México: ni educación ni moral

México ni educación ni moral-p

Las precampañas de aspirantes a cargos de elección popular vienen ofreciendo un espectáculo francamente penoso dentro y fuera del territorio nacional e internacional, porque lejos de ofrecer propuestas de solución a los problemas del país, exhiben a la mayoría de esos personajes como sujetos sin la calidad moral y ética requerida como para representar al pueblo en algún cargo público.

Todo deja ver que a partir de responsabilidades públicas ya desempeñadas, han cometido actos de corrupción que merecerían ser sancionados por las instancias para ello competentes, en lugar de que se les permita seguir en posiciones desde las que podrán continuará usando del ejercicio del poder para robar a manos llenas.
Claro, la referencia es por los dimes y diretes entre quienes buscar la presidencia de la República a través de sus respectivas plataformas electorales; o sea, José Antonio Meade del PRI; Ricardo Anaya del frente y Andrés Manuel López Obrador de Morena.
Es muy desestimulante para la mayoría de los mexicanos semejante espectáculo que es testimonio de una enfermedad que alcanza grados superlativos y que nos coloca como nación, en los primeros lugares del mundo en lo que a corrupción se refiere.
Y sobre este tema en particular, un pensador español hacía algunas reflexiones y sostenía que todo tiene que ver con la educación y preparación de una sociedad, donde quiera que ésta se encuentre. Su visión es en el sentido de que alguien con educación, no roba, porque posee valores morales y éticos firmes e indeclinables.
Pero del mismo modo afirmaba que alguien con educación y formación, es aquel que al obstruir sin querer a otro semejante en la vía pública, le pide disculpas, o también, quienes, al pagar alguna cuenta en un negocio por la compra o consumo de productos, da las gracias, además de pagar.
Son pues diversas actitudes del comportamiento del ser humano al interior de una sociedad y que por alguna razón las hemos venido perdiendo, al grado de disponer de lo que no es nuestro sin el menor remordimiento. Pero eso lo vemos en grados mayúsculos entre los políticos ¿no habrá a caso forma de recuperar aquel respeto y cultura que nos enseñaron cuando niños padres y abuelos? algo tiene que hacerse al respecto.

La seguridad en Morelos

La seguridad en Morelos

 

Aunque los hechos delictivos prácticamente no han disminuido en los últimos seis años, como se comprometió pomposamente a lograr el actual gobernador en los primeros 18 meses de su gestión, es notorio el incremento de los mismos como cada fin de trienio o sexenio; sobre todo en delitos de alto impacto como aquellos que lastimosamente regresaron a Cuernavaca a los titulares nacionales o internacionales con decenas de secuestros o colgados en los puentes.
Si bien los índices de inseguridad en Morelos son altos, desde que inició el año, y pondría también unos seis meses de 2017, se han agudizado los crímenes relacionados o derivados de la delincuencia organizada, como son los ajustes de cuentas entre grupos rivales y robos bancarios o a restaurantes y negocios a plena luz del día, incluso el crecimiento de modalidades como la extracción de combustibles de los ductos de Pemex.
Est situación, explican los especialistas es consecuencia de los cambios que se avecinan en la administración correspondiente, pero se agudizan cuando los encargados de las áreas de seguridad y procuración de justicia “andan distraídos” con sus propios intereses, como en el caso de Morelos. Tan sólo en el arranque de este fin de semana se reportó un vehículo calcinado con un tripulante en Huitzilac, una balacera o ataque a tres personas en la colonia Altavista donde murieron dos y el decomiso en tres días de más de 10,000 litros de gasolinas, actividad que por cierto causó contaminación de tres pozos en la zona norte de la capital morelense. Mientras estos delitos aumentan, el titular de la Comisión de Seguridad del estado, Alberto Capella, se promueve en la Ciudad de México como especialista en el tema, convocando a organismos ciudadanos, investigadores y académicos para presentar un diagnóstico a los candidatos a la presidencia del país, como si fuera el paladín de la seguridad en Morelos. Ya lo dijo el alcalde Miacatlán hace unos días a propósito de este evento en la CDMX, Francisco León y Vélez, «lo que se necesita para solucionar el problema de inseguridad en cualquier lugar, es que tanto autoridades locales, municipales y estatales funcionen de manera coordinada, pero también se unan a la ciudadanía, un mando mixto». Se requiere que el combate a los grupos delictivos por todos los frentes, sobre todo el de la ciudadanía para denunciar lo que está mal hecho y presionar a la autoridad para que lo arregle. Lamentablemente no vemos interés de la autoridad municipal (en la mayoría del estado) y mucho menos a nivel estatal, con funcionarios que están más ocupados en promoverse y “arreglar” o esconder sus tranzas antes de irse; así que habrá que preveer esta ola delictiva que apenas comienza.

Nuevos municipios, vicios de origen

Nuevos municipios, vicios de origen

Durante un acto efectuado en la comunidad indígena de Coatetelco y ante la presencia de la premio Nobel de la paz, Rigoberta Menchú Tum, el gobierno estatal entregó el decreto mediante el cual se formaliza la creación de nuevos municipios originarios.

Es el resultado de una lucha que lleva ya algunos años, iniciada por líderes sociales de algunos de esos pueblos, en busca de un mejor destino; porque desde su punto de vista siguen siendo objeto de segregación y explotación o abandono por parte de sus respectivas autoridades municipales.

Xoxocotla, Coatetelco, Tetelcingo y Hueyapan son algunos de los que están cerca de independizarse de Puente de Ixtla, Miacatlán, Tetela del Volcán y Cuautla, respectivamente, y para cuyo objetivo ya integraron sus consejos municipales, que se harán cargo de la nueva comuna mientras se elijen formalmente a las autoridades.

Éste ha sido pues el sueño de esas comunidades que se quejan de abandono y desprecio de las cabeceras municipales; sin embargo, aún no oficializan su logro y ya muestran prácticas y vicios de origen

Por lo menos en Xoxocotla el señalamiento va en el sentido de que algunas de las planillas que contendieron por el concejo recurrieron a la compra del voto, mediante la entrega de dinero, despensas y presiones como ocurre con los partidos políticos.

Mediante esos mecanismos fraudulentos ganó la planilla morada y ahora enfrentan un conflicto parecido al que suele presentarse en toda elección, cuando prometían usar mecanismos muy sofisticados y transparentes para garantizar autonomía y democracia popular.

Es una pena lo que viene ocurriendo y todo indica que los partidos políticos penetraron esos movimientos indígenas y los están contaminando antes de nacer. La intención era darle al resto de las estructuras funcionales del ejercicio del poder público una lección, en el sentido de que sí es posible cambiar las cosas, pero algo no está saliendo del todo bien, qué lástima.

Agüero y sus propiedades

agüero y sus propiedades

Cuando en su oportunidad aseveramos que el alcalde de Jiutepec, Manuel Agüero Tovar, venía desviando millones de pesos del presupuesto público para enriquecerse, no sólo estábamos en lo correcto, más bien nos quedamos cortos.

El alcalde -no se debe olvidar que le robó el cargo a Rafael Reyes en el 2015- viene autoarrendando inmuebles de su propiedad para diversas dependencias y oficinas de la Presidencia municipal. En su oportunidad hablamos de casos como el servicio de grúas; la venta de alimentos a las corporaciones policiacas, el espacio del corralón y hasta de un grupo musical que ameniza los eventos públicos. Todo eso es negocio personal y de familia.
Ahora resulta que bajo la modalidad de comodato, y a través de presta nombres, subarrenda un edificio por el que paga más de 104 mil pesos al mes para las direcciones de Obras Públicas, Catastro y otras áreas están ahí.
Incluso acepta que se trata de herencias familiares, el señor triangula a través de la esposa de su oficial mayor, de nombre Gladys Liliana García Tapia, quien en el contrato, se hace pasar por la subarrendataria de la empresa grupo Galveg de México, S. A. de C. V..
El inmueble está frente a la parada de la Cruz en esa cabecera municipal, Galvarino Sepúlveda Mercado, es el funcionario socio del alcalde.
Es verdaderamente increíble el grado de perversión de estos «servidores públicos» del «gobierno amigo», y que lleguen tan lejos.
Personajes de tal calaña deben ser llamados a cuentas, y ponerlos en el lugar que les corresponde, tras las rejas, porque se trata de delincuentes consumados frente a los que no se debe tener consideración alguna o en todo caso ¿para que sirven las instituciones competentes en salvaguardar el interés social?

 

 

Dependencias, uso electoral

Dependencias, uso electoral

Entre las muchas lastimaduras que la sociedad padece de parte de sus «autoridades», está aquella relacionada con el abuso de quienes manejan las instituciones públicas, que operan con dinero del pueblo y que por lo tanto, tiene que ser transparentemente aplicado.
No es cosa novedosa, pues desde que tenemos consciencia de lo que ocurre en nuestro país, sabemos que quienes ejercen poder aprovechan la oportunidad para desviar recursos, equipo y personal para favorecer a sus respectivos partidos en materia electoral.

Y eso no es privativo de un solo partido, todos lo hacen a su manera, pero en esta ocasión y en torno al proceso electoral que ya vivimos en la entidad, la información refiere que desde la federación, le han puesto a disposición al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno estatal, Jorge Meade Ocaranza, nueve delegaciones federales a fin de que se apoye en ellas para inducir «voluntades» en su beneficio y también del aspirante presidencial, José Antonio Meade Kuribreña.

Ocaranza ya comenzó a hacer los nombramientos correspondientes en ese sentido, por eso colocó a Otilio Rivera Navarro como su sucesor en Sedesol. Hizo lo propio con Jorge Schiafino en la delegación del ISSSTE y acaba de designar al ex presidente del CDE tricolor, Rodolfo Becerril Straffon como el titular de la delegación federal del trabajo.

Pero están en puerta seis más, en las delegaciones de la Sedatu, Sagarpa, Conducef y Profeco, por citar algunas. Desde luego que los afortunados no cumplen con los perfiles, en la mayoría de los casos, para tales responsabilidades, porque obedecen a intereses político-electorales, no para dar cumplimiento a los programas en función de la ciudadanía.

Es pues desafortunado que en pleno siglo XXI los mexicanos y en este caso los morelenses sigamos siendo objeto de toda clase de manipulaciones y corruptelas con base en el dinero, producto de nuestros impuestos, pero lamentablemente ésa sigue siendo la realidad.
Se utilizarán los programas y apoyos para comprometer votos a favor de quienes tienen el control institucional y no se vale.

«Ladrón que roba a ladrón… en Jiutepec»

El presidente municipal de Jiutepec, Manuel Agüero Tovar aparentemente ha venido pagando «favores» y extorsiones, por cuenta del erario público, desde el inicio de su administración.

Esto se dio a conocer luego de ventilarse en redes sociales los mensajes de texto entre uno de los regidores y Elías Sánchez Terán, propietario de un «medio de comunicación» dedicado a prácticamente extorsionar.
El regidor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Primo Blas García, es compadre de este personaje, que varias veces ha sido utilizado para «golpear» a los oponentes de Manolo Agüero, así también como para difundir ampliamente su obra pública.
Los detalles del chat, que se realiza en tono tenso, revelan apoyos que no le han entregado como se había acordado, a pesar de la información que se sacó sobre el predio Los Venados y su compra, que por “compromiso” entre el alcalde y el gobernador Graco Ramírez tiene que arreglarse, dice el mensaje.
Sánchez Terán amenaza también al regidor con ventilar las aviadurías que se tienen en los ayuntamientos de Cuernavaca y Jiutepec, si no le liberan de manera pronta su “apoyo”, lo que provoca que de manera casi inmediata el funcionario municipal comente que gestionará y que le mandarán “su agradecimiento” incluso con entrega a domicilio.
El actual Gobierno de Jiutepec paga por el silencio de un par de defraudadores, quienes además se dice tienen a varios parientes en la nómina. Elías Sánchez (acomodó a su esposa e hijos) y continúa metiendo gente a la plantilla laboral del ayuntamiento, ya que en otro de los mensajes le pide al regidor que vea el asunto de su hermano.
Adicionalmente, ambos alardean de ser “operadores” de Agüero Tovar para la contratación de personal o representantes para la próxima campaña política, porque hay pantallazos también de enero pasado donde hablan de los planes a futuro.
Tanto Sánchez Toledo como Primo Bello se dice están también relacionados con los cárteles locales del narcotráfico, y por ello su respaldo y las peticiones al alcalde perredista, que quién sabe por cuánto tiempo ha venido pagando por los servicios.
Manolo Agüero financia el medio de comunicación de Sánchez, donde se han visto ataques a su opositor Rafael Reyes, así como también el despliegue de las actividades que promueve el ayuntamiento; a menos de un mes de que inicien las campañas políticas, cuando se postulará otra vez para una diputación local.

 

 

 

Nuevamente Cuernavaca se hunde en deudas

Nuevamente Cuernavaca se hunde en deudas

La capital del estado, durante el proceso electoral, le apuesta a dejar atrás un serio problema de incapacidad de sus autoridades municipales, que la han abandonado y descuidado a tal grado que hoy refleja un lamentable rostro de suciedad, baches por todas partes, calles obscuras por deficiente alumbrado, problemas de agua potable y desde luego ausencia de obra pública.

Lo más preocupante es que mientras la inversión social está extinta, las deudas y los pasivos continúan creciendo. A la administración anterior 2013-2015 se le criticó mucho por la escasa inversión social; sin embargo, logró mantener el control financiero luego de haber recibido una comuna en quiebra por parte de Manuel Martínez Garrigós.

El hoy morenista y el abogado Rogelio Sánchez Gatica dejaron una deuda de dos mil 480 millones de pesos, que se antojaba impagable, cuando Cuernavaca en el 2009 tenía una deuda pública de poco más de 34 millones de pesos únicamente.

Con base en una reducción de salarios a mandos medios y superiores Jorge Morales Barud disminuyó el gasto corriente. La nómina en diciembre del 2015, era de cuatro millones 70 mil pesos mensuales.

Para diciembre del 2016, el primer año de Cuauhtémoc Blanco como alcalde, esa nómina era ya de nueve millones, 40 mil 938 pesos al mes; es decir, un incremento del 122% respecto de un año antes y, con todo lo anterior, también los pasivos han ido a la alza.

En la entrega recepción en enero del 2016, el gobierno de Blanco Bravo recibió una deuda de mil 270 millones 860 mil pesos, es decir, casi un 50% menos que la heredada por Martínez Garrigós; pero para finales del 2016 ésta era ya cercana a los mil 400 millones de pesos. Es decir, fue creciendo de nueva cuenta, pero sin inversión de carácter social.

Incluso en lo que se refiere a pasivos derivados de la no entrega de aportaciones al Instituto de Crédito, hay un grave descuido. El antecesor del hoy edil dejó pagos pendientes por 24 millones 303 mil pesos, provenientes de la administración 2009-2012, pero hacia diciembre del 2016 esa suma se acercaba ya a los 50 millones de pesos, o sea, creció más de doble.

Bueno, incluso en lo referente a la deuda que el Ayuntamiento capitalino tiene con el SAT las cosas están muy complicadas, porque mientras que en diciembre del 2015  los pasivos eran de 49 millones 193 mil pesos, al año siguiente se situaron en los 83 millones de pesos, cosa por demás preocupante.

La administración municipal que encabezó el ex gobernador Morales Barud logró sacar al municipio de Cuernavaca del Buró de Crédito en el que se encontraba por el endeudamiento e incumplimientos de la gestión 2009-2012, incluso certificadoras internacionales como Standard & Poor’s otorgaron al Ayuntamiento de Cuernavaca nuevas calificaciones que lo ubicaban nuevamente con capacidad crediticia por su cumplimiento y saneamiento financiero.

Hoy la capital del estado se encuentra nuevamente sumergida en pasivos, incumplimientos, caos financiero, anarquía administrativa y no sólo la deuda ha crecido desmesuradamente, sino la propia nómina, tanto de la alta burocracia como de los niveles más bajos

El nuevo “Palacio” Legislativo

Por presiones de un grupo mayoritario de diputados locales, ayer se inauguró el nuevo “Palacio” Legislativo ahora instalado cerca del mercado Adolfo López Mateos (ALM). La obra, números más, números menos, será facturada con un costo cercano a los 500 millones de pesos.

A decir verdad, es de muy buen gusto, porque su diseño es moderno y además está muy bien equipado; entre otras cosas, dispone de una pantalla gigante desde la cual los propios legisladores podrán observarse a sí mismos durante el desarrollo de las sesiones, y cuenta con varias cabinas seguramente para transmitir en vivo los trabajos legislativos.

Y ahora ya los «exquisitos personajes» se aseguraron de crear barreras físicas, a fin de no ser molestados por quienes asistan al recinto; incluyendo a los representantes de los medios de comunicación, porque hasta eso les causaba molestia e incomodidad en el viejo recinto.

Es pues un espacio suntuoso, oneroso a todas luces dispendioso, lástima que quienes van de salida en la actual legislatura no sean merecedores de tan excelsas atenciones, porque han faltado al compromiso con sus representados, pues traicionaron una y mil veces su confianza y capitalizaron de manera personal todo lo que pudieron.

Bueno, verdad o mentira, pero del evento de ayer, se asegura que la presidenta de la mesa directiva, Beatriz Vicera Alatriste, recibió 34 millones de pesos de los cuales supuestamente la ex pedicurista de Maricela Sánchez, destinó 1.5 millones de pesos para «socializar» el tema a fin de calmar los ánimos de comerciantes que amenazaban con echarles a perder el festejo.

Es decir que hasta el final estarían aprovechando toda oportunidad para cobrar facturas, a fin de validar acciones ilegales.

Por eso decimos que esa es, por lo menos frente a la absoluta mayoría de los diputados locales, la nueva cueva de delincuentes de cuello blanco.

