Indefinidas alcaldías de Amacuzac y Cuernavaca

Indefinidas alcaldías de Amacuzac y Cuernavaca

Por circunstancias diferentes, todavía no se tiene certeza respecto a quiénes como alcaldes se harán cargo de las presidencias municipales de Amacuzac y Cuernavaca. En el primer caso, la mayoría votó por un candidato que para el día de la elección permanecía encarcelado por presuntos delitos contra la salud, mientras que, en la capital del estado, el electorado optó por un aspirante cuyos derechos electorales habían sido suspendidos.

Nos referimos al ex legislador local, Alfonso Miranda Gallegos, que contendía por la vía del Partido del Trabajo a aquella comuna del sur de la entidad y a José Luis Gómez Borbolla, quien disputaba su candidatura a Cuernavaca vía el Movimiento de Regeneración Nacional, pero al que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación “bajó del caballo”.

En lo referente a Miranda, por cierto, familiar de “El carrete», pues el señor es el alcalde electo, pero tiene hasta el primero de enero para demostrar su inocencia y venir a rendir protesta, de lo contrario, deberá ser sustituido y sobre todo en caso de ser sentenciado.

Por lo que corresponde a la ciudad de la eterna primavera hay un suplente, Antonio Villalobos Adán, quien ya se proclama presidente municipal e incluso ya toma decisiones, con la certeza de que asumirá esa responsabilidad, pero se advierte que conforme a derecho también pudiera estar impedido.

Algunos conocedores de la Ley en la materia electoral señalan que, para poder ser registrada como fórmula válida, debe ir completa; es decir, que si no viene acompañada con todas las regidurías respectivas, debe ser rechazada.
Pero que también lo anterior opera en sentido contrario, o sea que, si a quien encabeza la fórmula, en este caso en especial Gerardo Gómez Borbolla, le anularon su registro, en automático también lo pierde el suplente y entonces, su reclamo no es legal.

Para acabar pronto, Villalobos sólo estaría sustituyendo al titular, una vez que éste tomara protesta como presidente municipal, lo cual no sucederá, pues no tiene nada que exigir. Por lo tanto, bajo esta perspectiva se advierte que el Impepac ha sido, como hasta ahora, inepto para definir legalmente este delicado tema.

¿Y qué pasaría entonces? Ahí sigue la polémica, pero se menciona que será el cabildo entrante el que en su sesión solemne de instalación mandará llamar al titular de la fórmula para que tome protesta como alcalde y, como no lo podrá hacer, entonces tampoco el suplente, de tal manera que la síndico asumiría esa responsabilidad durante tres meses, para que el gobernador en turno, Cuauhtémoc Blanco Bravo, envíe una terna al Congreso local para que la nueva legislatura designe al presidente municipal respectivo. Así está la cosa en la capital.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro