LOS TRASNOCHADOS DE LA IZQUIERDA QUE VAN CONTRA AMLO

Tanto tiempo se opusieron, por método, a todo lo que proviniera de los gobiernos “neoliberales”; que hay en algunos de los simpatizantes de la izquierda mexicana cierta inercia a seguir oponiéndose a todo lo que huela a inversión privada e inclusive pública, tendiente a proyectos para el desarrollo o infraestructura, a pesar de que ello obstruya los planes del gobierno con el que dicen simpatizar.

Se han manifestado los grupos indígenas, instigados por seguidores de López Obrador, en contra del proyecto del Tren Maya o los ecologistas, también azuzados por grupos afines a la Cuarta Transformación, en contra de la construcción de la refinería de “Dos Bocas”; pero sin conocer a fondo el alcance de los proyectos o su impacto en el medio ambiente, o bien los beneficios que traerán consigo ambos desarrollos en las regiones.

En Morelos sucede algo similar: grupos sociales identificados con la izquierda obstruyen la conclusión de las obras de la Termoeléctrica de Huexca; a pesar de estar prácticamente concluida y ambientalistas se oponen a la explotación de la mina cerca de la comunidad de Tetlama en el municipio de Temixco.

¿Conocen a fondo los proyectos? En muchos de los casos no lo creo. Es cierto que hay grupos sociales y de ambientalistas que están legítimamente preocupados por la afectación al medio ambiente y cuando se trata de la explotación de los recursos naturales exponen sus razones con fundamento científico; sin caer en posturas radicales o intransigentes. Ese tipo de oposición, desde luego, contribuye a mejorar los proyectos al enriquecerlos con sus diversos puntos de vista.

Pero en cambio, existen otros actores sociales que, lo único que buscan al exponer sus opiniones oponiéndose a esos desarrollos es ganar notoriedad para no pasar desapercibidos; provocan la nota periodística sin argumentos, compensando su ignorancia con la intransigencia, y su ausencia de razón con frases de descalificación carentes de fundamento.

Estos últimos, son los que le hacen daño al proyecto de gobierno al que dicen apoyar, un proyecto que como lo establece el Plan Nacional de Desarrollo; le da a la extracción de los minerales el carácter de “materia prima estratégica”, advirtiendo que no se cancelará ninguna concesión.

En la Cuarta Transformación la minería va, siempre y cuando se cumplan las condiciones enunciadas por el presidente López Obrador: “Que le paguen bien al minero, que paguen la misma cantidad de impuestos que pagan allá y, sobre todo, que no contaminen”. Eso significa un “si” al desarrollo con sustentabilidad.

El desarrollo sustentable no significa frenar de plano la explotación de los recursos naturales, significa equilibrar el progreso económico y material con el bienestar social y el aprovechamiento responsable de los recursos naturales.

La oposición a estos proyectos no debiera estar encaminada a evitar de manera intransigente su desarrollo, sino a ser garantes de que se concilien los tres ejes fundamentales de la sustentabilidad: lo económico, lo ecológico y lo social.

Alejándose de sus afanes personales de notoriedad, quienes hoy se oponen debieran enfocarse en que a las comunidades en donde se desarrollen los proyectos alcancen cierto nivel de progreso material, sin comprometer el medio ambiente, los recursos naturales, la calidad de vida de los seres humanos y demás especies de la región, pues de lo contrario condenan a los habitantes de esas zonas a vivir de manera permanente en el atraso y subdesarrollo.

Estos actores trasnochados de la izquierda mexicana deben tener en cuenta que, para que prosperen los programas sociales del Presidente López Obrador, es necesario generar riqueza y la explotación sustentable de nuestros recursos naturales, es una forma en que el Estado mexicano podrá allegarse de recursos públicos para seguir apoyando a los pobres de este país, al tiempo de llevar el desarrollo a los más necesitados; oponerse o sabotear estos proyectos, es como si la izquierda que encabeza el Presidente, se diera un balazo en el pie.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro