HERIDAS ABIERTAS

*Hace 35 años y tres años

El 19 de septiembre de 1985 un terremoto trepidatorio de más de ocho grados sacudió diversas zonas del territorio nacional, muy particularmente a la Ciudad de México, en aquella ocasión en Morelos sólo se sufrieron daños menores; pero allá nunca sabremos el número de vidas que se perdieron exactamente.

Fueron demasiadas, pero las autoridades en turno maquillaron las estadísticas y sólo dieron a conocer una cifra parcial inicialmente que se fue elevando con el paso de los años hasta llegar a 40 mil muertos.

El mismo día, pero de 2017, sufrimos otro sismo y este sí; además de causar destrozos y muertes en la capital del país y Oaxaca, le pegó durísimo a nuestra entidad. Aunque tampoco fue parejo porque los mayores efectos se presentaron en los municipios de Jojutla de Juárez y Axochiapan, rumbo a donde se presentó el epicentro en los límites con Puebla.

Aquí pudiéramos igualmente sostener que tampoco se nos informó transparentemente de la cantidad de víctimas reales, y menos porque gobernaba un delincuente de cuello blanco, Graco Ramírez Garrido Abreu, que en acciones inéditas de corrupción y rapiña aprovecho la tragedia para robarse miles de millones de pesos, que eran para resarcir daños materiales de los afectados. Hubo desvío de esos recursos tanto a nivel local como de la federación.

Han pasado ya más de tres años y, si bien hay heridas que jamás sanarán como en el caso de las familias que perdieron algunos de sus integrantes; otras, que ya debieron cerrarse con el tiempo no lo han logrado porque la maldad de quienes nos gobernaban, y no sólo en Morelos, siguen causando dolor en muchos mexicanos y morelenses.

Los informes de las instancias competentes en la materia siguen ofreciendo datos en el sentido de que cientos de damnificados de entonces, sobre todo por la pérdida de sus casas, no han podido recuperarse del todo, existen planteles escolares inconclusos consecuencia del desvío de fondos que, de aplicarse transparentemente, ya serían sólo recuerdos en un lejano pasado.

La administraciones federal y estatal han tenido que asignar nuevos fondos económicos a fin de buscar concluir esos pendientes; cuando en casos como el de Morelos se acumuló dinero casi suficiente para atender a la absoluta mayoría de los destrozos sufridos, pero la perversión de muchos políticos de rapiña nos sigue mostrando que hace mucho somos «gobernados» por seres de infinita maldad, a los que ni el dolor humano extremo como en éste caso les remueve las consciencias.

Fresco queda en nuestras memorias todos aquellos pasajes de vergüenza de los que fuimos testigos, como el hecho del robo de miles de despensas que llegaron desde distintas partes de la República para ofrecer alimento a los que habían caído en desgracia, y que desde el Sistema DIF estatal la entonces pareja del delincuente de Graco, Elena Cepeda, desvió y almacenó en distintas bodegas para después usarlas para la compra del voto a favor de su hijo, Rodrigo Gayoso Cepeda, quien fue aspirante a la gubernatura en el 2018; pretendiendo malamente sustituir a su padrastro, el tabasqueño.

Eso fue lo de menos; también desde el gobierno federal y derivado de donaciones y apoyos locales, nacionales y del extranjero se acumularon poco más de ocho mil millones de pesos que se supone serían asignados a quienes vieron destruido su patrimonio, pero de cuyo monto ni el 50 por ciento se distribuyó, y otra vez el dinero fue a parar a las manos de un comité que apoyó al hijastro rumbo a la gubernatura encabezado por su amigo Sergio Beltrán Toto.

Todo esto trascendió claramente y era como para que los morelenses hubiéramos pedido la horca y cuchillo en contra de esos inmundos personajes; que además decían que nos gobernaban; sin embargo no pasó nada, se fueron burlándose de nosotros, porque está visto que mientras como ciudadanos no tengamos el valor de hacer respetar nuestros derechos, nos continuarán pisoteando y saqueando.

Bueno, ya el hijastro Gayosso Cepeda amenaza con regresar por lo que se le olvidó; por encima de la militancia vino a imponer a nueva dirigencia en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) e intenta por la vía plurinominal -faltaba más- porque en las urnas jamás ganaría, ser diputado local o federal. ¿Imagina usted el atrevimiento de tan deleznable sujeto? pues así es, aunque usted no lo crea.

Después de tres años las huellas de la depredación siguen ahí, y fue precisamente Gayosso quien desde afuera de gobierno manejó durante ese sexenio una red de lacras; en cada una de las dependencias con mayor manejo de recursos le permitieron asignar al administrador, que obviamente era su amigo, y recibía mensualmente los recursos a cada una de esas instancias con diversos pretextos, tenían la encomienda de recortar un 30 o 40 por ciento de esos fondos y enviarlos al hijastro.

DAD tuvo la oportunidad de lograr la confesión de uno de los secretarios de despacho de Graco, quien al final del sexenios se sentía muy nervioso porque aceptó «si realmente nos llegan a investigar nos van a torcer, porque la realidad es que somos los responsables de las dependencias y en mi caso ni siquiera sabía con precisión cuánto tenía de presupuesto al mes, ese administrativo, sobre el cual no tenía autoridad, sólo me entregaba el resto del dinero, luego de enviarle lo suyo a Rodrigo».

Pues ahí vienen de nuevo esas aves de rapiña, no quedaron contentos con unos 30 mil millones de esos que se llevaron en los seis años, consideran que todavía se nos puede exprimir más y la verdad es que no lo dudamos nada, somos una sociedad en su mayoría dócil e incapaz de defendernos, y bastarán una migajas que ofrezcan por el voto para que muchos salgan a apoyarlos y aplaudirlos. ¡qué vergüenza! pero así es, hay que admitirlo.

POSTALES DE MORELOS

Los daños que se provocaron en el patrimonio nacional y mundial, reconocido así por la Unesco, en iglesias, monasterios o conventos de Morelos por el sismo del #19S, deberían obligar a las autoridades municipales y estatales a destinar un poco de los recursos públicos para apoyar su recuperación.

¿Crees que debería ser así, tú qué opinas?

POSTALES DE MORELOS

Lamentablemente muchas de las iglesias del estado sufrieron graves daños durante el sismo de septiembre del 2019, algunas se encuentran en el programa nacional de restauración pero otras no, por lo que están a disposición de lo que puedan hacer los vecinos y autoridades locales de cada zona.


¿Sabes en dónde se encuentra ésta?

Opinómetro

NO ESTAMOS PREPARADOS, PERO NO NOS PREOCUPAMOS

Durante la última encuesta realizada por el equipo de DAD, 2 de cada 3 encuestados en Morelos respondió que tiene al menos un familiar o persona cercana que sufrió algún daño material o humano; durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.

86% piensa que hubo actos de corrupción por parte de las autoridades estatales y municipales al distribuir la ayuda a damnificados del #19S y apenas 2% cree que no lo hubo, 12% dijo no saber.

A pesar de los sismos de 2017 y de 1985 en #México, 8 de cada 10 personas entrevistadas NO cree que estemos mejor preparados para otra contingencia, sólo 4 de cada 10 participaron en un simulacro el pasado 17 de septiembre.