Tlaltizapán, historia de saqueos

Uno de los municipios más desaseados en su manejo administrativo y en donde se presumen múltiples actos de corrupción por parte del alcalde David Salazar Guerrero, es Tlaltizapán.

Como parte de esta historia de corruptelas que hemos denunciado en este ayuntamiento, hoy presentamos el documento de la cuenta pública que la administración de David Salazar Guerrero entregó a la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización donde se gastaron casi 11 millones de pesos por concepto de aguinaldo 2016, aunque este dinero jamás llegó a los trabajadores.

Sólo recibieron esta prestación los elementos de seguridad pública y quienes laboran en el DIF municipal que preside de manera “honorífica” Araceli Salazar Guerrero, hermana del presidente municipal y actual candidata del PRI a la diputación local por el distrito 10, quien por cierto será objeto de una próxima entrega referente a estos cínicos saqueos por parte de la familia Salazar Guerrero del municipio del que se creen dueños.

La población de Tlaltizapán y los trabajadores del Ayuntamiento están desesperados y hartos ante los evidentes actos de corrupción por parte del presidente municipal. Son varias las voces en el sentido que el edil “compró” la candidatura de su hermana, en aras de buscar darle fuero y con ello blindaje ante posibles denuncias que pudieran surgir por malos manejos del erario municipal, pues ha sido al DIF donde se han canalizado varios millones de pesos en total opacidad y discrecionalidad.

No ha bastado con el saqueo realizado a través de obras con costos inflados, con proyectos productivos no entregados, entre otros, sino ahora están malversando lo más sagrado que existe para un trabajador que es su salario y sus prestaciones y estos no pueden decir nada por temor a represalias y a ser despedidos por exigir algo a lo que tienen derecho.

Desde el pasado mes de enero, todos los trabajadores tuvieron una disminución del 50% de su salario con el pretexto de que no había dinero y ahora en pleno proceso electoral es evidente a dónde se están destinando estos recursos que les están descontando a los trabajadores y con los que pretenden seguir en el poder, ahora desde el Congreso del Estado, para seguir enriqueciéndose a costa de la estafa, del engaño y como tal, del robo.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro