Presunto homicida, traído por Yañez, es colaborador de Cuauhtémoc Blanco

Rafael García Tijero, acusado de homicidio hace cuatro años, es colaborador en la campaña del candidato a la Gubernatura por la coalición «Juntos haremos historia», Cuauhtémoc Blanco Bravo, reveló el periódico Reforma en un reporte esta mañana.
De acuerdo con las imágenes que difunde el medio de comunicación nacional, García Tinajero ha sido cercano colaborador del alcalde con licencia de Cuernavaca, donde incluso fue nombrado en Servicios de Infraestructura Urbana como director general.
Pero no sólo es amigo del exalcalde capitalino sino también del actual candidato a presidente municipal de Cuernavaca por los partidos PRD y PSD, Julio Yáñez Moreno, quien de hecho fue quien se lo presentó a Cuauhtémoc Blanco, para ser contratado en la administración pública municipal.
García Tinajero se aprecia en más de una foto con armas de fuego y lujosos vehículos y presuntamente fue detenido junto con siete individuos tratando de sepultar a una persona el 6 de febrero de 2014 en una playa de Acapulco.
De acuerdo con el expediente 24/2014-1 del Juzgado Quinto Penal de Guerrero, García Tinajero fue acusado de homicidio e intento de ocultar un cadáver en la Playa de Puerto Marqués, situación por la cual fue puesto a disposición por elementos militares que los descubrieron.
Habrá que ver qué responden los candidatos a Gobernador y Presidente municipal, y sobre todo cuál es el estatus legal de esta persona que se ve goza de buena amistad con él y cuenta con recursos económicos considerables al presumir en redes sociales de varios automóviles y motocicletas de lujo.

Uso faccioso de la ley. Fracasos jurídicos que fortalecen

Ayer fue puesto en libertad sin ser vinculado a proceso el alcalde con licencia de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, quien seis días antes había sido detenido y acusado de ser autor intelectual de un homicidio en la localidad que gobernó y de donde se dijo también era cabecilla de una célula de la delincuencia organizada.

A pesar de esas acusaciones, este personaje y otras siete personas acusadas del mismo delito, fueron liberadas por una jueza que no encontró elementos de prueba de las acusaciones que una semana antes habían hecho tanto el Fiscal General del estado como el Comisionado de Seguridad Pública.

Esta situación ya la hemos visto en otras ocasiones y esta vez tiene un doble significado que tendremos que esperar un tiempo para descifrar, pero definitivamente que huele muy mal. Por un lado todo indica que efectivamente estamos ante un caso de uso faccioso de la ley, porque Alonso Plascencia es también candidato independiente a diputado federal por el IV Distrito de Morelos, donde compite uno de los diputados locales favorito del gobierno en turno: Julio Espín, quien parece tener mucha competencia con el independiente y con un ex gobernador interino.

Sin embargo, al parecer se excedieron al darle un sustito y les salió “el tiro por la culata”, porque ahora el inculpado dice que denunciará por la tortura que recibió en los separos por parte de elementos de la policia ministerial, y no de cualquiera sino del propio comandante. Lo que confirma lo que ya había dicho en el sentido de que era un asunto político y que sólo querían desprestigiarlo. Cierto o no, ya quedó como víctima.

Por su parte el Fiscal dice que apelará la determinación de la jueza, pero lo extraño es que la no vinculación fue para todos los detenidos, pese a ser presuntamente integrantes de la banda denominada “Los rojos”. Lo que sí, es que vimos muy suave a Alonso Plascencia en contra del Comisionado Alberto Capella, quien lo calificó como líder de la banda en Tlaquiltenango. Alonso declaró que estando en detención le habían pedido que dejara la contienda, y de eso ya no mencionó nada.

Por otra parte, en caso de que no se tratase de una acusación sin fundamentos, refleja lo endeble del sistema de procuración e impartición de justicia que seguimos teniendo, pues no puede ser que una puesta a disposición en un caso tan delicado sea tan endeble, esté plagada de tantos vicios como la tortura o que además enfrente a la Fiscalía con el juzgador, porque la primera afirma que en casos donde los elementos probatorios fueron similares sí hubo vinculación. Al tiempo.

¿Ahora sí se aplicará la ley?

Por peculado, ex alcalde de Temixco vinculado a proceso

Tras más de dos años de haber dejado el cargo en medio de graves acusaciones por cuantiosos desvíos económicos del erario, enriquecimiento ilícito y presunta complicidad con la delincuencia organizada, parece que ahora si le aplicarán la ley al exalcalde de Temixco, Miguel Angel Colín Nava.

Un juez del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) lo vinculó a proceso penal, lo cual llevaría a pensar que por fin terminará en la cárcel.

Deberá recordarse que en su oportunidad, fue detenido por esos negros antecedentes, pero quedó en libertad unas horas después, porque las instancias competentes en la materia no contaban aún con los suficientes elementos de prueba para mantenerlo en prisión.

Entre otras cosas, Colín Nava permitió a un grupo criminal apoderarse de cerca del 50 por ciento de las dependencias principales de la comuna, sobre todo las que tienen que ver con manejo de dinero, como Ingresos, la Tesorería, Oficialía Mayor y hasta lo relacionado a la recolección de basura.

En lo que toca a robo del erario, se insistió en que con apoyo de la maña y otros desvíos, construyó su propia clínica en Puebla, porque es médico.

Si el tema va en serio, sería el primero de los ex alcaldes en ser llamado a cuentas y vinculado a proceso.

Quizás pensando que Colín Nava ya la había librado, el candidato del PRD a la presidencia municipal en esa demarcación, David Martínez Martínez, lo acababa de nombrar su coordinador de campaña, «craso error» que seguramente le restará votos.

En el  Día Internacional del Trabajo Cada quien con los suyos.

Terminaron aquellos tiempos en los que el gobierno estatal en turno se abrogaba el derecho de monopolizar la fuerza del sector obrero y a pesar de las distintas expresiones, posturas y pensamientos podía conjuntar en un solo evento, el primero de mayo, a muchos miles de obreros y cientos de organizaciones sindicales.
Pero de unos años a la fecha, producto de la pluralidad y la alternancia política, ese movimiento se ha profundamente pulverizado, lo pudimos ver durante la tradicional parada. Por lo menos fueron cuatro expresiones distintas.
Y como estamos ya inmersos en el proceso de elección, algunos foros fueron aprovechados por candidatos. Fueron los sindicatos cetemistas, encabezados por Vinicio Limón Rivera los que aparecieron en la ruta de desfile tradicional -porque eso fue, que casi no hubo protestas- y ahí apareció el abanderado del PRI a la gubernatura, Jorge Meade Ocaranza.
Detrás de ellos, con algún tiempo de diferencia se presentó el magisterio, conducido por la líder, Gabriela Bañón y luego sectores de corte independiente y Organizaciones No Gubernamentales con un nivel mayor de reclamo.
Algo más tarde y para celebrar el día, el candidato de la coalición «juntos haremos historia» Cuauhtémoc Blanco también se reunió con líderes de algunos gremios de trabajadores, de sindicatos y hasta comerciantes en un evento eminentemente político. El principal reclamo fueron los bajos salarios.
El gobernador Graco Ramírez, en tanto, convivió con los agremiados de la federación Nuevo GrupoSindical de Bulmaro Hernández Juárez.
Ahí y quizás por los reclamos colectivos, habló de la necesidad de un incremento salarial importante, pero no por decreto como proponen algunos, porque eso llevaría a una escalada inflacionaria. Como se pudo ver pues, los obreros, igual que los partidos, enfrentan una profunda división característica de los tiempos actuales.

Marcharán en Cuernavaca por los desaparecidos

El próximo 10 de mayo ha sido anunciada una marcha de familiares de víctimas o desaparecidos de Morelos. Esta actividad pretende visibilizar los casos que con el paso del tiempo se van olvidando, de jóvenes, hombres, mujeres y menores que han sido asesinados sin que se haya esclarecido el móvil, o que simplemente desaparecieron.
Ana Luisa Garduño, representante del Frente de Víctimas del Estado de Morelos, explicó que el motivo de la marcha es para recordar a la sociedad la tragedia por la que atraviesan las familias que han perdido a un ser querido en estas circunstancias.
La movilización, a la cual esperan se sume la sociedad morelense, partirá del monumento a Emiliano Zapata en la zona norte y hará una parada simbólica frente a las oficinas de la Fiscalía General de Justicia del estado. Posteriormente seguirán en marcha hasta el Palacio de Gobierno, sede del Ejecutivo.
“Queremos sensibilizar a las autoridades, específicamente de la Fiscalía General del Estado (FGE), ya que la mayoría de los casos denunciados no han sido resueltos y, en los casos en los que se realizaron detenciones, fue hasta después de que la víctima falleció. Necesitamos que se actúe con más rapidez cuando se hacen las denuncias y que se trabaje en la prevención “, comentó.
“La marcha del dolor”, como ha sido nombrada, ha sido convocada por familiares de las víctimas, por lo que esperan que al menos unas 40 familias del estado acudan.
Se tiene contemplado que se realice un pronunciamiento en el zócalo capitalino, porque en materia de prevención del delito y combate a la inseguridad la autoridad no ha dado ningún resultado satisfactorio. A pesar que el actual gobernador, Graco Ramírez Garrido, se comprometió hace casi seis años durante su toma de protesta, a terminar con la inseguridad en Morelos en un plazo de 18 meses que obviamente no ha cumplido.

Plaza Marina, corrupción y omisión.

La Plaza Marina, en donde la madrugada de ayer sujetos armados abrieron fuego contra las personas ahí congregadas, es otro claro ejemplo de impunidad y corrupción tolerado por el ayuntamiento de Cuernavaca, pues la venta de alcohol e incluso demás estimulantes a menores de edad durante toda la madrugada, no tiene límites.
Han sido múltiples los hechos de sangre e impunidad en dicha plaza, vinculada desde siempre con el crimen organizado.
En marzo del 2016 Carlos Acel Aguirre Montes, hijo de la ex jueza Hilda Montes Delgado, protagonizó una balacera contra guardias de seguridad del interior de la plaza, sin que nada pasara. El ayuntamiento que encabezaba entonces Cuauhtémoc Blanco no hizo nada al respecto.
Luego en noviembre del 2017, en esa misma plaza, fue ejecutado el profesor de matemáticas, Eduardo Reyna Salgado, quedando su acompañante herida también por arma de fuego.
En febrero de este año, tres hombres fueron agredidos a navajazos luego de una riña en la misma plaza.
Estos son algunos de los hechos más sobresalientes que han ocurrido, pero la lista es muy larga y de hecho cada fin de semana ocurren incidentes de golpizas entre consumidores ebrios y accidentes automovilísticos de los jóvenes que sin ningún control consumen alcohol y posteriormente se van manejando.
Ante los hechos perpetrados la Fiscalía General de Justicia tendría que asegurar el inmueble para su labor ministerial y de investigación, en tanto que el ayuntamiento, que encabeza Denisse Arizmendi Villegas, debiera de haber clausurado, aquí si con los sellos que le han puesto a todos los negocios lícitos de la ciudad, para suspender las actividades de estos bares a todas luces irregulares en su funcionamiento.
Empero, no se aprecian ni sellos de clausura ni de suspensión. No se percibe ningún acto enérgico de la autoridad ministerial ni municipal. Lo que si se vislumbra es un nuevo hecho que se suma a la impunidad que en Cuernavaca y en todo Morelos es cotidiana.

Poco interés en las campañas, dicen los morelenses y la inseguridad su principal preocupación

El pasado 12 de abril El Universal publicó los resultados de una encuesta realizada sobre las tendencias de voto para la elección a gobernador en Morelos; ese día analizamos los números que arrojó el estudio presentado en el medio de comunicación, pero hoy tenemos ya todo el documento que presentó Héctor Aarón Aleé López, del Centro de Investigación, Documentación y Análisis del periódico.
De acuerdo con el Reglamento de elecciones del INE el medio de comunicación debe dar a conocer al órgano electoral local los detalles de la metodología, y de ahí obtuvimos datos interesantes.
Aunque Cuauhtémoc Blanco aventaja con mucho a sus competidores, también tiene mayor proporción de opiniones negativas que positivas con 30.8% contra 28.7%. El documento en poder del que esto escribe destaca que en contraste con lo anterior los entrevistados indican que es el candidato de la coalición que encabeza Morena quien, en distintas proporciones, tiene los mejores atributos para gobernar.
Lo que se destaca como atributo que: es el aspirante más cercano al pueblo, quien daría más apoyos a los pobres, el más capaz para gobernar, crearía más empleos, el más honesto y quien combatiría la corrupción y acabaría con la inseguridad en el estado.
No obstante el notorio triunfo de Blanco Bravo en la encuesta, en general los morelenses reflejaron poco interés en las campañas; ya que 65.4% de los entrevistados dijo no haber seguido las que se realizaban hasta el momento de la encuesta.
Además, un porcentaje similar al 60% comentó que no le han generado interés, y a la par mencionó que no le ayudan (las campañas) a decidir por qué candidato votar para gobernador.
El problema más importante considerado por la amplia mayoría de los morelenses encuestados es la inseguridad, ya que 58% así lo manifestó; en segundo sitio la corrupción con
8.8%; mientras que el desempleo ocupó 8.6% de las respuestas.

La encuesta se realizó entre el cinco y el ocho de abril en entrevistas casa por casa a mil morelenses, con credencial de elector y en una muestra que tomó en cuanta la proporción de hombres y mujeres que existen entre la población de la entidad y de adultos jóvenes. El nivel de rechazo fue de 19.73% y el margen de error de +/3.1%.

Consulta el documento completo en: https://wp.me/a9Axbe-nC

¿Trasfondo político detrás del caso Tlaquiltenango? INE revisará, pero sin sentencia siguen vigentes sus derechos electorales

Christian Fragoso, abogado defensor del alcalde con licencia de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, dio a conocer que será el próximo 1 de mayo cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación o no a proceso de su cliente, acusado de autoría intelectual del asesinato de un hombre, en circunstancias que calificó muy extrañas.
“No es común que alguien por sí mismo se presente y diga que cometió un delito y además confiese que fue mandado por otro”, dijo el abogado al salir de la audiencia preliminar que se llevó a cabo en la sede distrital de Jojutla del Poder Judicial la mañana de este viernes.
Luego de que la tarde del jueves fue detenido el alcalde con licencia, ahora también candidato independiente a la Diputación Federal por el IV Distrito de Morelos, la autoridad estatal lo señaló como presunto autor intelectual de un homicidio cometido el pasado 17 de abril, por integrantes de la banda “Los Rojos” que habían sido detenidos previamente y quienes aseguran confesaron o dieron indicios de que el candidato independiente encabeza la plaza como líder de la organización delictiva.
Al respecto, el consejero del Instituto Nacional Electoral, Marco Antonio Baños, en una visita al estado dijo que deberá analizarse el caso con detenimiento, pero mientras no exista una sentencia que le suspenda sus derechos políticos electorales, su candidatura puede seguir vigente.
“Tendremos que analizar el caso en específico, pero si no hay una sentencia que lo considere responsable, lo que resultaría en la suspensión de sus derechos, puede seguir apareciendo en la boleta aunque haya sido detenido y se le vincule a proceso” precisó el consejero.
Enrique Alonso Plascencia podría continuar detenido hasta que se resuelva su situación jurídica el próximo primero de mayo, ya que los señalamientos en su contra son como autor intelectual del homicidio.
En Jojutla, donde fue llevado a comparecer la mañana de este viernes, sus simpatizantes se reunieron a las afueras del recinto judicial, para gritar consignas de apoyo a Enrique Alonso y asegurar que se trata de una estrategia política para quitarlo de en medio en la contienda electoral.

