NO HAY OFICIO POLÍTICO

*Subsisten desacuerdos entre poderes

Todo lleva a considerar que la ausencia de la práctica política entre poderes abonará en este 2020 en desencuentros y falta de acuerdos.

Para comenzar, el gobierno estatal ha tenido nuevamente que iniciar el año con el mismo presupuesto, porque el Congreso local no le aprobó la Ley de Ingresos correspondiente, debido a fisuras internas en la actual Legislatura.

La división mantiene las cosas en la parálisis, 13 diputados jalan para un lado, siete para el otro, buscando la desestabilización por órdenes de figuras externas como el ex gobernador Graco Ramírez y otros.

Como quiera que sea, el escenario sigue siendo desafortunado, no para algunos politiquillos vividores que únicamente buscan lo suyo; abonando en perjuicio de la transición del Estado y para la estabilidad de los morelenses en general.

Es decir, la administración estatal comienza a ejercer recursos del orden de los 24 mil 500 millones, que fue el techo aprobado, por cierto tardíamente, el año anterior, violando las leyes en la materia.

Que desafortunado es observar tanta irresponsabilidad y ausencia de compromisos, para con el pueblo que los eligió.

Los políticos aventureros y oportunistas, sin oficio político, se apoderaron de los espacios de control y los convirtieron en botín para sus perversas causas.

La Cuarta Transformación no cuido perfiles, ni reviso antecedentes de muchos de los y las candidatos en el 2018 y hoy sufrimos las consecuencias de tener verdaderos vivales como Tania Valentina en el control del Congreso, quien siempre estuvo ligada a Graco, aunque disimuló lo contrario durante la campaña.

Seguimos mal, y en medio del golpeteo político que abona en la discordia, el conflicto y las traiciones. No vemos por dónde pueda aparecer la prudencia para este arranque de año.

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro