Gobierno de simulación y engaño. Primera parte.

Estamos a poco más de cuatro meses y medio para que termine la pesadilla de un gobierno basado en la simulación y el engaño colectivo, encabezado por un gobernador que utilizó un discurso con base en adoctrinamientos de la izquierda, pero que en los hechos, se comportó como un dictador.
Si, Graco Ramírez debe el triunfo en las elecciones del 2012, a dos factores fundamentales. El primero, la sombra benefactora del liderazgo de Andrés Manuel López Obrador que también fue candidato presidencial en aquella ocasión y a una serie de promesas orientadas a la aplicación de políticas públicas de mejora colectiva.
Durante cerca de dos años mantuvo la misma cantaleta, presumiendo de honestidad y transparencia en el ejercicio del dinero público; siempre presentaba a su administración como la de un gobierno progresista, pero pronto la ciudadanía comenzó a darse cuenta de que eran distractores, mientras iniciaba un ambicioso plan de enriquecimiento y robo a las instituciones públicas.
Inteligentemente fue tejiendo para ello una extensa red de complicidades, sobre todo con las legislaturas, la pasada y la actual. Y cuando algunos diputados opusieron resistencia a sus visibles y perversas intenciones, los ataco por dos vertientes, o la amenaza o el dinero.
Para ello tenía operadores que por algunos milloncitos de pesos, como en el caso del priista Francisco Moreno Merino o de Movimiento Ciudadano, Jaime Álvarez Cisneros; pasando desde luego por el servil y nuevo perredista Julio Espín Navarrete, quienes le hicieron el trabajo sucio de cabildeo para que se le aprobaran millonarios créditos, cuya mayoría de fondos nadie sabe a dónde fueron a dar, aunque todo mundo lo sospecha.
Sin mayores requisitos, pudo lograr que la mayoría de los serviles diputados le autorizaran préstamos bancarios que acumulados, alcanzan los ocho mil 500 o nueve mil millones de pesos. Es decir, que tras haber recibido una administración con una deuda estimada en mil 500 millones, la que heredará a quien lo sustituya será por algo así como 11 mil millones de pesos.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro