Con la mina, ¿Habrá Esperanza?

Hace tiempo nos enteramos del proyecto minero morelense “Esperanza” que viene desarrollando un largo proceso con el propósito de aterrizar en el poblado marginado de Tetlama, se trata de una inversión de más de 10 mil millones de pesos en una mina de oro y plata, que sin duda dará un nuevo rostro no sólo a la localidad, sino incluso al propio estado de Morelos.

La empresa que desarrolla el proyecto se llama Esperanza Silver de México, aunque cuenta con capital canadiense del corporativo Alamos Gold, lo cual da certidumbre de que las cosas se harán bien en Tetlama, pues al parecer traen otro chip en la forma de hacer minería.

Es una inversión inédita en esta entidad que se desarrollaría a lo largo de 10 años, ofreciendo empleos, mejora de los servicios e incluso inversiones adicionales para los habitantes de ese pueblo, lo que pudiera cambiarle la vida a algunas generaciones, sobre todo jóvenes.

Sin embargo, por lamentables hechos ocurridos en proyectos similares en otras entidades, hay una especie de satanización que lleva a algunos grupos  de activistas y supuestos ecologistas, a oponer resistencia.

Tetlama, Cuentepec, Alpuyeca, Coatetelco, Milpillas, entre otras más, son comunidades de Morelos que presentan gravísimos niveles de pobreza e incluso pobreza extrema.

Dichas comunidades han enfrentado un fenómeno común, la falta de oportunidades laborales y de ingresos, lo cual sin duda ha sido uno de los factores para la desintegración social, y la generación de delincuencia; cancelando el futuro a miles de jóvenes, adolescentes y hasta adultos de esas zonas.

Nos atrevemos a decir que por lo menos por ahora, no hay en puerta en la comunidad ni en la región algún proyecto relevante de desarrollo que pudiera mejorarle las condiciones de vida a toda esa gente, más que ese proyecto minero en referencia, que de concretarse, vendría a darle un giro positivo a la situación social y económica no sólo de Temixco, sino de todo Morelos.

Según ha trascendido este proyecto se diferenciará de los demás en su género, a partir de que estará regido por un modelo innovador en materia ambiental denominado “Nuevo Modelo Ambiental y Socialmente Responsable”, que privilegia el bienestar de la comunidad y contempla todas las exigencias legales y normativas tanto en lo local como a nivel federal.

Bajo estas circunstancias de ausencia de inversiones municipales, estatales y federales, ¿no valdría la pena poner en la balanza las ventajas o desventajas de un proyecto de tal envergadura? Serían más de 10 mil millones de pesos de inversión y más de seis mil empleos directos e indirectos.

Hasta donde sabemos, los empresarios cuentan ya con las concesiones correspondientes, una serie de estudios aprobados por las instancias gubernamentales y desarrollan  estudios de viabilidad, para obtener información, a fin de conocer los aspectos técnicos y económicos a aplicar, aunque aún no hay actividad ni se encuentra operando.

Pero, a pesar de que comuneros, ejidatarios y la mayoría de la población de Tetlama han aceptado ya el proyecto de la mina Esperanza, existen aún algunas expresiones legítimas y otras mal intencionadas, sobre todo de comunidades aledañas que se resisten a que se realice, más bien son voces que buscan tener también beneficios.

Comprometiendo a los inversionistas a desarrollar un proyecto que garantice el cumplimiento estricto de la ley para evitar afectaciones innecesarias y efectos ambientales negativos ¿no sería prudente dar luz verde a un desarrollo como este en Morelos?.

Pensando que podría significar un futuro distinto para miles de personas, en particular para los jóvenes de esa zona tan afectada en la entidad por la falta de oportunidades de empleo y estudio, que parecieran estar condenados a seguir en la misma miseria. Quizás una oportunidad parecida nunca se les vuelva a presentar, si no se toma ahora la decisión.

INVESTIGAN A PROFESOR

El Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) informó que inició una investigación en relación con una denuncia realizada en redes sociales en la cual se señala a un profesor en una presunta conversación inapropiada con una alumna de la secundaria Mariano Matamoros del municipio de Xochitepec.

La dependencia estatal dijo que se verificará los hechos y, en prevalencia de una política de cero tolerancia a conductas abusivas por parte de sus trabajadores, pero de respeto a los derechos y la presunción de inocencia, el maestro fue separado de su función de manera preventiva, después de comunicarle sobre la investigación.

Eleacín Salgado, titular del IEBEM, dijo que la institución rechaza cualquier conducta que ponga en riesgo la seguridad física o psicológica de los estudiantes, por lo que en coordinación con el Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), se brindará apoyo a la menor y su familia para realizar el acompañamiento necesario para la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del estado, con estricto apego al cuidado y respeto de sus derechos.

ACEPTA MORELOS RECOMENDACIÓN DE TEMIXCO

El gobierno de Morelos dio a conocer que aceptará la recomendación de la CNDH por faltas graves cometidas por elementos policiacos en contra ciudadanos del municipio de Temixco, y adelantó que dará seguimiento al caso a través de la Comisión de Atención a Víctimas.

El jefe de la oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz señaló que se atenderá de manera inmediata la recomendación 21VG/2019 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos ya que se trata de faltas graves cometidas cometidas por la administración del ex gobernador, Graco Ramírez y el ex comisionado estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra.

En tal sentido, el mandatario morelense advirtió que no encubrirá a nadie y se deberá llegar a las últimas consecuencias, por lo que mencionó que será la Comisión Estatal de Atención a Víctimas el organismo encargado de dar seguimiento a la atención de esta recomendación.

¿Cuándo y cómo surgió este cáncer de la inseguridad?

¿Cuándo y cómo surgió este cáncer de la inseguridad?

Morelos pasa por una situación muy crítica en materia de delincuencia, casi a diario se presentan delitos de alto impacto; sobre todo ejecuciones y secuestros.

Todavía estábamos en la polémica respecto al asesinato de dos líderes sindicales el pasado ocho de mayo y, se presenta ahora el caso de Humberto, hermano del legislador federal y ex gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame Castillo.

Quizás la mayoría social se siga preguntando: ¿cómo es que en México y Morelos hemos llegado a tanta maldad?

Para quienes, por nuestro trabajo, estamos obligados a estar informados en todos los sentidos no es muy difícil enumerar algunas de las razones que nos han llevado a tal descomposición social.

Desde luego que en el seno familiar se comienzan a dar condiciones para que algunos, tal vez la mayoría de sus miembros, caigan en la tentación de delinquir e ingresar a bandas delincuenciales.

Un argumento no válido para justificarlo; es ser pobre, conocemos a muchos hogares muy humildes, pero con honor y valores, y por el contrario.

Pero, ¿qué tanto el propio sistema de gobierno en este país ha motivado y alimentado esa perversión a lo largo de los años?.

Aquí diríamos que en demasía, porque con toda honestidad la mayoría de los políticos y gobernantes nos enseñan que aquellos que ostentan el poder pueden hacer lo que se les venga en gana, y no hay ley ni institución que los pueda sancionar.

Más aún, el marco legal está articulado de tal modo que se vuelve instrumento de persecución contra el pueblo, y de impunidad para el poderoso.

Desde todos los niveles de gobierno se nos ha enseñado que son inmunes a la Constitución, así roben descaradamente a la nación.

Y esos delincuentes de cuello blanco son los que imparten justicia y ley. Entonces, ¿porqué los de abajo si deben andar derechito?.

Simplemente no es congruente; se debe pregonar con el ejemplo.

Pero la pérdida de moral, de valores y de responsabilidades ha crecido tanto, que hoy día el matrimonio parece ser una institución en decadencia.

Las parejas no quieren esforzarse; eso sí, procrean hijos que al poco tiempo se quedan sin la madre o el padre, si no es que sin los dos. Si les va bien los abuelos se harán cargo.

Por eso vemos por todos lados como niños y adolecentes andan sin control ni formación, alimentando la descomposición social.

Pero, ¿quién va a controlar este enredado escenario? si buena parte de esos políticos mercenarios son más dañinos para el ciudadano que ni los maleantes.

Cuando como electores sepamos distinguir entre políticos comprometidos o mercenarios, quizás entonces estaremos comenzando a corregir nuestros errores.

Ahora bien, regresando al caso del hermano del ex gobernador Adame, la información oficial refiere que ya atraparon a tres de los secuestradores y ¿sabe dónde? Detrás del cerro de la colonia Las Palmas, en Alpuyeca, sus restos estaban en una fosa.

¿Y porqué lo recordamos? Porque fue ahí mismo donde en febrero del 2016 también capturaron a parte de quienes habían matado a la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo. Tres de los cuales eran del pueblo.

En aquella ocasión se montó un impresionante operativo también por tierra y por aire y encontraron una especie de búnker o refugio de los delincuentes que se supone que habían desmantelado.

La verdad es que nunca hubo tal, sólo entraron por los que buscaban y aquello siguió funcionando como si nada.

¿Porqué? Es lo que no entendemos. Y de ello se sabe por los lugareños. Lo menos que le dicen es que después de las 12 de la noche y hasta las cuatro de la mañana, circulan con rumbo hacia donde tienen su guarida extraños personajes con camionetas de lujo, ya imagina usted quienes.

¿Porqué no los molestan, a menos que se presenten sucesos como el de Adame o Gisela Mota? Alguien que explique. Porque de que saben de la existencia de la guarida, no hay duda.

Conclusión: así las cosas, ¿cómo vamos a acabar con la delincuencia?.

La delincuencia no descansa

Aún no nos recuperamos del desagradable suceso ocurrido el pasado ocho de mayo y ahora, dos días después, los primeros reportes del día fueron relacionados con el asesinato de por lo menos cuatro mujeres que laboraban en el área de seguridad del penal federal femenil, localizado en el municipio de Coatlán del Río.

Se dice hay son cuatro quienes perdieron la vida en el momento, pero hay 10 heridas más y varios hombres, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los hechos se registraron en las primeras horas del día cuando el camión propiedad de la autoridad federal en el que viajaban fue interceptado y sus pasajeros fueron atacados por sujetos que se trasladaban en un vehículo Sentra, con placas de circulación de Guerrero. Los trabajadores de custodia se dirigían en el autobús al festejo del Día de las Madres, en el municipio de Puente de Ixtla.

Adicionalmente, en #Cuernavaca, fue localizada sin vida una mujer con huellas de haber sido golpeada, cerca de uno de los club de golf de la ciudad.

En el caso de las custodias emboscadas el carro en el que se transportaban los presuntos agresores fue localizado incendíando a unos kilómetros del lugar del ataque, en San Gabriel Las Palmas, pero ya en el municipio de Amacuzac.

La delincuencia pues, anda suelta y sin descanso, pero también observamos que sucesos como estos que se registran en días tan especiales como hoy, llevan la clara intención de tener mayor impacto social y político. Mucha perversidad.

¿Quién está detrás del asesinato?

Las autoridades de Morelos todavía no ofrecen nada importante, en relación al asesinato de dos líderes de comerciantes en el centro de Cuernavaca, a fin de conocer a qué obedeció el ataque a balazos, por parte de quien hoy sabemos se llama Max Hernández, un sujeto que de acuerdo a lo que se puede entender en su perfil de Facebook gusta del consumo de drogas

Lamentables hechos por los dos caídos y afortunadamente los otros dos heridos están fuera de riesgo, pero lo que nos tocó vivir -fuimos parte activa de la corretiza- lleva, en primera instancia, a sostener que el tipo tenía plena conciencia de que podía no salir vivo de ahí, o por lo menos, que sería atrapado.

Y aún así realizó el «trabajo», que muy seguramente fue un encargo de alguien y la pregunta es: ¿de quién o quiénes?. El tal Max no debió actuar por iniciativa propia, de eso pareciera haber cierta certeza.

Ahora bien, como que sí iba por dos objetivos, Roberto Castrejón jr. y el empresario Jesús García, ambos dirigentes cetemistas representantes de comerciantes ambulantes o semifijos, que por desgracia fallecieron. Tanto nuestro compañero camarógrafo René Pérez, quien resultó herido y otra persona fueron víctimas colaterales.

Hay algo que se deberá investigar, los extremistas. El papá de Castrejón, del mismo nombre, ya responsabilizó directamente al dirigente sindicalista del Nuevo Grupo Sindical, Bulmaro Hernández y a su hijo Ben Hur del crimen, pero deberá presentar la denuncia formal ante la Fiscalía para que se investigue esa teoría.

Pudiera haber sido pues, acorde con esta hipótesis, un suceso ligado a la lucha por el control de los ambulantes del centro de Cuernavaca y otros municipios entre la Federación de Trabajadores de México (FTM-CTM) y el Nuevo Grupo Sindical.

No obstante deberá recordarse también que hace más de dos años, cuando se realizaba una cabalgata para iniciar la Feria de Cuernavaca, el hijo del empresario Jesús García fue asesinado en plena inauguración del evento, y hasta donde se observó el criminal tenía ciertas características similares a Max, ahora la víctima fue el padre quien incriminó a varios regidores de tener compromisos con la delincuencia organizada y que le estaban cobrando a él por ser el papá del organizador del evento fallido.

Esa tendrá que ser otra línea de investigación, tienen al asesino, no hay duda, él fue el que disparó, y más allá de especulaciones fue un atacante solitario.

El sujeto deberá confesar realmente ¿por orden de quién o quiénes lo hizo? Porque igual y ya venía adiestrado para declarar a conveniencia, como cuando ejecutaron al hijo de Chuy, que lo hizo en medio de la gente y a plena la luz del día. La forma de operar pareciera similar, para provocar el mayor escándalo posible como la vez pasada que incluso se quiso incriminar al entonces alcalde Cuauhtémoc Blanco.

Por lo pronto el gobernador Blanco Bravo ha solicitado de nuevo el apoyo de la Federación, muy concretamente de la Marina y el Ejército, porque a nivel del estado o los municipios las corporaciones policiacas están mal preparadas, sin equipo y ni el número es suficiente.

Enviar a la Guardia Nacional sería lo más correcto, para que actúen con toda la fuerza posible contra las bandas de delincuentes.

Confirman la muerte de un segundo herido en el zócalo de Cuernavaca

A cinco horas de que se registrara un ataque con arma de fuego en pleno centro de la capital morelense, se confirmó la muerte de una segunda víctima de nombre Roberto Raciel Castrejón, hijo de un líder cetemista del mismo nombre; quien también se dedicaba a representar comerciantes ambulantes y semifijos.

De acuerdo con la información recabada hasta el momento, existen dos posibles líneas de investigación sobre los hechos, una que tendría que ver con los conflictos que sostenía el empresario Jesús García desde la muerte de su hijo desde el 2016 por el control de la Feria de Cuernavaca, y dos que podría estar relacionada con las rivalidades que también tendrían los occisos con los dirigentes del Nuevo Grupo Sindical (NGS), organización que encabeza en Morelos Bulmaro Hernández y su hijo Ben Hur Hernández.

Los dirigentes de comerciantes sostuvieron la mañana de este miércoles una reunión con representantes del gobierno estatal en Palacio de Gobierno en búsqueda del reordenamiento del comercio ambulante y semifijo de la capital, que se encuentra totalmente fuera de control y crece cada vez más.

Esta fue la segunda sesión, reuniones en las cuales el alcalde de Cuernavaca no ha puesto interés, pero que el Secretario de Desarrollo Económico, Gilberto Alcalá y Cecilia Rodríguez titular de Turismo en el gobierno estatal han encabezado. Al salir de la reunión, en la que estuvieron líderes de varias agrupaciones -aún a las puertas del Palacio de Gobierno- un joven mal vestido se acercó y abrió fuego contra el empresario Jesús García para darse a la fuga corriendo.

Debido a que es una zona vigilada y donde circula mucha gente se logró darle alcance, pero al verse acorralado volvió a accionar el arma hiriendo a más personas, entre ellas Roberto Castrejón hijo, el camarógrafo René Pérez quien apoyaba la persecución y un hombre mayor que al parecer era transéunte.

A las espaldas de Palacio de gobierno, los comerciantes ambulantes de los grupos opositores al reordenamiento realizaban una manifestación y también participaron en la persecución.

No obstante, la hipótesis más fuerte es que venían expresamente por García, ya que en redes sociales hay una denuncia que señala como responsable a un funcionario del Sistema de Agua de Cuernavaca, Héctor Omar Maganda, a quien se identifica como líder del cártel de los Beltrán Leyva en Morelos y esposo de la secretaria de Bienestar Social del Ayuntamiento de Cuernavaca; debido a que tenía un conflicto con García por la organización de la tradicional feria, desde que en la época de Cuauhtémoc Blanco como alcalde se cambió el control del evento.

¿Va en serio?

Topiltzin e Izquierdo a proceso penal

No obstante que son más de 40 las denuncias presentadas contra ex funcionarios de la administración anterior, incluyendo al ex gobernador Graco Ramírez, los expedientes poco han avanzado; sin embargo, se informa que los ex secretarios, de Obras Públicas, Patricia Izquierdo Medina y de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras McBeath, ya que fueron declarados ayer vinculados a proceso penal por la autoridad competente.

El juez del caso, los habría encontrado responsables de delitos como ejercicio indebido de funciones, en sus respectivos cargos, así como daño al medio ambiente.

La vinculación a proceso penal también puede interpretarse como de un riesgo inminente de que ambos ex funcionarios pudieran ser llevados a prisión, y entonces serían los primeros en ser colocados tras las rejas de todos aquellos ex funcionarios de la pasada administración que han sido acusados.

De ser así, le estaríamos reconociendo a la Fiscalía Anticorrupción una por haber obrado conforme a derecho, porque nadie duda de que cometieron delitos, pero el grueso de la población sigue exigiendo que se proceda legalmente contra Graco el ex gobernador.

Izquierdo Medina, vía Obras Públicas, fue la que maquilló licitaciones con el fin de que empresas ligadas al tabasqueño y a su hijastro Rodrigo Gayosso fueran los que se adjudicarán los contratos más grandes de obras.

Uno de ellos, el correspondiente a la construcción del estadio de fútbol Agustín «Coruco» Díaz de Zacatepec y otros.

Una ficha informativa da fe de que la obra tuvo un costo real de 350 millones de pesos, pero la facturaron por más de 800 millones. Otras más, el Museo Juan Soriano o la remodelación del Centro Histórico de Cuernavaca, fueron notorias porque inflaron costos y se llevaron a sus bolsillos o los de sus amigos cientos de millones de pesos.

Ojalá que esto sea sólo el principio y comencemos a ver caer a muchos otros delincuentes de cuello blanco en el estado.

Y preguntaríamos ¿los ex diputados cuándo?

Más que policías… en la búsqueda de la paz

En medio de toda clase de presiones, no sólo sociales sino de personajes que añoran el regreso al poder o a las acciones que les daban la posibilidad de acumular dinero fácil vía actos de corrupción, el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador es pacificar a la nación con la estrategia puesta en la Guardia Nacional.

Esta, la Guardia Nacional, será una `mega corporación´ integrada de forma plural, entre agentes policiacos civiles, militares y de la Marina; que en realidad le apuesta a la capacidad y eficiencia los los últimos dos cuerpos del orden. Siendo honestos, la Policía Federal y menos aún las policías estatales y municipales, ofrecen algo interesante.

Lo anterior, con base en dos factores: primero; no tienes preparación ni equipo, segundo; muchos de los policías son soplones de la maña o hasta delincuentes en activo.

Así que los que se defienden son los del Ejército y de la Marina; más estos, dado que algunos militares también han caído en la tentación de sacar ventajas de su posición con los maleantes, pudieran operar en contra.

Pero, en esa lucha, se requerirá mucho más que policías y armamento; es demasiado lo que se debe hacer para darle la vuelta a tan descompuesto escenario nacional y en los estatales.

No es desconocido que quienes desarrollan tareas de prevención del delito son pésimamente pagados; incluso en algunos casos carecen de prestaciones, para ellos no hay un programa de vivienda, son maltratados e insultados por los propios jefes y deben adaptarse a malas condiciones de prestación del servicio.

En esas condiciones, sus familias andan en la sobrevivencia, y casi los orillan a delinquir para completar el gasto diario que requiere un hogar, esto deriva en muchas familias desechas y falta de arraigo, porque los llevan a vivir donde sean necesarios mayormente.

No existe una escuela real de formación policial, y para ir a enfrentar a los mafiosos les dan pistolitas casi de agua; cuando aquellos delincuentes portan cuernos de chivo, metralletas y hasta granadas de mano.

¿En esas condiciones hay capacidad para pensar el éxito? Por eso, hay que admitir que únicamente tenemos a marinos y militares para hacer frente a la delincuencia; los demás más bien estorban.

Y si todavía le agregamos un altísimo porcentaje de políticos que en calidad de gobernantes o representantes populares son parte del Gobierno, pero a su vez de la delincuencia organizada; pues ya imagínese usted que tan difícil es enderezar el camino.

Esto requiere de mucho aguante y paciencia. Lo vemos sobre todo en redes sociales, hay demasiados personajes que hacen lo que a su alcance esté para que este Gobierno fracase.

Las grandes fortunas de la mayoría de ellos se lograron a través de sendos actos de corrupción, desviando bienes de la nación, para su causa personal.

Entonces pues, estados y municipios que padecen el cáncer de la inseguridad; están en manos de la Federación para mejorar su situación en esa materia.

Y esos que exigen resultados a AMLO en cinco meses; o ignoran el actual estado de las cosas por las que pasa el país o hacen señalamientos de mala fe, porque las corruptelas de los pasados gobiernos les permitían vivir bien con el mínimo esfuerzo.

La Guardia, el último recurso

Los esfuerzos hasta ahora aplicados en el combate a la delincuencia de alto impacto no han sido suficientes, ni en el estado bicentenario el país.

Dadas las circunstancias, es que el gobierno local debió solicitar a la Federación un apoyo de refuerzos, y han llegado a la entidad grupos de la Marina.

Como usted sabe, se cuenta con una base militar aquí y ya el Ejército venía haciendo lo suyo, pero aún así el estado de cosas sigue empeorando.

Pero ya con los marinos sumados habría que preguntarse: ¿es el último recurso que nos queda?

¿Y si tampoco llegará a ser suficiente? Hay ya un clamor y molestia popular ante tanto delito grave, y algo deberá hacerse.

Ahora bien, nos explicaba un mando del Ejército, tanto los militares como los de la Marina se conducen bajo procedimientos muy específicos, o sea, bastante distintos a los elementos de las corporaciones policiacas civiles.

Decía por ejemplo que ellos no son de persecución a delincuentes, a menos que estos hubieren abierto fuego, entonces si los persiguen hasta atraparlos, pero sólo tras alguna agresión grave de los malandros.

Explicó que por lo general marinos y militares son enviados a atender casos muy específicos. Puede ser para detener a algún “pez gordo” o para desmantelar algún grupo de alta peligrosidad, pero ya con una investigación previa. Es decir, tiro seguro.

Por eso hay que esperar a ver cuáles son las primeras intervenciones de los marinos en Morelos, sobre todo.

Es de esperar que hayan llegado para ir sobre los del múltiple asesinato en Cuautla o el ocurrido antes en Yautepec, ambos casos relacionados con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Como sea, urge bajar el nivel de inseguridad, porque viene ya causando graves daños a la economía local.

Comerciantes del centro de Cuernavaca han dado a conocer el cierre masivo de negocios por bajas ventas; atribuidas entre otros factores, a la delincuencia y las múltiples obras que cierran por meses los accesos.

Pero si lo anterior no fuera suficiente, también algunos bares y restaurantes del primer cuadro hablan de bajar cortinas, pero por hostigamiento del Ayuntamiento de la capital morelense.

Y en efecto, se vienen observando acciones muy lamentables por parte del edil de la capital, Antonio Villalobos Adán. Hay dos o tres hechos que llevan a considerar que actúa con el hígado, cuando hoy más que nunca se debe ser prudente.

A unas semanas de haber asumido el cargo se fue contra empresarios del Centro Histórico, ordenando la clausura de establecimientos cuyos propietarios se habían mostrado inconformes contra actos de la comuna, durante una rueda de prensa.

Las presiones siguen, y en lugar de apoyar los esfuerzos de quienes apoyan la economía y la planta laboral, los está obligando a cerrar. Su situación es grave, están entre dos fuegos, por un lado la delincuencia, por el otro la persecución de Villalobos. Que lamentable.