Lo que se pudo saber, es que la obra está aún al 80 por ciento de avance, por lo que aún buena parte de los servicios no funciona y el equipamiento está a medias, de ahí que se tuviera considerado inaugurar el inmueble con la llegada de la nueva Legislatura el primero de septiembre, pero los desfachatados “representantes populares” actuales demandaron acelerar las cosas porque anciaban estrenar.

PRI, la plaza entregada

PRI, la plaza entregada

A partir de la llegada de la alternancia política en el país y en el estado, el priismo local parece haber empezado a ser moneda de cambio para su dirigencia nacional y ha tenido que conformarse con pequeños espacios que son insuficientes para sus cuadros electorales.

La falta de oportunidades ha derivado en fugas importantes que lo tienen bastante disminuido y que, muy anticipadamente, advierten una derrota hacia la justa del próximo primero de julio; pero de lo cual pareciera haber ya plena conciencia de sus principales actores.

Nosotros sostenemos -con base en una serie de datos- que en la elección del 2012 igual que parece haber ocurrido en el 2000, la plaza estaba pactada antes de que iniciara el proceso, pero la diferencia en aquel entonces es que el otrora abanderado tricolor, Amado Orihuela Trejo, fue informado de ello prácticamente el mismo día de las votaciones e incluso pasado el medio día.

Ahora, las señales van en el sentido de que el aspirante del Revolucionario Institucional, Jorge Meade Ocaranza, está consciente de que lleva la consigna de perder y sólo una eventual alianza fáctica lo podría instalar en Palacio de Gobierno.

Y es que no se puede entender de otra manera cuando se aprecia que buscaron los peores candidatos -salvo raras excepciones- para las presidencias municipales, legislaturas locales, federales e incluso en la fórmula al Senado de la República.

Es decir, como que la estrategia es perder a costa de lo que sea y quizás exista el compromiso de rescatar dos o tres ayuntamientos e igual número de espacios en el Congreso local, pero nada más. Si tenías algunas figuras mucho más rentables, la idea hubiera sido buscar ser más competitivos.

Y ni siquiera se trata de una observación de quien esto escribe;  cualquier priista con la camiseta bien puesta asegura que así es y ya sabrá usted la decepción en la que andan, sabedores de que por lo menos durante los siguientes tres o hasta seis años seguirán siendo opositores; aún en el escenario de que el PRI conservara la Presidencia de la República.

Y ¿por dónde va la jugada?

Por encima del interés que los morelenses tenemos de manera natural sobre el desenlace de la justa electoral en proceso y, de quién tomará protesta como nuevo gobernador el próximo primero de octubre, también seguimos de cerca  los movimientos y las tendencias que se vienen dando en lo que toca a la batalla por la Presidencia de la República.

Si a las encuestas de éstos momentos nos atenemos, daríamos por hecho que el abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) estaría con un pie dentro de Palacio Nacional; sin embargo, habría que hacer ciertas reflexiones respecto a lo que está en juego y si en verdad, luego de más de un siglo de dominio en el control del poder público en México, esos monopolios están dispuestos a ceder, con todo lo que ello implica.

Como que se antoja casi un sueño, ya que panistas, priistas, perredistas y aliados se estarían jugando el cuero si AMLO, de ganar, cumple aquello de llamarlos a cuentas y someterlos a los tribunales de justicia, por tan terribles actos de corrupción y complicidad entre todos ellos. ¿Lo van a permitir?

Pero, si así fuera, pues entre los primeros a ser enjuiciados estaría el propio presidente saliente, Enrique Peña Nieto, seguramente buena parte de su gabinete, incluyendo diputados y senadores que han venido convalidando acciones evidentemente contrarias al interés popular y, más aún, a los supremos intereses de la nación.

Ya imaginará usted el despellejadero; en verdad el rumbo del país tendría que ser muy diferente y quizás comenzaríamos una nueva etapa, dejando atrás éste penoso escenario que nos exhibe como los más corruptos en el planeta, acaso superados por territorios verdaderamente en el retraso.

A decir verdad, no creemos que los dueños del dinero y esos grupos poderosos que se han enriquecido a costa nuestra durante más de un siglo estén dispuestos a arriesgar su vida de placeres, comodidades y riqueza. Harán hasta lo imposible por impedirlo y por eso vemos tantos golpes entre los frentes de batalla. Lo más prudente  es que mantengamos la cabeza fría y no festejemos por adelantado. Si el milagro llegara da a darse, sería mucha ganancia.