Antros sin control

Tras la evidencia de que existen antros de la mala muerte en avenida Universidad, a unos metros de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), y que la mayoría de éstos carecen de permisos de funcionamiento, el titular de Turismo del Ayuntamiento de la capital, Andrés Remis, salió con que no pueden proceder a su clausura.

¡Vaya expresión más desafortunada! porque entonces cualquiera puede abrir una cantinucha, quizás vender todo tipo de estupefacientes y bebidas y bebidas, yla autoridad no lo puede molestar.

Francamente más pareciera que hay complicidad de algunos funcionarios de la comuna con quienes pudieran ser parte del conflicto que vivimos en torno al crimen y la delincuencia organizada.

Claro, y desde luego del jugoso negocio de la venta de alcohol y drogas.

Ya lo decíamos recientemente, esa zona es un «foco rojo», cosas medio delicadas vienen pasando ahí, pero la presidencia municipal se declara incompetente para actuar.

Pero, lo anterior sólo una muestra de lo que pasa en toda la ciudad.

La tarde noche de este martes 11 de junio un sujeto, que a decir de testigos andaba pasado de droga, se aventó del bar -por definirlo de alguna manera- que se ubica en el segundo nivel de Las Plazas, justo frente al Kiosco a un costado del zócalo.

La altura es considerable, y se fracturó una pierna y un brazo. Como está muy cerca de Palacio de gobierno, en pleno centro de la capital, elementos de seguridad de civil acudieron a tomar fotos y bajaron de la ‘cantinucha’ dos sujetos que dijeron ser empleados de ahí y trataron de impedir que se tomaran las imágenes.

Para los oficiales, que comentaron el hecho, eran «dos halcones», así lo definieron, porque además se pusieron muy agresivos al saberse expuestos.

Por la descripción obtenida en ese lugar se vende de todo, y mire que suele llenarse se muchachos, muchos de ellos menores desde temprana hora.

Ya se tenían antecedentes de que venden bebidas alteradas y rebajadas.
¿Y las autoridades municipales?

Pues todavía en la borrachera… pero de poder, porque se sienten soñados, como algunos no habían tenido en su vida un hueso de ese tamaño sienten que la tierra no los merece; mientras los capitalinos padecen las consecuencias.

La ciudad de Cuernavaca aparece entre las más inseguras del mundo, y a pesar de eso se siguen negando a firmar el convenio del Mando Policiaco Coordinado. ¡Qué incongruencia! y ausencia de compromiso y responsabilidad con la prevención del delito para con sus «gobernados».

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Share on twitter
SUSCRÍBETE al canal de Youtube y recibe los estrenos de las #columnas y el #opinómetro