¿Debilidad institucional?

Por encima del descrédito al que llegaron los gobiernos emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de haber gobernado hegemónicamente durante 71 años, no se puede negar que la fortaleza del instituto político fue un factor que ha contribuido para tan larga estadía al frente de las instituciones.

A medida que el tricolor perdió aprecio y cercanía con los ciudadanos, debido al mal desempeño de sus autoridades en los tres niveles de gobierno, se les fueron acotando los triunfos hasta llegar a la debacle del dos mil; cuando debió aceptar la alternancia a manos del Partido Acción Nacional (PAN).

Y claro, regresó en el 2012, sólo para volver a ser derrotado, y esta vez muy penosamente pero, reiteramos, ello porque el PRI cayó a los peores niveles históricos de la base social. Lo que se vivió a nivel nacional se reprodujo puntualmente.

También fueron arrinconados a un nada honroso cuarto lugar; lo preocupante es que una vez alcanzado el objetivo los partidos que, en coalición le dieron la victoria electoral al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, se comenzaron a dividir y a enfrentar de tal forma, que en este momento ninguno de ellos: PT, PES o Morena, tiene la estructura, fuerza o voluntad de salir en defensa del nuevo mandatario en situaciones críticas.

Los partidos son una especie de colchones que amortiguan los embates de los adversario políticos de la administración en turno, y cuando no cuentan con estructura y soporte popular, permiten que cada golpe haga el mayor daño posible.

Blanco Bravo tomó distancia de Morena, se quedó con el PES y el PT de su lado, pero entre ambos no alcanzan ni el 15 por ciento del electorado que lo hizo ganar, necesita urgentemente fortalecerlos para que ofrezcan mayor rentabilidad, de otra manera estará muy expuesto al daño que ya comienzan a generarle los contrarios.

Claro, la única ventaja es que el resto de esas instituciones, sea PRI, PAN, PRD o Movimiento Ciudadano, andan en las mismas condiciones y sin poder, pero ejercer el poder público desgasta y van a comenzar a tener una significativa recuperación hacia la elección intermedia del 2021.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro