se preveía que Graco Ramírez diera el grito en el municipio de Yautepec, a fin de evitar enfrentar las expresiones de rechazo que en la plaza de armas de Cuernavaca se pudieran dar.

El ambiente en la sede del ejecutivo estatal fue de pesar, pues los pocos que acudieron lo hicieron obligados y hubo muchos que de plano optaron por omitir la orden de asistir y no se presentaron.

Draft globalizado, trae a priistas y americanistas

En pleno Draft de fuereños el equipo de Cuauhtémoc Blanco anuncia la contratación, para el gabinete de Morelos, de Pablo Héctor Ojeda Cárdenas; proveniente del despacho del hoy coordinador de bancada del PRI en el Senado y de los ex jugadores americanistas Isaac Terrazas y Germán Villa, quienes ya iniciaron a leer la ficha técnica del estado de Morelos.

Los morelenses que aspiren a una chamba con el Gobernador Cuauhtémoc Blanco tendrán que conformarse con ser chalanes de las estrellas, provenientes del “mundo globalizado”, como dijo José Manuel Sanz.

El abogado Ojeda Cárdenas es hijo del ex líder nacional del PRI, Pedro Ojeda Paullada, y fue hasta hace poco colaborador del ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y es quien se perfila a la Secretaría General de gobierno del estado.

En el caso de los ex futbolistas Terrazas y Villa, todo parece indicar que ocuparán posiciones de primer nivel en el gabinete Blanquista.

Ver vídeo:

Anticipa su salida Capella, se presume huída

A 17 días de que concluya por mandato de ley la administración de Graco Ramírez, su jefe de la policía Jesús Capella Ibarra anunció su “renuncia” con un mensaje que en su contenido se percibe más sorna que sinceridad.

El tijuanense se va del estado en medio de múltiples señalamientos de ineficiencia y corrupción, así como enriquecimiento ilícito, luego de que al menos se le ubicaron 6 propiedades que suman más de 100 millones de pesos, particularmente las que se ubican en los fraccionamientos La Herradura y Paraíso Country Club, en los municipios de Cuernavaca y Emiliano Zapata respectivamente.

De igual forma sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada que lo llevaron a recibir en fechas recientes diversas amenazas de presuntos cárteles antagónicos.

Capella Ibarra impuso de manera arbitraria y para fines de corrupción el modelo policial del mando único, pese a la oposición de la gran mayoría de los alcaldes de la entidad, pues pasó por encima de la autonomía municipal para disponer de los recursos que el gobierno federal canalizó a los ayuntamientos en el rubro de seguridad pública.

Se prevé que a petición de los nuevos diputados del Congreso local, el ministerio público del fuero común, solicite su arraigo para evitar una posible huida.

Ver vídeo:

Echan abajo últimas designaciones de anterior legislatura

Los nuevos diputados del Congreso de Morelos dieron marcha atrás a varios acuerdos aprobados de última hora por sus antecesores de la LIII Legislatura, destituyendo a tres funcionarios nombrados hace menos de un mes.

Los nuevos consejeros del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) y la directora del Instituto de la Mujer del Estado de Morelos; Roberto Yáñez Vázquez (papá de los dirigentes del PSD), Marco Alvear cercano colaborador del diputado perredista Mario Chávez Ortega y Flor Desiré León, nombrada para otros seis años, fueron las designaciones anuladas por mayoría de votos esta tarde.

En el caso de la separación de los dos nuevos consejeros del IMIPE se señaló que los legisladores no justificaron el aumento de los representantes de transparencia y ni si quiera asignaron un nuevo presupuesto para sus sueldos, y en el caso de la representación del IMEM no se trata de falta de credenciales de la titular, sino por el exceso cometido por los diputados salientes.

Se prevé que se pueda votar seguir también por la revocación de otros nombramientos y acuerdos, como la cancelación de «pensiones doradas» a funcionarios de la administración de Graco Ramírez que recurrieron a documentación falsa para acreditar su supuesta antigüedad en cargos públicos.

¿Iragorri a Cuernavaca?

Mucho se ha insistido, y los hechos que se han venido confirmando en el entorno político estatal así lo demuestran, que hubo componendas entre el entonces senador Rabindranath Salazar, Graco Ramírez y su hijastro, Rodrigo Gayosso Cepeda; a fin de favorecer electoralmente al tabasqueño y su proyecto.

Sin embargo, ahora con todo lo que viene ocurriendo, parece que también la líder nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, entró en ese paquete.

Todo el desaseo que en materia electoral enfrentó Cuernavaca, de cuya coyuntura aún no sale, es producto de esos acuerdos indignos entre Rabín, la líder nacional y el tabasqueño; pues si usted lo analiza el tal Graco es el más beneficiado de la coyuntura desafortunada entre el gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo y la figura nacional partidista.

Ella visitó el estado en dos ocasiones después de los resultados del primero de julio pasado, para dar oxigeno a quien se dice presidente municipal electo de la capital estatal, Antonio Villalobos Adán, quien encabeza un grupo fuertemente identificado con Graco Ramírez.

En las horas recientes cobra fuerza la versión de que la reacción visceral de Yeidckol contra el Cuau se dio a partir de que se habría enterado de que en un nuevo encuentro con el presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador, Blanco Bravo habría logrado conseguir que fuera sustituido Villalobos Adán y que el próximo alcalde de Cuernavaca será el empresario automotriz, Raul Iragorri Montoya.

Es decir, que tanto Rabín como la presidenta nacional de Morena, venían inconformes porque se les había caído el negocio con la gubernatura, les quedaba un pastel menor, la capital, pero ahora, hasta eso les habría arrancado Blanco Bravo.

El agarrón no es menor, la lideresa acusó al aún alcalde de haber sobornado a diputados de su partido para pasarse al PES, pero ellos lo rechazan y sostienen que fue por otros motivos; la mayoría, por desencuentros con Rabín .

Si la teoría de que Iragorri va a la comuna se confirma, se entenderá que AMLO sabe ya de los sucios pactos de la dirigente y de Rabín con Graco y Gayosso y ha decidido darle la razón a Blanco.

Si eso resulta, el futuro de la ciudad podría cambiar para bien. El empresario no va por dinero, es un hombre maduro y con formación política administrativa. En contra parte, Villalobos tiene un pasado laboral escabroso y el sólo hecho de identificarse con Graco y Gayosso da fe de su calidad moral.

Hasta los adornos patrios se robaron, confirma Jorge Michel

Sumidos en el desprestigio, el repudio y la condena pública por su mal proceder, el gobernador Graco Ramírez y la mayoría de sus colaboradores andan ya a salto de mata y hasta de los festejos patrios se han desentendido.

Siguen sentando precedente histórico casi en todo lo malo, porque a pesar de que ya entramos al mes de septiembre, no hay un sólo adorno alusivo a la gesta independentista, ni los tradicionales en el palacio de gobierno, como en todo el primer cuadro capitalino; lo cual es toda una costumbre y podríamos decir, hasta obligación oficial.

Al cuestionar al respecto al titular de Hacienda, Jorge Michel Luna, respondió que con la bandera izada en el asta de la plaza de armas “era suficiente decoración”; como si se tratara de un mero asunto decorativo el protocolo pertinente.

Se han robado todo Graco Ramírez, Elena Cepeda y todos sus secuaces que integran o integraron su gabinete para el despacho del poder ejecutivo, y ya no tienen ni para los adornos de las fiestas patrias, sin duda que son unos sátrapas, que sólo tienen como prioridad no dejar ni un alfiler en las arcas estatales; del amor y respeto que debieran tener a la patria, ya ni hablamos.

Morena, pérdidas tempranas

A nadie le cabe duda de que en la elección del pasado primero de julio el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), su aspirante presidencial y la mayoría de los candidatos a diversos cargos de elección en el país y, particularmente en Morelos, ganaron ampliamente; sin embargo, en lo que a Morelos se refiere, el partido ha perdido control y poder, pues son sus aliados los que se han quedado con la mejor parte, en lo político.

Las diferencias bajo las cuales caminaron durante el tiempo de las campañas son el origen de lo que observamos, particularmente en lo que al grupo parlamentario local se refiere.

Para nadie fue ajeno que las figuras locales de Morena pintaron su raya en lo que a la candidatura de Cuauhtémoc Blanco Bravo se refiere, y nunca lo apoyaron.

Éste debió sacar la elección con base en los partidos Encuentro Social y del Trabajo porque los morenos, aconsejados por el entonces senador con licencia, Rabindranath Salazar Solorio, hasta operaron en su contra.

Aún se pueden observar por ahí leyendas como «AMLO sí, CUAU no», pintas atribuidas a las huestes del ex alcalde de Jiutepec.

Lo anterior hacía ver la ruptura que apareció a partir de que Blanco desplazó a Rabín en la candidatura, y que se profundizó ya después de que la coalición «juntos haremos historia», ganará en los 12 distritos locales de mayoría.

La resta de activos de Morena en el Congreso local ha dejado al partido de AMLO fuera de las posiciones de mayor control político y económico en la Cámara local, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez se quedó con la Presidencia de la mesa directiva y Tania Valentina del PT con la Junta Política y de Gobierno.

Con seis miembros y riesgo de descender a cinco, el grupo parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional se quedó prácticamente sin nada, pero además la mayoría de los legisladores de partidos opositores a la coalición han venido haciendo grupo y equipo con PT y PES; dejándolos aislados y sin posibilidad de imponer agenda legislativa.

Se habla ahora de que Rabín estaría siendo nombrado Director General de Bansefi, por lo que habrá que esperar, porque aún no se hace oficial y si así fuera pues tampoco es una plataforma muy fuerte como para que desde ahí proyecte su futuro político con miras a ser candidato a la gubernatura en el 2024.

Siempre insistimos, mucho antes del proceso electoral, que la dirigencia estatal de Morena nunca dio muestras de liderazgo y trabajo, fue y sigue siendo un instituto político al que le quedó grande la silla y, si obtuvo el triunfo, fue por el arrastre de AMLO y Blanco Bravo, pues como organización electoral carecen de estructura y fuerza y si no lo aceptan y corrigen será su debut y despedida, al menos en el plano local.