Ahora fue un sacerdote. Crece clima de inseguridad y miedo.

Como si la situación que enfrenta Morelos en este momento en materia de inseguridad no fuera suficiente, la vocería de la Basílica de Guadalupe emitió un comunicado en el que dio a conocer el hallazgo en Cuernavaca, del cadaver del sacerdote Moisés Fabila Reyes.
El presbítero había sido reportado como secuestrado en la capital del país. El tres de abril y posteriormente, el 25 de los corrientes, ubicaron sus restos en la capital morelense. Se menciona que por padecimientos cardiacos, el cura habría fallecido en manos de sus plagiarios, quienes a pesar de ellos, cobraron un rescate de dos millones de pesos.
Aquí lo que inquieta es que de un tiempo a la fecha, se venga eligiendo el territorio morelense para tirar víctimas de la delincuencia organizada, mostrando con ello la ineficacia e inoperancia de la Comisión Estatal de Seguridad Pública.
O sea, que el titular de la misma, Jesús Alberto Capella no viene cumpliendo con su responsabilidad de prevenir la delincuencia y ofrece amplios espacios de omisión que facilita a esas pandillas cualquier acto fuera de la Ley.
Lo del sacerdote Fabila es solo un caso más del preocupado ambiente que vivimos los morelenses en ese sentido. En los recientes días han ocurrido sucesos igualmente alarmantes que acrecientan la percepción de inseguridad y miedo en nuestra sociedad.

Detienen al alcalde de Tlaquiltenango Enrique Alonso Plascencia

Hace unos días me referí en dos artículos a “Las fichitas” que encontraremos los morelenses en las boletas electorales, uno de los primeros en mencionar fue Enrique Alonso Plascencia, alcalde con licencia del municipio de Tlaquiltenango y que fue registrado por el INE como candidato independiente al IV Distrito Federal de la zona sur de Morelos.
Este personaje, fue detenido hace unas horas por la Policía Científica y de Investigación (PIC) presuntamente acusado o relacionado con el delito de homicidio, en contra de un hombre, cometido apenas hace unos días.
Aunque la información detallada no ha sido proporcionada por las autoridades, la Comisión Estatal de Seguridad Pública confirmó la detención y circulan en redes sociales varios videos con la detención de Alonso Plascencia custodiado hacia la cárcel municipal de Zacatepec, municipio donde aparentemente se encontraba haciendo campaña y donde fue detenido.
Es más, sus seguidores se encuentran a las afueras del recinto oficial en espera de que sea trasladado a instalaciones de la CES en Cuernavaca o a los juzgados en Atlacholoaya.
Alonso Plascencia tiene una larga historia de señalamientos, ya que desde el 2009 fue detenido también en el estado de Chiapas, cuando fue encontrado en flagrancia intentando introducir al país de manera ilegal a varios indocumentados guatemaltecos.
Posteriormente, en el 2012 quiso participar como candidato a la presidencia municipal y no lo logró, pero en 2015 se presentó como aspirante a la presidencia municipal de Tepalcingo abanderado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), por quien logró convertirse en alcalde.
Los primeros meses de su administración municipal cuestionó la operación del Mando Único Policial, figura jurídica que impugnó con el apoyo del entonces senador perredista Fidel Demédicis; quien ahora lo acompaña como candidato independiente a la gubernatura.
El enfrentamiento con el gobernador Graco Ramírez ha continuado, pero las acusaciones en su contra no han quedado ahí, sino que el año pasado revelaron que podría estar relacionado con la delincuencia organizada, ya que se le menciona en una grabación de audio donde presuntamente se dice que varios alcaldes de la zona sur de Morelos fueron financiados por la banda de “El Carrete”, que sería una derivación de “Los Rojos”.
De acuerdo con fuentes de la zona sur de Morelos, “los simpatizantes” de Alonso Plascencia rodean la cárcel municipal en donde se encuentra detenido, lo que ha provocado un fuerte operativo e incluso el cierre de un carril de la carretera Jojutla-Alpuyeca.