Oficialmente no hay paso atrás

¡Que complicada consulta!

El asesinato de Samir Flores Soberanes, activista opositor de Amilcingo contra la termoeléctrica, ha despertado una serie de voces que sugieren – algunos exigen- al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, suspender la consulta programada para este fin de semana.

Como se había previsto, quienes siguen resistiéndose a aceptar la puesta en funcionamiento de lo que se conoce como el Proyecto Integral Modelos (PIM), tomaron como bandera principal para su causa la muerte de Samir y siguen acusando al gobierno federal de los hechos.

El mandatario federal ha ensayado ya algunas encuestas que ha logrado sacar adelante, más por su liderazgo político con amplios sectores populares, que por viabilidad de los desarrollos como en el caso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; pero pareciera que el caso de la termoeléctrica se le ha complicado mucho más.

Le decíamos que las voces que aconsejan cancelar, por lo menos por ahora la consulta, surgen por todos lados; ya no son los directamente afectado, Los Pueblos en Defensa del Agua, la Vida y la Tierra; sino que ellos se sumó la Comisión Independiente de Derechos Humanos, a través de su vocero José Martínez Cruz.

Aparecieron asimismo integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) y algunas organizaciones campesinas muy identificadas en la region oriente, adherídas al Congreso Agrario Permanente, como la Central Campesina Cardenista, quienes en voz de su dirigente, Humberto Sandoval lo expresaron.

¿Qué va a pasar? no lo sabemos, porque el gobierno federal no ha respondido a tales reclamos y, por el contrario, el mensaje de AMLO sigue siendo en el sentido de que la consulta seguirá. Y es que respecto al crimen, sostienen que por el «modus operandi», los responsables son del crimen organizado. Es decir que, lo anterior no guarda relación alguna con el PIM, y por lo tanto no existe razón para dar marcha atrás.

Lo cierto es que el escenario será por demás complicado y, si las decisiones se mantienen, por lo menos quienes se oponen, radicalizarán sus posturas contra la figura de AMLO, a quien ya descalifican  por estas acciones a pesar de que en las elecciones presidenciales votaron por él.

No olvidan que en algunas de sus giras dijo, palabras más palabras menos, que se necesitaba estar loco para permitir ese proyecto.

Por eso hay tantas inquietudes y hasta hay el temor de que de presenten incidentes de violencia durante la jornada de votación, aunque en esos pueblos directamente involucrados se comenta que la gente no saldrá a votar por considerar que el proceso está viciado de origen.

Así que hay mucha expectación; sin embargo, algunos líderes de la región oriente aseguran que el SÍ ganará con un 85 por ciento; habrá que esperar.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro